Tiempo  6 horas 16 minutos

Coordenadas 5753

Fecha de subida 2 de mayo de 2017

Fecha de realización mayo 2017

-
-
729 m
580 m
0
18
37
73,84 km

Vista 257 veces, descargada 9 veces

cerca de Villaviciosa de Odón, Madrid (España)

La ruta es de dificultad moderada, difícil si estás en baja forma (como es mi caso jeje), tiene bastante distancia y el terreno está muy accidentado en general, hay grandes tramos de arena suelta, otros de barro (seco en este caso) que se rompe y deja clavar la rueda y en general gran parte de la ruta pasa por sitios bastante apartados donde no se ve no gente ni animales y, por supuesto, ningún vehículo.
La constante en esta ruta fueron los bichos que entrado en el municipio e Valmojado y Méntrida, agobian bastante, las moscas muerden y se intentan meter en los ojos, boca y oídos, es bastante agobiante, pero imagino que es algo de la primavera y en otras estaciones darán más cuartelillo.
No entiendo bien por que Wikiloc ha registrado ese nivel, Runtastic y Oruxmap me marca 1102m de ascenso y 1098 de descenso, para que te haga una idea real del desnivel. Wikilock no es buena aplicación para registrar las rutas pero es lo que hay, no tengo ni paciencia ni ganas de subir el fichero gpx que he grabado con Orux.
Hay que hacer unos 50 metros de carretera aunque pues ir fuera de ella por un borde, no hay otra forma, los campos de cultivo han borrado el camino paralelo que iba por la carretera.
Desde el Waypoint del asfalto hasta este, el camino está bástate complicado por las huellas de los caballos que, por suerte, esta vez estaba el barro seco, y por la cantidad de arena suelta que hay. En general es una ruta con bastante área, pero en este tramo es donde más hay, a veces la ruede se hundía hasta la llanta.
Pues aquí hay un coto privado de caza con una parte vallada (esto me di cuenta después), el tema es que cuando pusieron la valla, acapararon el camino que va por el monte y no se puede pasar al otro lado que es por donde yo quería haber ido. Este coto no se puede vallar, pero nadie dice nada porque es una zona bastante remota.
Hasta más o menos por aquí hay unos repechitos bastante duros porque el agua ha erosionado bastante el terreno por la pendiente que tiene y en el último me tuve que bajar de la bici porque era imposible traccionar.
En principio aquí hay una puerta pero está atada con alambre para que no se abra, una vez más los cazadores han hecho lo que les ha dado la gana sin respetar las leyes de los montes.
Después de recorrer paralelo a la valla por todo el coto, encontré esta salida a la carretera. Alguien ha tirado este pequeño cacho de valla hace mucho tiempo porque el alambre del suelo está muy oxidado. Yo andaba un poco perdido, pero cruzando este rio de arena pura (no tiene agua) al otro lado hay senditas que terminan en el camino oficial de Valdeniebla, y durante todo el camino no hay puesto ni un metro de valla, así que no hay peligro de quedarse atrapado en el coto.
Solo lo pongo porque pensé en seguir por aquí hasta el pueblo de Méntrida pero es un camino privado que da a una especie de fábrica. Como no me apetecía ir por carretera a Méntrida me di la vuelta para pillar el camino de Valdeniebla.
Pues eso, el camino oficial de Valdeniebla empieza aquí y, pese a pasar por el coto de caza, no esta vallado durante todo el camino.
Esta charcazo hay que cruzarlo si queremos seguir la ruta, porque el camino termina aquí, pensaba que se podría seguir paralelo unos metros pero la tierra de cultivo que hay justo al norte del charco cubre el camino, vamos que el sueño lo ha tapado y se ha quedado con unos metros gratis de terreno para él, es lo que tienen estas zonas tan remotas. Cuando yo lo pasé había llovido el fin de semana, así que en invierno no se como estará. La única dificultad es intentar no pararse, ya que el fondo es lodo con una capa de arena suelta de río. A mi el agua me llegó a las zapatillas, no por lanzarme como un loco al agua, es que por la zona que menos cubre puede haber unos 30 cm de profundidad gracias al peso de la bici y al nuestro.
No se que fue exactamente, pero hoy día es una caseta llena de cristales, meados y muchas moscas, no obstante, si te pilla mal tiempo, como refugio puede valer.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta