-
-
884 m
518 m
0
9,4
19
37,77 km

Vista 2831 veces, descargada 119 veces

cerca de Pelayos de la Presa, Comunidad de Madrid (España)

IBP Index = 57

En esta ocasión la ruta del Club Bikes 101 se acerca a la Sierra Oeste.

Una ruta asequible, para todos, y muy bonita que nos descubrirá algunos de los pueblos, de los rincones y de las sendas y caminos de la “esquina” Oeste de la Comunidad a través de 38 kilómetros de dehesas, olivares y viñedos.

La ruta discurre por la inmediaciones de Pelayos de la Presa, San Martín de Valdeiglesias y Cadalso de los Vidrios.

Atravesando caminos, pistas y Vías Pecuarias, disfrutaremos de los olivares, viñedos y pinares que quedan al Sur de Pelayos y entorno al Cerro Valdenoches.

La ruta comienza en Pelayos, en el descampado que hay frente a la Iglesia Parroquial. Tras unos cientos de metros por la antigua M-501 giraremos para tomar el camino Angosto o del Puente de San Juan por el cual llegaremos a San Martín de Valdeiglesias. Tras cruzar el núcleo urbano y la M-501 tomaremos el camino de Cadalso de los Vidrios, este tramo de subida discurre entre olivares y viñedos.

Tras cruzar la carretera, el camino tiende a bajar hasta llegar al Arroyo del Boquerón. En este punto se toma la Cañada del Boquerón una pista de subida rodeada de pinares y donde hay varias fuentes.
Tras un pequeño tramo por la M-54,1 que es más pista que carretera, tomaremos el Camino de Fuenfría que nos acercará a la Cañada de Talavera, cruzándola al Sur del cerro Altolamira y a la que volveremos tras dar un rodeo por los cerros de La Puebla y Rojo.

Por las inmediaciones de la Dehesa del Rincón discurre la parte final de la ruta. Es en esta parte donde se encuentra la única dificultad a mencionar: una senda con fuerte pendiente que nos deja junto al Río Alberche, en el Embalse de Picadas. Desde este punto regresamos a Pelayos para terminar nuestra ruta habiendo recorrido 38 kilómetros y sumado unos 900 metros de desnivel acumulado.

1 comentario

  • Foto de ojchilly

    ojchilly 10-dic-2017

    Ruta bonita y divertida. La pena es no haber encontrado las fuentes. Aunque hoy no an echo falta.

Si quieres, puedes o esta ruta