Tiempo  8 horas un minuto

Coordenadas 1782

Fecha de subida 12 de agosto de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
216 m
-2 m
0
9,6
19
38,28 km

Vista 15 veces, descargada 1 veces

cerca de Valdoviño, Galicia (España)

Distancia recorrida: 38,3 km (08:01)
Altura Mínima: 0 m
Altura Máxima: 216 m
Ganancia Altitud: 846 m
Pérdida Altitud: -859 m
IBP index: 46

En el año 2018 comenzamos nuestro periplo por el Camino Natural de la ruta del Cantábrico que va desde Ribadeo hasta la localidad de Ladrido. Hicimos 4 jornadas que nos llevaron desde Ribadeo hasta O Barqueiro y como el viaje nos gustó no fue dificil decidir que había que continuar rodando por la costa gallega. Y es así como en este 2019 decidimos continuar saliendo donde lo dejamos el año pasado y llegando hasta Ferrol por todo la costa en 5 jornadas con un montante aproximado de 225 km.
La logística de este viaje cambió un poco. El año pasado dormiamos en cama pero en esta ocasión decidimos probar con la tienda que nos daba algo más de libertad. La ausencia de camping por esta zona de la costa nos obligó a hacer dos noches de acampada libre (Ortigueira y Teixido) y el resto en camping. Llevar material ultraligero te permite rodar y disfrutar el máximo del terrerno sin sacrificar un mínimo de comodidad en las pernoctaciones. De cualquier forma nuestra filosofía es muy clara se trata de rodar lo mas pegados a la costa, a ser posible fuera del asfalto, con kilometrajes entre 40 y 50 km lo que te da pie a hacer turismo y saborear lo mucho y bueno que nos ofrece la costa gallega. Vamos lo que siempre se llamo "cicloturismo" en su mejor esencia.
En cuanto a la logística del viaje dejamos el coche aparcado en el aparcamiento publico y gratuito que hay en O Barqueiro y la vuelta hicimos Ferrol- O Barqueiro en tren Feve (no tuvimos problemas con las bicis).

Las etapas quedaron repartidas de esta forma:
1 O Barqueiro-Espasante-Oritigueira
2 Ortigueira-Cariño-San Andrés de Teixido
3 San Andrés de Teixido-Cedeira-Valdoviño
4 Valdoviñó-Litoral Costa Artabra-As Pozas
5 As Pozas-As Pozas


Ruta 4: Valdoviño-As Pozas

Bonita ruta que nos va a llevar desde Valdoviño hasta As Pozas pasando por la senda Litoral Costa Artabra por un terreno muy variado y muy poca carretera y con un valor añadido muy importante y es que se trata de un recorrido muy costero y panorámico que pasa por unas playas que son pa quitarse el sombrero.
Salimos de Valdoviño primero por una paseo marítimo y posteriormente rodando por una senda que bordea la laguna Frouxeira, un paseo muy agradable para entrar en calor y de los que se agradecen para esas primeras horas de pedaleo. El paseo no bordea toda la laguna e inevitablemente tenemos que continuar por la carretera AC-116 que dejaremos en 1 km. girando a la dcha. para meternos de lleno en la playa de Frouxeira. Por unas pasarelas de madera nos adentramos en la zona de dunas y llegamos hasta la playa donde decidimos rodarla entera. La arena estaba un poco blanda lo que nos obligó en algunas zonas a poner pie a tierra pero aunque tengas que hacerla andando merece la pena. Salimos de la playa y de nuevo por pasarelas de madera llegamos a una zona de aparcamiento desde donde cogemos la carretera que nos lleva hasta el Faro Punta Frouxeira . Es el faro más peculiar de toda la costa gallega. A mi modo de ver una auténtica cagada. Tiene por los alrededores unas antiguas instalaciones militares que merecen la pena una pequeña visita. Estas instalaciones junto con las del Alto de Campelo y las de Cabo Prior formaban en los años 30 las costa mejor artillada del mundo. Una pena que la miopia de la administración, tanto autonómica como municipal, no haya sabido conservar este patrimonio militar que podría ser hoy en día un reclamo turístico de primer orden. Parece ser que con el turismo de playa tenemos bastante. Desde el faro nos adentramos por unas sendas costeras que nos llevarán hasta la ermita "Virxen Do Porto". No te la pierdas porque merece la pena. El lugar donde esta situada no te va a dejar indiferente una isla rocosa a la que puedes acceder solo en bajamar. Una pena que la piscifactoria que se encuentra muy cerca degrade un poco el entorno.
Nos acercamos hasta la playa de Meiras donde aprovechamos para tomar unas cervezas y comer el bocata para seguidamente acometer una parte muy recomendable de la ruta que es la Senda Litoral Costa Artabra. A la salida de Meiras tienes la subida hasta el Alto de Campelo donde estan situadas los restos de unas antiguas baterias militares. El inconveniente esta en el desnivel que hay que remontar. Nosotros omitimos esta visita. Pasando la localidad de Montefaro encaramos una corta pero dura subida por un cortafuegos que nos hace ganar altura rapidamente y que nos pone de lleno en la senda Artabra desde aquí ya tenemos estupendas vistas de todo el litoral. La pista es ancha y de tierra y con pequeñas subidas y bajadas. Al final vamos perdiendo altura con una visión espectacular de las playas de Ponzas y Santa Comba y el saliente de Cabo Prior. La Playa de Ponzas se situa en un entorno rural sin edificaciones y es una de las playas naturista mas reconocidas de la zona de Ferrol. Desde la playa de Ponzas vamos por caminos y senderos hasta un promontorio donde tenemos unas bonitas vistas de la playa de Santa Comba. Es una playa tranquila y poco frecuentada ya que es ventosa y de fuerte oleaje. Desde la atalaya que da vista a la playa nos alejamos por caminos y posteriormente por carretera para llegar hasta Cabo Prior. Mención especial a las instalaciones militares que se encuentran por la zona. A la salida del Cabo cogemos una pista a la dcha. que nos hace ganar altura de una forma comoda y que nos va a ofrecer estupendas vistas del todo el litoral hasta que lleguemos a As Pozas.
Disfruté y me gusto esta ruta porque al final me gustan todos aquellos entornos y lugares que no están masificados por el turismo donde la construción está alejada de la costa y donde los pueblos aun conservan un aire rural y donde todavía es posible recorrer por pistas o senderos esa magnifica costa que en ocasiones no sabemos valorar en su justa medida. Un notable alto.
Salimos del Camping de Valdoviño y comenzamos a rodar pegados al litoral por una senda que transcurre a la orilla de la laguna de A Froxeira. La laguna de A Frouxeira es una de las joyas naturales de Valdoviño. Se trata de un humedal de gran valor medioambiental, un espacio de aproximadamente 1.700 metros de longitud por 500 de anchura, al lado de la playa de A Frouxeira y con una interacción regular con el océano, y en el que se juntan una flora y fauna muy interesantes. Sin embargo, el mayor interés de A Frouxeira viene marcado por las aves. Entre las muchas especies que se pueden ver en la laguna se encuentran fochas comunes, ánades frisos, gaviotas reidoras, correlimos comunes, correlimos tridáctilo, chorlitejos, agujas colinegras, cercetas comunes, ánades reales, cuervos marinos, garzas imperiales o halcones.
Despues de rodar junto a la laguna salimos a la carretera AC-116. Al cabo de 1 km. cogemos un desvio a la dcha. para acercarnos de nuevo a la playa de A Froxeira en su extremo más salvaje. La playa es un referente histórico de las playas de la comarca, A Frouxeira consiguió la Bandera Azul ya en 1993. En sus tres kilómetros de largo alterna la zona semiurbana de la playa pequeña con otras mucho menos concurridas que llegan hasta el faro de A Frouxeira. Un amplio espacio en el que hay sitio para el baño, la práctica del surf o bodyboard y largos paseos por la arena blanca y fina. En cuanto a las condiciones del arenal se repiten las de casi todo el litoral valdoviñés, con mar abierto, fuerte oleaje y vientos constantes. Nos animamos a rodarla hasta su extremo aunque la arena no estaba en buenas condiciones para ciclarla. Una pasarela de madera nos lleva a la parte alta para continuar por carretera hasta el Faro.
Rodamos toda la playa hasta el final pero la arena estaba muy blanda en algunas partes lo que te obligaba en algunas ocasiones a ir andando. Terminada la playa cogimos una pasarela de madera que te llevaba hasta un aparcamiento desde el cual ya por carretera fuimos hasta el faro de A Froxeira.
Este faro de Frouxeira fue construido en 1992 y se puso en marcha en 1994. A pesar de su juventud tuvo que ser remodelado en el año 2008 donde sufrió una buena transformación, sustituyendo la parte acristalada que lo cubría. Su estilo vanguardista nos muestra los tonos azules del mar y blancos que se asemejan a la vecina capilla da Virxe do Porto que juntos nos muestran una estampa sin igual. El alcance de su luz llega a las 20 millas, mientras que la altura de la torre alcanza los 47 metros. Hay quién ven en su diseño una semejanza a la histórica Torre de Hércules que se sitúa en A Coruña. Como en muchos puntos estratégicos costeros de Galicia, existe aquí, las ruinas de una antigua instalación militar. Estas instalaciones proliferaron a principios de la década de los años 40 cuya finalidad era proteger la costa ante eventuales ataques de otros países después de la 2ª Guerra Mundial. Aquí existen los restos de las instalaciones excavadas en roca de puestos de observación, cocinas y alojamientos.
Desde el Faro damos la vuelta y hacemos algo de carretera y enseguida cogemos un camino a dcha. que posteriormente se transforma en sendero y que nos lleva hasta la ermita.
La zona destaca por su calidad paisajística y natural ya que desde la zona de la capilla se pueden observar una bonitas vistas de los acantalidados y de Punta Frouxeira. A escasos metros del islote donde se localiza la capilla existe una piscifactoría donde se cría rodaballo y otras especies.
En la parroquia de Meirás, muy cerca de la conocida Playa de A Frouxeira, más conocida para los de fuera como Playa de Valdoviño por estar sita en este hermoso municipio coruñés, se localiza la Ermita de Nosa Señora do Porto, Virxe do Porto o Nosa Señora do Mar. Una pequeña ermita blanca que parece desafiar las tempestades y temporales oceánicos y tan cerca del mar que se construyó sobre una isla rocosa a la que sólo se puede acceder cuando la marea está baja.
Salimos de la zona donde se encuentra la ermita pasando junto a la piscifactoría hacemos algo de carretera y nos acercamos hasta la localidad de Lavacerido donde se encuentra la playa de Meiras. Aunque un biker de la zona nos comenta las bonitas vistas que tenemos si nos acercamos hasta el promontorio "Alto de Campelo" donde se encuentran unas antiguas instalaciones militares decidimos rodar por la pista que va a media ladera y que nos lleva hasta Montefaro donde ya comiezan las estribaciones de la la senda Litoral Costa Artabra una de las partes más bonita de todo la ruta. Antes de acometer la subida a la senda Litoral Costa Artabra sino te quieres peder ninguna playa de la costa de Ferrolterra no te puedes peder la visita a la playa de Campelo. Es un arenal bastante protegido, rodeado de impresionantes acantilados y piedras. Es conocida especialmente entre los surferos que acuden en marea baja.
Un Impresionante paisaje se puede contemplar desde esta espectacular ruta "Litoral Costa Artabra", que va desde la playa de Campelo hasta la playa de Santa Comba, y que trascurre por tres municipios distintos: Ferrol, Narón y Valdoviño. Una ruta muy aerea todo por pista de tierra.
Nos gustó mucho esta zona de la costa gallega con un entorno natural sin edificaciones y sin mucho turismo. Son de esos lugares que se te quedan grabados después de un viaje.
Playa de Ponzos, la playa nudista por antonomasia del municipio de Ferrol, playa semivirgen. Una de las playas más bonitas de la costa gallega, en un entorno natural sin edificaciones cercanas, además no está masificada. En una de sus margenes se puede disfrutar del mar y tomar el sol y hacer nudismo sin ningún tipo de problemas.
La playa de Ponzos es una playa muy abierta sometida a fuerte oleaje. Cabe mencionar que esta playa está muy bien cuidada ya que cuenta con limpieza de playas lo que no cuenta otras playas no urbanizadas, además al lado derecho colinda con dos playas pequeñas como es el Medote y Sartaña una pequeña cala con sus barquitas de pescadores, las dos son arenales vírgenes sin ningún tipo de servicio, y que por ser solitarias también es propicia la práctica del nudismo.
Desde la playa de Ponzos nos acercamos hasta la playa de Santa Comba cogiendo un sendero que nos mete al interior y que en algunos tramos esta un poco cerrado. Entre la playa de Ponzos y la de Santa Comba se encuentra la ermita de Santa Comba situada en un bello y solitario islote que nosotros no llegamos a visitar. Sólo con bajamar se puede acceder escalando con la ayuda de una cuerda. Antiguamente hubo unas escaleras que los envites del mar se encargaron de echar abajo. Con un poco más de tiempo no nos hubieramos perdido su visita.
La playa de Santa Comba es una playa rectilínea, su extensión es de 1.500 metros, de arena blanca, ventosa y con fuerte oleaje. Vale la pena venir solo por la tranquilidad que en ella se respira, alejada de toda civilización. Una de mis favoritas durante este viaje. A su izquierda se limita por la punta de Santa Comba donde está el islote de A Illa do Medio que alberga la capilla de Santa Comba.
Desde el promontorio que nos da vista a la playa de de Santa Comba salimos por un camino que nos conduce posteriormente a la carretera que nos lleva hasta Cabo Prior.
El faro se encuentra activo desde 1853 y desde entonces sirvió de guía a los barcos que navegan en esa zona. Pegado al faro hay una llamativa escalinata que nos lleva a un peñasco que tiene una especie de escultura, y desde donde podemos disfrutar de unas increíbles vistas al mar. En esta zona hay unas instalaciones militares abandonadas que, debido a su situación privilegiada, en 1928 formó parte de un conjunto de baterías que defendían la costa ferrolana. Desde 1998 se encuentran abandonadas y todavía quedan varias edificaciones y túneles, por los cuales puedes adentrarte y explorar todos sus rincones.
Llegamos a As Pozas rodeando el Monte da Cova. Un final muy bonito de una ruta para disfrutar.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta