Tiempo  5 horas 19 minutos

Coordenadas 2439

Fecha de subida 15 de noviembre de 2015

Fecha de realización noviembre 2015

-
-
1.288 m
429 m
0
14
27
54,42 km

Vista 1397 veces, descargada 55 veces

cerca de Arenas de San Pedro, Castilla y León (España)

ITINERARIO:

ARENAS DE SAN PEDRO -> POYALES DEL HOYO -> CANDELEDA ->ARENAS DE SAN PEDRO

DESCRIPCIÓN:

Una nueva ruta por el Valle del Tietar, saliendo una vez más desde Arenas de San Pedro pero yendo esta vez hacia los pueblos más Occidentales como son Poyales del Hoyo y Candeleda.

Salimos de Arenas por la Senda de los pescadores en una mañana fresca de Otoño. Rápidamente nos metemos por medio de un bonito pinar, uno de los muchos que nos acompañarán durante toda la ruta.

Al poco llegamos a la garganta Pelayos, la cual cruzamos por un bonito puente de piedra. Nada más cruzar el puente seguimos por la izquierda por un sendero que al poco se transforma en una buena pista.

Llegamos a un cruce y seguimos por la izquierda (ojo al GPS pues aquí hay un arrepentimiento), nos tiramos por una bajada y después de rodar un rato por medio del pinar llegamos a una carretera comarcal.
Continuamos unos 200 metros por la carretera y nos salimos por la izquierda por un sendero en bajada donde la bici se embala rápidamente y nos encaminamos hacia Poyales del Hoyo por una zona muy bonita para rodar con nuestra MTB. Poco después entramos en el pueblo tras cruzar por un puentecillo que salva otra garganta.

Rellenamos los bidones en un caño que hay en el centro del pueblo. El siguiente tramo entre Poyales del Hoyo y Candeleda lo realizaremos alternando tramos de pista y tramos de sendero. La mayor parte de este tramo va paralelo a la carretera comarcal AV-924 y es prácticamente llano, donde no hay grandes subidas ni bajadas y siempre rodeados de huertos y árboles fructícolas llegamos a Candeleda, unos de los grandes pueblos del Valle del Tietar.

Desde Candeleda empieza lo exigente de la ruta. Buscamos un antigüo convento y salimos del pueblo justo por su fachada. Desde este momento el desnivel aumenta sobremanera. Los piñones más grandes de nuestro "casette" se harán habituales durante bastante rato.

Pavimento cementado significa grandes desniveles. Pues eso es lo que tendremos durante los primeros dos kilómetros aproximadamente. "Piano piano" vamos superando estas primeras rampas hasta que por fin vemos que el cemento se convierte en tierra y podemos recuperar un poco el aliento, pero sólo un poco porque los desniveles siguen siendo exigentes.

La pista continúa ganando metros por medio de un pinar y creciendo en espectacularidad las vistas que tenemos del Valle del Tietar según ganamos altura.

Después de un rato de pedaleo exigente, en un gran cruce damos una vuelta más de tuerca y seguimos por la izquierda. La subida continúa, y continúa y continúa..... esta zona de pinares es espectacular e inmensa, que gozada pedalear por aquí¡¡¡

Cuando los pinos se abren en un claro vemos la altitud que hemos ido ganando poco a poco y podemos observar que estamos muy muy altos (esta ruta está marcada con el número 5, de color negro, del Centro BTT Bajo Tietar), los pinos dejan paso a los robles y por fín parece que vemos el final de la subida aunque nos tememos que nos hemos metido en un "marrón".

La pista buena termina finalmente y se convierte en un "arrastradero" justo en la cuerda de la sierra, una ligera bajada y el postre es un rampón que harán retorcernos encima de la bike y nada más superarla se acaba la subida.

Empezamos el descenso por una zona descompuesta, nada cómoda para divertirnos y donde sólo los más valientes (que no serán muchos) bajarán montados, el resto de "mortales" echaremos el pie a tierra para no dar con los huesos en el suelo.

Zona más endurera que betetera hasta que en un cruce, está señalado con una tablilla del Centro BTT, seguimos por la izquierda y por medio de una alfombra de hojas de roble de veinte centímetros de espesor y rezando para que entre ellas no haya ninguna piedra escondida que nos de algún susto importante, hasta que finalmente llegamos a un cruce que enlazamos con una pista de mejor factura.

Continuamos en bajada divertida hasta que llegamos a una garganta donde cogemos una pista asfaltada. Un repechito corto, pasando junto a un pequeño merendero y poco después a un cruce.

Después de un rato de decidir por donde seguir (nuestra idea era ir por Arbillas hacia "El Portezuelo" para llegar a Guisando), decidimos irnos directamente hacia Arenas por lo que seguimos por la derecha. Unos cientos de metros después llegamos nuevamente a la AV-924 y seguimos por la izquierda nuevamente para después de unos 7-8 km llegamos a Arenas donde damos por terminada esta fantástica ruta por una zona a la que no tardaré en regresar a hacer otra ruta parecida pero incrementando el número de kilómetros y desnivel.

DIFICULTAD:

FÍSICA: MEDIA: Ruta exigente para bikers poco rodados. Los desniveles a salvar y el "puertaco" que tenemos que afontar desde Candeleda es bastante serio. Bikers con buen nivel la superarán sin muchos problemas.

TÉCNICA: BAJA-MEDIA: Únicamente el tramo más técnico es la bajada que considera Endurero, pero que normalmente se hará andando, el resto de la ruta sin complicaciones.

AGUA:

Hay fuentes en Poyales y Candeleda y pasamos por varias gargantas la primera parte de la ruta. Ojo desde Candeleda pues gran parte de la subida la haremos sin ninguna fuente a la vista.

FIRME:

Senderos, pistas de buena factura, y algunos tramos asfaltados.

Espero que os guste y la disfrutéis.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta