-
-
821 m
441 m
0
17
33
66,9 km

Vista 3087 veces, descargada 128 veces

cerca de Orón, Castilla y León (España)

Hoy nos fuimos de excursión hasta Orón, muy cerca de Miranda de Ebro en la provincia de Burgos. Allí Mikel nos tenia preparada una singular vuelta, el sendero GR-291 Agua y Roca: del Ebro a los Obarenses.

El GR-291, es una ruta de aproximadamente sesenta kilómetros que une los Montes Obarenes con el río Ebro, discurre por pistas, caminos y sendas, permitiendo conocer la comarca, disfrutar de su historia y descubrir algunos de los rincones más bellos y desconocidos de la provincia de Burgos.

Arrancamos atravesando el pueblo para coger una parcelaria que nos lleva hasta un puentecillo que cruza el canal de Miranda, desde ahí por caminos y senderos junto al río Oroncillo llegamos hasta Valverde de Miranda. Atravesamos su curioso puente neoclásico parando a coger agua en su antiguo lavadero.

Dejando atrás el pueblo continuamos por el camino hasta Bugedo, donde podemos encontrar en la torre de su iglesia el reloj de sol datado más antiguo de España. A las afueras del pueblo el conocido Monasterio de Santa Maria creado entre el siglo XII y XIII, que ahora es el colegio de la Salle.

Seguimos hasta Ameyugo, localidad que forma parte del camino de Santiago por la vía de Bayona. Seguimos durante un rato por el camino hasta llegar a la ermita del cristo del barrio, un bonito paraje en el que se siguen celebrando romerías como las de antaño.

Seguimos el sendero junto al río y nos vamos adentrando por el desfiladero. Pasamos por debajo de todas las infraestructuras que aprovechan este paso para cruzar estos montes, como los viaductos de tres molinos y pangúa, la autopista AP-1 o la carretera general.

Llegamos a Pancorbo donde hacemos una visita a sus calles y monumentos, haciendo una parada a tomar un cafecito reconstituyente antes de comenzar con el repechón del día.

Con las fuerzas renovadas nos vamos hacia la salida del pueblo, allí nos estaba esperando Don Quijote, Sancho Panza y la bella Dulcinea. Junto a ellos, una multitud de esculturas confeccionadas con restos de metal por un artista local.

Iniciamos las duras rampas que nos llevan hacia los montes Obarenses, mientras ascendemos vemos a nuestra izquierda en lo alto la fortaleza de Santa Engracia, una autentica ciudad amurallada construida para defenderse de una posible invasión francesa a finales del siglo XVIII.

Tras sudar la gota gorda en la subida llegamos hasta el mirador de la peña del Mazo, desde aquí las vistas al desfiladero son realmente espectaculares y nos hacen olvidar rápidamente el esfuerzo realizado.

Continuamos nuestro camino descendiendo ya por una pista atravesando los bosques Obarenses que nos llevan hasta la carretera general. Continuamos un poco por ella hasta llegar a coger un camino que nos llevará hasta Moriana.

Dejamos atrás el pueblo y seguimos hasta Ayuelas, donde el amigo Raul se despide ya de nosotros y busca un atajo para volver hasta Orón. Nosotros continuamos la ruta visitando el pueblo y la iglesia de San Andrés del s. XVII.

Asi seguimos por caminos y senderos hasta llegar a Santa Gadea del Cid, una preciosa villa medieval con unas calles y plaza mayor muy bien conservadas. En lo alto del pueblo las ruinas del antiguo castillo del siglo XI nos recuerdan un glorioso pasado.

Abandonamos el pueblo por una de sus antiguas puertas, para continuar junto al río por un paseo de arboles frutales que nos lleva hasta las parcelarias. Allí le damos gracias a los aspersores de riego de los campos de cultivo que nos refrescan un poco del sol de justicia que hace ya a esas horas. En seguida llegamos hasta Bozoó y luego hasta Portilla, donde hacemos una parada en su antiguo lavadero y en los restos del castillo de Fontecha.

Seguimos hacia Villanueva Soportilla, y a las afueras del pueblo nos desviamos hasta los restos de la necrópolis de Santa María de Tejuela . Una de las necrópolis altomedievales más extensas de todo Burgos con 279 tumbas de distintas formas situada en un promontorio rocoso con inmejorables vistas.

Volvemos de nuevo al camino y entramos en un sendero a la orilla del Ebro que nos lleva hasta Guinicio. Desde aquí el camino nos lleva por parcelarias y caminos cruzando los pueblos de Montañana y Suzana hasta llegar de nuevo al punto de inicio de la ruta en Orón.

Al final nos sale una bonita vuelta de 67 Km, sin mucho desnivel salvo por la subida a los montes Obarenses, con la que hemos disfrutando de algunos de los rincones más bonitos y con historia de esta comarca de Burgos.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta