Tiempo  3 horas 38 minutos

Coordenadas 9333

Fecha de subida 14 de agosto de 2014

Fecha de realización agosto 2014

-
-
982 m
714 m
0
10
20
40,47 km

Vista 1616 veces, descargada 20 veces

cerca de Turleque, Castilla-La Mancha (España)

Nuevamente recibo una invitación para pedalear por las áridas tierras manchegas, la cual no pude rechazar.

No se que tienen estos polvorientos y tórridos caminos que me fascinan.

La propuesta es partir desde Turleque, un pequeño pueblo de Toledo, hasta el Castillo de Mora, bordeando para ello el embalse de Finisterre.

La ruta es sencilla, tras pasar por la ermita del Cristo en Tembleque, hay que cruzar la presa del embalse. Más adelante, pasamos por el pueblo abandonado al que llaman Raneras. Enseguida viene la única dificultad de la ruta, un pequeño y pedregoso sendera que sirve para atravesar unas colinas. Aquí, tanto en la subida como en la bajada, las 29" marcan la diferencia.

Ya solo queda subir al Castillo y disfrutar de sus inmejorables vistas de Mora, inmensos olivares, viñedos y la llanura interminable. Se llega a ver hasta la Sierra de Madrid.

CASTILLO DE PEÑAS NEGRAS - MORA

Se alza sobre un alto y áspero cerro rocoso, largo y estrecho, a unos 3 kilómetros al este de la población por la carretera CM-410. Es un importante e histórico castillo, quizá el más fuerte de toda la provincia de Toledo por su situación roquera, y que sirvió de eficaz defensa de Toledo y su tierra en los azarosos días del rey Alfonso VII.

Localización:
El castillo de Peñas Negras se yergue sobre un alto y áspero cerro rocoso, largo y estrecho, a unos 3 kilómetros al este de la localidad de Mora por la carretera local que lleva de Mora a la carretera CM-410, en la provincia de Toledo.

Historia:
El de Peñas Negras es un importante e histórico castillo, quizá el más fuerte de toda la provincia de Toledo por su situación roquera, y que sirvió de eficaz defensa de Toledo y su tierra en los azarosos días del rey Alfonso VII. Fue construido en el siglo XII por orden de éste rey, siendo su alcaide Munio Alfonso, jefe de la milicia toledana que desde él lucho reiteradamente contra los almorávides, quienes lo apresaron en una emboscada enviando su cabeza a Córdoba y su cuerpo a su esposa.

Este castillo sustituyó al otro anterior, árabe y del que no queda nada, situado probablemente en el casco urbano de la villa, muchísimo menos fuerte que el actual y varias veces conquistado y perdido.

Fue dado como dote por Alfonso VIII a su esposa Leonor de Inglaterra, y cedido poco después a la Orden de Santiago, junto con la villa, formando una encomienda. Siguió siendo de la Corona pero se cedió su tenencia, aunque no su propiedad, a Don Francisco de Rojas, señor de Mora y Layos. Tras de servir de prisión de Estado varias veces por su gran seguridad, se dice que aquí estuvo preso César Borgia, fue donado al Ayuntamiento de Mora.

Descripción:
El castillo de Peñas Negras es de planta irregular y se alza sobre un alto y áspero cerro rocoso, largo y estrecho, que resulta inexpugnable por el oeste, donde se abre un curioso postigo por el que se puede bajar desde el castillo a través de un pozo que tiene una escalera de caracol, y de la que hoy apenas quedan tres peldaños.

El recinto principal cuenta en su centro con la torre del homenaje, que lo divide en en dos partes, hoy incomunicadas. También en el recinto principal hay restos de una atalaya en el sur, y en el norte, al final del alargado patio, restos de otra torre. La mayor parte de la zona este del recinto principal está separada del patio de armas del segundo recinto por un estrecho foso excavado en la roca. En la muralla que separa los dos recintos hay un postigo que debió tener un puente levadizo, pues está abierto sobre dicho foso.

La torre del homenaje es de planta cuadrada y tuvo al menos dos pisos. En su lado este estuvo la puerta, de la que hoy sólo queda una escalinata.

El recinto exterior está formado por un patio de armas alargado limitado por un antemuro con varias torres, del que quedan escasos restos. Este recinto posee una puerta al norte, abierta sobre grandes peñascos, y otra puerta más pequeña al sur, cerca de la escalinata que conduce al primer recinto. En la plaza de armas hay una entrada a un túnel, hoy tapado, que conducía a las estancias subterráneas.

Al sur, el 'buque' que forma el alargado castillo termina en una atalaya.

Estado de conservación:
Aunque el conjunto estaba muy destruido y sus materiales originales posiblemente hayan sido reutilizados en otro lugar, al menos los de sillería, en los últimos años la Asociación del castillo de Peñas Negras ha estado trabajando en su recuperación a través de un Plan Director, y según informa Martín Lázaro, vicepresidente de la Asociación Castillo de Peñas Negras, las campañas de recuperación van viento en popa, varias escuelas taller han pasado ya por él y la Junta de Comunidades se ha comprometido a que haya una próxima edición de esta escuela. La torre del homenaje está en plena restauración, y se pueden realizar visitas concertadas al castillo y a la localidad de Mora.

Castillo

Castillo de Peñas Negras - Mora

El castillo de Peñas Negras es de planta irregular y se alza sobre un alto y áspero cerro rocoso, largo y estrecho, que resulta inexpugnable por el oeste, donde se abre un curioso postigo por el que se puede bajar desde el castillo a través de un pozo que tiene una escalera de caracol, y de la que hoy apenas quedan tres peldaños. El recinto principal cuenta en su centro con la torre del homenaje, que lo divide en en dos partes, hoy incomunicadas. También en el recinto principal hay restos de una atalaya en el sur, y en el norte, al final del alargado patio, restos de otra torre. La mayor parte de la zona este del recinto principal está separada del patio de armas del segundo recinto por un estrecho foso excavado en la roca. En la muralla que separa los dos recintos hay un postigo que debió tener un puente levadizo, pues está abierto sobre dicho foso. La torre del homenaje es de planta cuadrada y tuvo al menos dos pisos. En su lado este estuvo la puerta, de la que hoy sólo queda una escalinata. El recinto exterior está formado por un patio de armas alargado limitado por un antemuro con varias torres, del que quedan escasos restos. Este recinto posee una puerta al norte, abierta sobre grandes peñascos, y otra puerta más pequeña al sur, cerca de la escalinata que conduce al primer recinto. En la plaza de armas hay una entrada a un túnel, hoy tapado, que conducía a las estancias subterráneas. Al sur, el 'buque' que forma el alargado castillo termina en una atalaya.

1 comentario

  • me myself 23-ago-2014

    Muy buena ruta en muy buena compañía. Un saludo a todos.

Si quieres, puedes o esta ruta