-
-
521 m
91 m
0
15
30
59,18 km

Vista 140 veces, descargada 2 veces

cerca de Molina de Segura, Murcia (España)

www.comunidadbiker-mtb.com Ruta MTB Rellano Hoya Marzo Senda Cerverosa Hortichuela Senda Cordeles Hurona

Hola estimados comunitarios, iniciamos una nueva andadura y aventura por los montes cercanos, en este caso por el Rellano y la Hurona, pedanías pertenecientes a Molina de Segura (Murcia, España). Anunciamos en el foro de la web comunitaria la ruta, como es habitual, y nos animamos a comprobar el estado de los caminos tras las lluvias los comunitarios Alonsojpd, Patricia Carmona y Kronxito. Aprovechamos un día festivo en nuestra localidad haciendo lo que más nos gusta: ciclismo de montaña.

Comprobamos las bicicletas de montaña, la presión de las ruedas, los frenos, que todo vaya apretado, pedales, manillar, suspensión y arrancamos por carretera para salir del pueblo. Nos dirigimos hacia las Lagunas de Campotéjar (Salar Gordo), que hacía tiempo que no visitábamos. Nos quedamos un buen rato observando las aves que hay por las lagunas, sobre todo su aterrizaje en el agua y cómo se escabullen cuando queremos hacernos una foto con alguna de ellas de fondo.

El comunitario Kronxito hace una prueba de descenso de las escaleras del mirador de aves acuáticas, con resultado dudoso: la barandilla de la escalera sufre un fuerte impacto de su rueda delantera y él casi sale despedido por encima de la bici.

Descenso de escaleras en mirador de Lagunas de Campotéjar por Comunidad Biker MTB

Seguimos pedaleando para salir de las lagunas y dirigirnos hacia La Albarda, buscando las carreteras secundarias, con mucho menos tráfico. Seguimos en esta búsqueda por las faldas de la sierra de la Espada, por Comala y subimos hacia La Hurona y el Rellano.

En la entrada al Rellano nos dirigimos hacia la Hoya Marzo, para empezar a tocar camino. Bajamos a la Hoya y nos detenemos a almorzar, a grabar algún directo en el Instagram de Comunidad Biker MTB y a escuchar las aves que nos sobrevuelan por la zona: cucalas, algún águila y otras que desconocemos.

Disfrutamos tanto escuchando los animales en pleno monte y en su hábitat que no nos apetece volver a montarnos en la bici, nos quedamos un buen rato, jugando con algún gusano. Cientos de ellos había por la carretera y el camino, de los que salen cuando llueve, a miles.

Gusano en Hoya Marzo por Comunidad Biker MTB

Con pocas ganas retomamos el ciclismo de montaña y nos dirigimos hacia el Barranco del Mulo. En realidad toda la ruta fuimos improvisando el recorrido, que no teníamos predefinido, dado que hacía un par de días que habían caído unas fuertes lluvias por la zona y no sabíamos cómo estarían los caminos y las sendas. Y todo estaba estupendo, con algunos tramos embarrados, pero llevando un poco de cuidado no nos manchamos.

Siguiendo con la improvisación cruzamos el Barranco del Mulo y salimos al camino de San Joy. Allí teníamos dos opciones, o bajar hacia la carretera y tomar el camino de vuelta o coger la senda que va otra vez hacia el Barranco del Mulo, la Senda de la Cerverosa. Nosotros que somos amantes de las sendas sin pensarlo cogimos la opción dos, la Cerverosa.

Subimos un tramo de camino y nos adentramos en esta senda. Esta estupenda, con algún repecho un poco roto por las lluvias pero perfectamente ciclable (en un 99%). Esta senda siempre nos recuerda a los comunitarios Henfri y Paquito206, que la visitan mucho. Tiene un pequeño tramo de piedras donde hay que bajarse de la bici y otro que el agua ha hecho impracticable, por lo demás es puro disfrute.

Ciclismo de montaña por trialera en Senda de Cerverosa Barranco del Mulo por Comunidad Biker MTB

Salimos de la senda y subimos un par de kilómetros de camino para llegar al cruce del sendero de Los Cordeles hacia La Hortichuela. Bajamos esta parte a bastante velocidad y nos dirigimos hacia la carretera del Rellano a las Casicas. Vinimos a parar justo al cruce del camino que va a la senda de los Cordeles por las faldas de la sierra de Lúgar.

Convencí a los comunitarios para coger esta senda, en un principio íbamos hacia el Rellano a visitar a la familia, pero se estaba haciendo algo tarde y por aquí se acortaba un poco, además de que nos quitábamos unos cuantos kilómetros de carretera.

Descendimos el sendero de los Cordeles, bueno, decir “descender” no es real, los primeros metros son de subida por camino y, poco a poco, el camino empieza a descender y a convertirse en senda. Justo en la parte donde se va estrechando hice un pequeño félix o invertido. Pasé el badén pero la rueda delantera se fue hacia la zanja y salté por encima de la bici, sin llegar a caerme, ni siquiera cuenta como caída.

Sendero de los Cordeles en sierra de Lúgar por Comunidad Biker MTB

Continuamos con la bajada de esta senda, que es muy bonita y muy poco técnica, de dificultad media. Es terreno firme y el agua apenas la ha roto, está como casi siempre, para disfrutar.

Llegamos a la Hurona y cogimos la carretera para emprender el camino de vuelta a casa por la vía más rápida. Habíamos hecho unos cuantos kilómetros por caminos y sendas y las bicis estaban limpias de barro, con la preocupación inicial que llevábamos. El caso es que en Murcia el barro dura muy poco, los caminos siempre están polvorientos, calurosos y secos, por lo que absorben el agua en cuestión de minutos. Pero la ruta aún o había acabado…

Bajamos por el Fenazar y cruzamos a la carretera secundaria. Al llegar a la zona de parrales el comunitario Kronxito vio un gran charco de agua en la carretera, por lo que paró y se dio la vuelta con la intención de ir por otro sitio. Me quedé mirando el charco y se me ocurrió ir por la cuneta, que parecía estar húmeda pero sin agua. A los dos metros la bici quedó llena de barro por completo y me quedé atascado, era barro pegajoso por lo que fue una trampa.

Los comunitarios Patricia y Kronxito pasaron finalmente por la carretera, sin mayor dificultad, por el charco y sin mancharse. Mientras pasaban a mi lado iban riéndose y abandonándome a mi suerte. Me quedé un rato viendo cómo salir de ese barrizal. Unos cuantos coches pasaron y se quedaron mirando y riendo, otros me dijeron “Te has puesto bonico…”.

Bicicleta de montaña en barrizal por Comunidad Biker MTB

Cuando por fin pasaron los coches me dispuse a solucionar el entuerto, clavándome en el barro con la bici y los pies y saliendo a la carretera. Una vez allí, con la bici que prácticamente no se movía, totalmente llena de barro, intenté darle a los pedales y circular por el charco, a ver si había suerte y se limpiaba un poco.

Los comunitarios seguían riendo y viendo mi espectáculo del barro a lo lejos, para no mancharse. Incluso me grababan como si fuese un mono de feria. No quedó más opción que tomármelo con filosofía:

No me he manchado de barro en el camino y la senda y vengo a pringarme en una carretera.

Eso iba pensando mientras analizaba mi suerte: una mala decisión puede desembocar en un serio problema. Afortunadamente este no era serio, le eché agua del bidón a la cadena para quitarle algo de barro y continué la ruta.

Limpiando la cadena de barro con bidón de agua por Comunidad Biker MTB

Fui rodando con unos cuantos kilos más que con los que había empezado la ruta, pero tomándomelo con sentido del humor. Y como no hay mal que por bien no venga, aproveché el desastre para lavar bien la bici. Incluso les lavé las bicis a Patricia y Kronxito, para que vean que no soy rencoroso.

Acabamos esta estupenda ruta de ciclismo de montaña divirtiéndonos y haciendo deporte, tomando el aire casi puro de la montaña, viendo animales y paisajes y viviendo alguna que otra aventura, como nos gusta en la Comunidad.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta