Tiempo  8 horas 48 minutos

Coordenadas 4618

Fecha de subida 19 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
1.518 m
490 m
0
22
45
89,32 km

Vista 44 veces, descargada 1 veces

cerca de La Esperanza, Andalucía (España)

IBP - BYC 185

La Sierra de Loja es un inmenso Lapiaz, un grano inmenso e imponente que aparentemente no dice nada, por intuir a simple vista carente de vida, excepto.....hasta que te internas en él y vas descubriendo toda la vida que entraña. Paisajista, cromática, visual y ganadera.

Miles de cabezas de ganado ovino de raza con denominación propia pastan a su libre albedrío por estos pagos de apariencia lunar, carentes de agua, que vistos desde la distancia es un erial de roca inerte y desnuda. Sorprendente es, que cuanto más asciende de altura, es donde más vida alimento y agua ofrece a tantos rebaños de ovejas. Son miles y miles de ellas.

Por el clásico camino de Los Pajonares accedemos a la zona alta, al Charco del Negro donde un manto verde y flores primaverales inunda su gran pradera bajo la cuerda de un gran farallón de roca.

Tras el primer descanso del día, continuamos ascendiendo hasta Cueva Horadada y por el Quejigal, por la base del Cerro de Las Cabras descender a Fuente Alta hacia la Majada del Tostado y la Majada del Tío Asadura. Aquí observamos que a pesar de que transitamos por terreno kárstico, un manto verde cubre toda la majada. Es sorprendente en un terreno "lunar" encontrar praderas verdes llenas de vida, de las cuales los grandes rebaños de ovejas se alimentan. En esta majada observaremos como el hombre busca los medios para almacenar agua de forma natural. Aljibes construidos para aprovechar el agua de lluvia con sus abrevaderos para el ganado.

A partir de aquí, el camino se desdibuja pero no tiene dificultades. Nos dirigimos a otra majada. La del cortijo de la Fuente del Espino que antecede a otro lugar sorprendente y bello. Para mi el que más de todos: Charco del Nevazo Largo. Es el charco (laguna) más grande de esta Sierra Gorda de Loja. Una pradera de manto verde embellece todo el charco así como todas las inmediaciones de la base del Cerro de la Cruz.

Continuamos camino pasando por el Cortijo del Cortijuelo Alto y Cortijuelo Bajo hacia el Área Recreativa de la Fuente de Las Parideras y los Llanos de Zafarraya.

La fuente de Las Parideras cosa rara no tiene agua (por la gran cantidad de lluvia caída este año). Está seca.

En Los Llanos de Zafarraya, por el camino de los Sifones nos dirigimos a la Sierra de San Jorge por Alfarnate.

Alfarnate es un pueblo donde al entrar en él, sientes la sensación de que el tiempo se ha detenido. Yo siento una paz total en el ambiente. En la fuente aguamos y reponemos fuerzas, pues la PAZ antecede al calvario que está por llegar...

Por la carretera M-155 salimos de Alfarnate al cruce con la A-4152. Justo al encuentro con ella, al frente comienza el camino del Fraile. Son poco más de dos kilómetros infernales....los peores del recorrido. Terreno muy descompuesto, mucho guijarro y piedras sueltas que no son pequeñas precisamente. Los "patinazos" y derrapes son una constante en estos zigzag entre curva y curva. La máxima pendiente es del 22% pero en ese terreno equivale al 30%. Cierto que todo el tramo no tiene ese desnivel, pero es arduo y dificultoso pedalear por él.

Superado el escollo en el Collado del Fraile, una gran bajada en dirección a Villanueva del Trabuco nos conduce al inicio del camino que nos lleva a otra obra de arte de la Naturaleza: La Fuente de los Cien Caños (o ciento uno).

La belleza que emana como la misma agua en la base de la pared de roca de esta Sierra de San JOrge es sublime. Contemplar la riqueza del enorme caudal como fuente de vida del líquido elemento es sumamente agradable y placentera.

Hoy hemos tenido la suerte que el nacimiento está en su máximo esplendor. En otras ocasiones no ha sido así y cambia de la noche al día contemplarlo con agua, con mucha, mucha agua que con poca, poca.

Vamos quemando etapas y de este recorrido circular en sentido horario, ya vamos hacia Fuente Camacho. El día ha estado bien climatológicamente, pero el cielo se tornado un tanto gris....el gris cada vez es más oscuro, terminando por ser negro.

Truenos y relámpagos, unas gotas y cada vez más. Un poco antes de llegar a Fuente Camacho, la tormenta es de órdago. Llegamos justo a tiempo de refugiarnos en el Bar López. Bendito Bar López porque la que se lió fue ¡¡¡¡TREMENDA!!!!. El agua caía con furia desmesurada. No era llover, era ¡¡¡DILUVIAR!!!.

Estoicamente mirando tras la ventana como diluviaba, entre cervezas fuimos asumiendo de la que nos habíamos salvado in extremis.

El cielo se abrió, y el sol se recuperó. Nuevamente en la peana y por el carril paralelo al Arroyo Salado hacia Río Frío. Pasada las vías del AVE continuamos bajando al encuentro del Río....

Al llegar, sorpresa. El Río se ha llevado el puente de madera... Vadearlo es imposible. Antes de llegar al vadeo, un señor merienda dentro de su todo terreno (creo que es de La Atajea). Pregunta obligada: Disculpe, ¿cómo podemos llegar a Riofrío?....

Toca desandar y seguir el camino de la Acequia Dulce. De inicio no damos con ella pues nos adentramos en un olivar que no correspondía, pero chiken, como buen "sabueso" rastreador que es, encuentra el camino para solucionar el entuerto.

Una vez en Riofrío, dirección al Hotel Rural La Almazara y por la vía de servicio dejarnos caer a Loja.

Como siempre, un gran día con ZZyZ. Amigos, compañeros, ha sido un placer. Nos vemos en la próxima

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta