Descarga

Distancia

28,53 km

Desnivel positivo

510 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

488 m

Altitud máxima

962 m

Trailrank

24

Altitud mínima

680 m

Tipo de ruta

Solo ida

Tiempo

2 horas 4 minutos

Coordenadas

1253

Fecha de subida

2 de agosto de 2017

Fecha de realización

julio 2017
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
962 m
680 m
28,53 km

Vista 96 veces, descargada 0 veces

cerca de Zafarraya, Andalucía (España)

Ruta que se suponía que iba a ser de recuperación de la paliza que me dio Julio el día antes, pero por donde me tropiezo con Dani, y ya la salida se ponía más cuesta arriba si cabe. Si el día antes, era como si un vespino va con una moto de dos y medio (el vespino soy yo), con Dani es como llevar al lado de una MotoGP, tu con la lengua fuera y él ni en ralentí. Primero nos vamos dirección a Garaña, la atravesamos entera, sin desviarse por el camino a Las Pilas, con la idea de evitar todo lo que podamos la carretera. Cuando se acaba el asfalto, tomamos un camino que nos lleva a la carretera de las Pilas al pie del cerro de la alberca de la Volaera. Me negué a subir a la alberca para que no me machacara mi único KOM, jeje. El camino acaba desembocando a la Madre, y desde ahí salimos a Los Pergueres. Tocamos la carretera 100 m y nos salimos por la "Corria de Trigo". Justo al acabar ésta, comenzamos a subir. Es una subida corta, de apenas 1 km y unos 50 m de desnivel, aunque casi todo se concentra al principio. Seguimos el camino que se va tornando descendente y enlazamos al camino "principal" que baja a Espino. Hasta Espino es pista en buen estado (con fuerte pendiente) y desde ahí asfalto, con fuertes pendientes alternadas con descansillos. En Los Morales, un vistazo al antiguo camino de Granada, y retomamos la ruta. Se baja un poco más y comenzamos la primera subida del día; Primero salimos a las Revueltas de Santana, y justo al acabar esta la rampa del camino de Periana, 500 metros que son un aperitivo de lo que nos espera. Bajamos al Cortijo Blanco, y falsollaneamos hasta el cruce del Cañuelo. La subida tiene dos partes bien diferenciadas, hasta el Cañuelo, y desde la aldea hasta la vía. La primera son 800 metros infernales, que la pendiente va subiendo desde el 10% hasta más del 25%, siendo una de las rampas más duras la final de acceso al pueblo. Sólo dos herraduras en la subida harán que la pendiente baje un poco. Nos refrescamos en el cañuelo de la entrada, que supongo que debe dar nombre a la aldea, y desde ahí retomamos la subida. Ahora desaparece el asfalto y se alternan rampas de hasta el 18% (bah!!!, eso no es nada con lo que se ha subido antes) con descansillos. Se corona en el punto más alto de la vía, y ya sólo queda bajar hasta Las Ventas y desde ahí a Zafarraya por la Realenga. A Dani le quedaban más energías y tiempo con lo que subió hasta Las Parideras.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta