Tiempo  6 horas 5 minutos

Coordenadas 18258

Fecha de subida 20 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
1.154 m
669 m
0
5,8
12
23,17 km

Vista 1204 veces, descargada 18 veces

cerca de Viguera, La Rioja (España)

Autentica ruta BTT de bici montañismo, o dicho de otro modo, aunque la mayor parte del tiempo nos desplazaremos ciclando, habrá tramos que por su complejidad nos obligarán a descabalgar, y deberemos superar empujando pasajes rocosos, descensos por sendas casi imposibles y ya dependiendo de nuestro nivel, trialeras y escalones de vértigo. Todo este esfuerzo estará bien empleado, para visitar magníficos parajes de ensueño como Peña Puerta, Cerro Arao y Peña Bajenza, que cuentan con unas vistas que nos dejarán sensaciones difíciles de olvidar.
http://tracksrioja.blogspot.com/2019/04/viguera-pena-puerta-cerro-arao-pena.html
Partimos desde la localidad de Viguera (685m.),que en su día fue capital de un pequeño reino.Vamos por el camino del Prado, una pista asfaltada que se dirige en dirección S. hacia unas canteras de yesos. Antes de llegar a la explotación minera a cielo abierto, nos volvemos hacia el N. por la carretera de la otra margen del barranco, -¡cuidado!, entre semana esta carretera es frecuentada por camiones-.

Cuando tenemos a la vista el pueblo, nos incorporamos hacia la izquierda a la Senda Romana del Iregua (750m.), que asciende con tramos más o menos pedregosos hasta el collado (908m.) entre el Monte Palomar (994m.) y el altivo Cerro Castillo de Viguera o de Valdemetria (1047m.).Decir que recientemente se han hecho trabajos arqueológicos en su cumbre y se han encontrado pruebas que apoyan que el nombre le viene por algo.
Descendemos hacia SE, y cuando la Vía Romana se va para la derecha y otra pista sale hacia la izquierda, nosotros nos dirigimos de frente (885m.), primero sin mucha convicción y más adelante veremos una estrecha senda en ascenso por la que nosotros caminamos. Hay tramos deforestados, con profundo surco,pedregosos y expuestos al barranco imposibles para nosotros, pero poco a poco la cosa se estabiliza y ciclaremos SO por la solitaria y preciosa ladera del Monte Ancinedo entre una vegetación de boj, coscoja, aulagas, matas y carrascas. Estamos en los prados del paraje de Sobrepeñas (978m.), y ahora cambiamos el rumbo por un rato siguiendo el sendero hacia el E. para incorporarnos al viejo camino de Viguera a Torre en Cameros (1000m.).

Es importante aclarar que no debemos entrar en la pista, sino seguir ascendiendo por el pedregoso sendero que sube entre la vegetación hacia el S.
Remontamos el barranco de la Carbonera por el antiguo camino, mientras nos impresiona a la izquierda el profundo tajo blanco que ha dejado la cantera de yesos entre la tupida foresta. Después de atravesar una rústica cancela junto a un estrechamiento rocoso, llegamos a las praderas de La Barga, donde hay unos corrales en ruinas (1090m.).
Cambiamos de rumbo atravesando los prados hacia el E., saliendo a la pista (1115m.) que sube desde las canteras hacia la cumbre de Cerroyera (camino de Viguera a Torrecilla).

En este punto, intentamos infructuosamente atravesar hacia el E. la tupida vorágine de carrascas, coscoja y boj del paraje de La Carbonera y así llegar hacia Peña Puerta, pero después de mucho rato (más de una hora), múltiples arañazos y dos radios rotos, etc. desistimos y optamos por ir a lo seguro, aunque no sea tampoco nada fácil.

Remontamos por la pista unos 300m hasta una revuelta (1158m.), y fijándonos ,vemos como sale a derecho un sendero muy pedregoso que desciende bruscamente casi oculto entre las carrascas (unas cuerdas azules nos orientaran).Tras bajar agarrando nuestras monturas (para que no se encabriten) unos 325m. vamos a desembocar y darnos de bruces con el maravilloso muro de Peña Puerta (1140m.).
El panorama es fantástico, la parte de arriba (derecha), las abandonadas majadas en ruinas, y las piezas abandonadas invadidas por el matorral y el monte bajo de Valdevidillo, del Rebellón y del Celadero. En el centro, por una pequeña hendidura en medio de la pared caliza, el arroyo Madre se precipita cerca de 60m en vertical, y le acoge a la izquierda una variada y frondosa vegetación de hayas y robles. En invierno al congelarse el pequeño curso de agua, se forma un precioso carámbano y una cascada de hielo en su base, conocido como el Chorrón de Viguera.
Extasiados por las vistas, vamos descendiendo por un magnífico sendero hacia el N., es el antiguo camino a de Santa María a Viguera y es todo un placer y una suerte poder recorrerlo.
El encantamiento se acaba bruscamente transcurridos 1300m. al darnos de bruces con la explotación yesera (870m.).

Ahora descendemos hacia la planta de tratamiento (788m.), pudiendo ver la parte baja del gran paredón rocoso (un camino parte hacia el S. para poder visitarlo) .Volvemos a ascender hacia la izquierda por una ancha pista hacia otras canteras y después de atravesarlas, abandonamos el color blanco del yeso, para poco a poco sumergirnos en el color verde de las carrascas, coscojas y quejigos.
El ascenso por el camino de Viguera a Luezas es constante y fatigoso, pero nos recompensa proporcionándonos acceso hacia la izquierda a otros tranquilos y bucólicos parajes con vistas magníficas, Cerro Arao (Arado) y Valdetorre (1075m.).

Después de darnos un garbeo por las praderas entre el apacible ganado, tomamos el sendero que abruptamente desciende hacia el N. con tramos técnicos por San Cosme y que atraviesa Hoyancos, topándonos con el precipicio de otro paredón rocoso, la inolvidable Peña Bajenza (943m.).
-Acercaros a la Cruz si no tenéis vértigo y gozar del panorama-, la visión es sencillamente impresionante y llegar andando o en bici después de lo ya recorrido ,es ¡lo máximo!.

Para descender hacia Viguera, lo hacemos hacia SO, cosa no fácil, ya que tendremos que acometer varias exigentes trialeras hasta que lleguemos a los llanos de Valdeperedos (730m.), muy próximos a la ermita de San Marcos.
De nuevo la soledad invade todo el paraje del barranco de Tonseca y el ganado apenas se inmuta a nuestro paso.
Subimos a un portillo (748m.) siguiendo el camino de San Cosme y al atravesarlo el panorama cambia bruscamente, la visión de Viguera a la derecha con las Peñas del Iregua detrás y del Castillo de Viguera de frente, lo ocupa todo. Tenemos que tener cuidado al descender por el camino que tiene varios tramos rocosos y difíciles escalones.
Antes de bajar hacia los corrales de Rejales nos salen a recibir tres mastines que guardan un rebaño de ovejas y tenemos que subir para evitar problemas, yendo a buscar el camino que baja y enlaza con la pista asfaltada por la que hemos partido.

Corto recorrido pero muy trabajado (4h en movimiento), realmente espectacular y recomendado solo para montañeros a pie o en bici, que quieran vivir experiencias imborrables, acercándose a parajes apenas frecuentados,si no fuera por los buitres que planean jugando con las térmicas.

Ver más external

cima

Ancinedo 1160 m

Ancinedo 1160 m
cima

Cerro Arado 1055 M

Cerro Arado 1055 M
cima

Cerro Castillo de Viguera 1047 m

Cerro Castillo de Viguera 1047 m
Waypoint

Corrales de Rejales

Waypoint

Corrales de Valdetorre

Arquitectura religiosa

E. San Marcos

E. San Marcos
fuente

Fuente

Fuente
cima

Palomar 991 m

Palomar 991 m
cima

Peña Bajenza 942 m

Peña Bajenza 942 m
cima

Peña Puerta 1040 m

Peña Puerta 1040 m
refugio

Viguera

Viguera

Si quieres, puedes o esta ruta