-
-
1.155 m
946 m
0
11
22
44,2 km

Vista 3032 veces, descargada 16 veces

cerca de Torremocha del Campo, Castilla-La Mancha (España)

Itinerario variado por esta zona geológicamente tan interesante, pues es nexo de unión entre el sistemá ibérico y el central, y se encuentran restos de la evolución terrestre. También es muy interesante la Historia de Moros y Cristianos, y la antropología rural, permacultural y transhumante. Las rodadas tomarán por todo ello un cariz épico.
Dejamos el vehículo de aproximación en Torremocha, cerca de la fuente y la ermita. Atravesamos el pueblo y descubrimos un antiguo taller de bicis de principios de siglo en su entrada. Tomamos pista asfaltada hasta Torresaviñan, y tras pasear por sus callejas, iglesia y lavadero, afrontamos la subida al castillo, en dura rampa, oteadero previlegiado, en estado de avanzada ruina, pero con el encanto de sus praderas y huecos.
Retornamos a nuestro trayecto, y enseguida enfilamos por pistas agropecuarias camino a Fuensaviñan, deteniendonos en medio en e un Navajo (laguna en dolina) lustroso, y después en el merendero y fuente de la población. Salimos por las eras y nos dirigimos trás cruzar el ave a un bosque de robles sobre fondo arenoso, pasando por una laguna donde se nos aparece la ranita de san antón, y continuando por graveras y fincas de caballos hasta Navalpotro. Tras tertuliar con algún habitante, bajamos hacia la fuente lavadero, y después nos adentramos en otro tramo de robledal y praderios, con abundante agua este año. Abandonamos la pista que traemos pero no el reguero, y por unas tenadas seguimos ese curso de agua, aprovechando trochas sutiles por su orilla y aveces por dentro del curso ante la proliferación de zarzas y espinos, toda una aventura superable con ánimo y esfuerzo.
Tras este tramo de lenta progresión pero máxima satisfación salvaje, llegamos de nuevo a una pista celltibérica, que nos llevará a las inmediaciones del Sotillo, a donde entraremos por carretera. Todos estos pueblos en esta época y entre diario están deshabitados, cuesta encontrarse a alguien.
Por pista asfaltada nos llegamos a un desvío que haremos a propósito para ir a visitar a los monges, y de nuevo tendremos que prácticar el bike riverin, pero merecerá la pierna pues el paraje es espectacular y exclusivo.
desandamos hasta el cruce y enfilamos el valle del Sotillo, con sus álamos flameantes, en fácil trialera. Al llegar a la carretera, siguiendo el rumbo y pisandola escasos metros tomamos pista a la derecha, que entre sembrados y encinas nos llevará hasta Algora en rectilineo y casi tendido recorrido al galope. De Algora, dada nuestras ya mermadas fuerzas, cogemos la pista de servicio de la N2, viendo que seria de más rodeo otra alternativa más silvestre, y retornamos directamente al punto de inicio, jugando a ir sin manos tirando flechas con arco a los vehículos que nos cruzamos, como si fueran patos de feria.
De nuevo en Torremocha, satisfechos de esta nueva y original odisea btt del día.
la vereda a veces se convierte en cauce con agua, sobre todo en primavera
Fosiles
TORREMPCHA06:01:13 PM

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta