• Foto de Travesía el Hacho
  • Foto de Travesía el Hacho

Tiempo en movimiento  3 horas 29 minutos

Tiempo  4 horas 4 minutos

Coordenadas 1939

Fecha de subida 14 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
11 m
-21 m
0
2,7
5,3
10,7 km

Vista 110 veces, descargada 2 veces

cerca de Ceuta, Ceuta (España)

HACHO Hecho

Hablemos del sabor de boca que me ha dejado el hacho. Mis espectativas no eran para nada altas. De hecho llevo entrenando apenas 5 meses. Aunque nunca más de 3kms.

Me apunte al hacho porque soy muy facilón, solo tuvieron que llamarme y decirme "oye cristian voy al hacho, te apuntas?" Que iba a decir? Que no? Que poca educación la mía de haberlo hecho.

Suelo pensar en los posibles problemas que puedo encontrarme al coger un camino, o al tomar una decisión. Esta vez según lo que leí y lo que me comentaron compañeros, los problemas podían ser 3: medusas, temporal, cabeza. De lo primero nada... pero ¿y del resto?

Empezamos a nadar a las 11:30. Personalmente prefiero antes. Por ejemplo, al amanecer la mar está plato.

El primer kilómetro y medio se pasó rápido, ya que atravesamos una zona con corrientes a favor y por medio de la ciudad.

Entre el 1,5 y los 4,5 kilómetros, nos encontramos con uno de los problemas que preví: un oleaje bastante bravo. Tan brava estaba la mar que apenas pudo haber gente con kayak, ya que no era estable en ese recorrido. Aunque se hizo ameno tirando de brazada larga y disfrutando con el fondo marino.

Entre el 4,5 y el 5 corrientes. Debo reconocer que me las imaginaba peores. Igualmente el equipo de kayaks nos guió en todo momento para que no entráramos en zonas peligrosas.

Desde el 5 y hasta el 8,50 disfrute como un enano con el fondo marino. Rocas, peces, erizos, pulpos y hasta estrellas de mar... Se juntaron el hambre y las ganas de comer. Por cierto, en el km 6,5 se supone que había corrientes, pero fueron muy livianas.

Desde el km 8,5 y hasta la meta llegó la peor parte. La mente decaía con cada brazada, los hombros, el pecho y el bíceps pedían más oxígeno. Creo q los problemas fueron dos: el viento en contra, y no ver absolutamente nada en el fondo marino. Un tramo muy monótono y muy pesado.

Hasta que por fin divisé las boyas de la meta. Ni siquiera en ese momento fui capaz de apretar. La cabeza ya etaba bien, pero de físico había llegado justito, con un 5 raspado.

Por cierto, acompañado de mi gran compañero y amigo Cisneros. También por Javi en los primeros kilómetros, pero nos desviamos.

En definitiva, he disfrutado mucho, y he sufrido poco, por lo que Ceuta, !el año que viene nos volvemos a ver!

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta