Tiempo  5 horas

Coordenadas 3205

Fecha de subida 4 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
1.504 m
51 m
0
14
29
57,81 km

Vista 82 veces, descargada 0 veces

cerca de El Ejido, Andalucía (España)

Recorrido por la Falda sur de Sierra de Gador, subiendo por Celín (Dalias) y bajando por el Peñon de Bernal, el recorrido es por asfalto y pistas de tierra, la pista en la bajada suele estar en mal estado.
El tramo mas duro lo tenemos una vez dejamos el arroyo de Celín, la bajada es estupenda para meter todo el desarrollo y pedalear a tope, con cuidado en los tramos mas rotos por supuesto.
.....
En el municipio de Dalías se pueden disfrutar de grandes espacios naturales, con abundancia de de agua y flora. Área Recreativa de Celín: Esta área recreativa se ubica en el entorno de la Fuente y Arroyo de Celín y a los pies de la Sierra de Gador, está acondicionada para hacer picnic y descansar tranquilamente disfrutando de la naturaleza. Rutas para realizar Senderismo: En el entorno del Arroyo de Celín hay marcados trazados y rutas para realizar senderismo en las estriaciones de la Sierra de Gador. Rambla de Almacete: Ruta que transcurre entre Dalías y Celín, en este trayecto se puede disfrutar de los paisajes Típicos de La Alpujarra y además en el camino te acompaña el sonido del agua de las acequias y fuentes que jalonan el recorrido.
.
.....
Actualmente no se desarrolla gran actividad en esta sierra, salvo el pastoreo, la cacería (especialmente de perdiz), la visita de curiosos, y la práctica del senderismo o escalada (en el barranco de Cacín especialmente), además de una planta de energía eólica en la zona de Enix, o numerosos repetidores de televisión en Nuevo Mundo.
.......
La sierra de Gádor, como todas las sierras costeras del sureste peninsular, tenía en tiempos una cubierta vegetal homogénea que consistía principalmente en encinas, aunque también se podían encontrar robles. El bosque se fraguó aprovechando el pico de humedad ocurrido durante la pequeña Edad del Hielo ocurrida hacia el año mil seiscientos. Aunque progresivamente las condiciones de aridez se fueron imponiendo, el bosque se pudo mantener. La bóveda arbórea proveía sombra y frescor, permitiendo la germinación de las bellotas.

El aspecto desolado que presenta en la actualidad no se debe, sin embargo, a la llegada del clima semiárido. No ha sido una cuestión de mala suerte la desaparición de los Quercus. La mano del hombre ha tenido que ver en ello. Por eso se habla de desertificación. Y es que los desiertos pueden tener dos causas: las exclusivamente climáticas como ocurre en Atacama o el Sáhara, o aquellos lugares en los que, además del clima, interviene el ser humano

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta