Descarga

Distancia

25,3 km

Desnivel positivo

1.479 m

Dificultad técnica

Muy difícil

Desnivel negativo

1.479 m

Altitud máxima

2.644 m

Trailrank

36

Altitud mínima

1.553 m

Tipo de ruta

Circular
  • Foto de Virgen Blanca-Urdiceto-Puerto de la Madera
  • Foto de Virgen Blanca-Urdiceto-Puerto de la Madera
  • Foto de Virgen Blanca-Urdiceto-Puerto de la Madera
  • Foto de Virgen Blanca-Urdiceto-Puerto de la Madera
  • Foto de Virgen Blanca-Urdiceto-Puerto de la Madera
  • Foto de Virgen Blanca-Urdiceto-Puerto de la Madera

Tiempo en movimiento

5 horas 56 minutos

Tiempo

8 horas 14 minutos

Coordenadas

4078

Fecha de subida

13 de agosto de 2021

Fecha de realización

agosto 2021
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
2.644 m
1.553 m
25,3 km

Vista 42 veces, descargada 3 veces

cerca de Gistaín, Aragón (España)

Sin duda es una de las rutas circulares imprescindibles si estás por el valle de Chistau. Aunque no llega a ahogar del todo como otras pirenaicas más largas y con mayor desnivel, esta ruta es poca broma.

El track arranca muy cerca del campamento de Virgen Blanca, en pronunciada subida por el GR 11 por un camino que va atravesando bordas, con desnivel sostenido pero factible hasta alcanzar la Cabaña de Sallena, combinando algún tramo de sendero en subida y bajada. A partir de la cabaña será todo sendero y el tema se pone más fino, sobre todo al cruzar por un puente de madera el Barranco de Montarruegos, donde viene el primer porteo hasta alcanzar un espectacular balcón a la ladera Norte de Punta Suelza, que nos acompaña en esta primera parte de la ruta. Una larga diagonal en bajada primero y una subida final nos deja en el refugio de Urdiceto. Nosotros invertimos hasta aquí 3 h. incluyendo paradas.

Desde el refugio seguimos la pista que corona enseguida el Collado de Urdiceto, y tras bajar un pequeño tramo, abandonamos el GR 11 para desviarnos a la derecha y tomar el sendero que corona los 2405 mts del Puerto de Urdiceto, en la divisoria entre los Hautes Pyrénées occitanos y el Pirineo aragonés.

Iniciamos el primer descenso hacia La Plagne y con atención al track, a la altura de un cerco de ganado nos desviamos a la derecha. Cruzamos un barranco y empezamos a encarar hacia el Puerto de Plan, tomando como referencia una cabaña con el techo de pasto, que bordeamos para luego cruzar un pequeño regato, y enfilar el duro-duro porteo final a pelo, siguiendo algunas fitas, hasta los 2524 mts del Puerto de Plan (o de Rioumajou del lado francés). Porteo serio, sobre todo al final. Se puede atascar la cosa. Tardamos cerca de 2 horas a ritmo tranqui, agruparnos, fotos, descansos, etc. entre el inicio del porteo de Urdiceto y el collado de Plan. Desde el principio de la ruta hasta aquí nosotros invertimos 5 h y media incluyendo paradas y con mucha calma.

Las vistas son magníficas, atravesamos un territorio inhóspito, y avanzamos sobre los materiales más antiguos de todo el Pirineo, cuyo origen hay que buscarlo en la mismísima Pangea. Tras empujar un poco bordeando la Tuca de Montarruego, enfilamos por la cresta ya totalmente ciclable hacia la Peña Blanca por un tramazo impresionante, y con una visión inolvidable a todos los tresmiles entre el Monte Perdido y el Aneto.

Precaución en esta primera parte, con cierta exposición y un senderillo muy justo, saludamos al rebaño de cabras que vive asido en verano a la peña, hasta llegar al Puerto de la Madera (2524 mts), donde cambiamos definitivamente de vertiente y nos metemos de lleno en el submundo alpino de los Culfredas y el Bachimala como telón de fondo. El sendero es rápido, por material compacto en esta primera parte. Conectamos con el PR HU-114 y en un punto concreto prestamos atención a un destrepe de unos metros en los que toca pasarse la bici. A partir de aquí y tras una sima, el sendero se adentra en el bosque, ganando un punto de piedra y raíces hasta que alcanzamos el Zinqueta, donde iremos paralelos en sube y bajas hasta el Refugio de Tabernés, donde continuamos por camino un tramo para terminar saliendo hasta Virgen Blanca por el PR en el tramo más técnico de toda la ruta, justo cuando te crees que ya está toda la faena hecha.

Si tienes claro que portear y empujar te lleva a la auténtica montaña, y que con ello alcanzarás el Pirineo auténtico en cuanto a paisaje, sensaciones y bajada final, esta ruta es para ti. Si no tienes el hábito de transitar y sufrir por alta montaña, o las previsiones meteorológicas no están claras... déjalo para otro día.

En mi opinión este bucle está a la altura de otras pirenaicas ciclomontañeras como Puerto Viejo/Barrosa. Me parece que obtienes mucho sin llegar a la extenuación kilométrica de otras, aunque la vuelta no es nada fácil y sufrir, sufres.

¡Que aproveche!.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta