Tiempo  6 horas 3 minutos

Coordenadas 687

Fecha de subida 19 de noviembre de 2019

Fecha de realización agosto 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
948 m
752 m
0
2,6
5,2
10,41 km

Vista 62 veces, descargada 0 veces

cerca de San Diego, Caldas (Republic of Colombia)

TRAVESÍA POR EL DEPARTAMENTO DE CALDAS 2019
AVENTURA #3: CAMINATA Y BAUTIZO EN LA LAGUNA DE SAN DIEGO

Fecha: agosto 22 de 2019
Lugar: Samaná, Caldas
Tipo de ruta: combinada (caminata, navegación en agua dulce y baño)
Recorrido total: 10.5 km
Clima: cálido

LAS SORPRESAS

Llegar a Norcasia fue una experiencia llena de sorpresas y vivencias no planeadas, así como suceden muchas, de las mejores situaciones en la vida. No sólo fueron son las trochas y los ríos cristalinos que bañan esta región, sino la infinidad de posibilidades para disfrutar la naturaleza. Una de las tantas sorpresas que tuvimos fue, saber que desde Norcasia se accede hasta otro municipio caldense, Samaná y a uno de sus corregimientos: San Diego. Allí encontramos una de las mejores sorpresas: la caldera de un volcán antiguo, conocido por los geólogos como “maar”.

Y es que un “maar” no es nada más y nada menos que un “cráter volcánico lleno de agua”, que se forma después que ocurre una explosión por el choque de agua subterránea con lava caliente, generando un cráter de diámetro ancho y baja profundidad si se compara con el diámetro del cráter.

Trato de imaginarme la locura de este planeta en formación y me da algo en el corazón que no se explicar. Lo único que sé, es que tuvimos la fortuna de experimentar el resultado de ese choque energético que ocurrió, no se hace cuantos miles de años en la Tierra, y precisamente lo pudimos evidenciar en nuestro país. Cuanta energía ha brotado de las entrañas de la Madre Tierra ! Ahí es cuando me enamoro más de las montañas, de los volcanes y de sus interconexiones sagradas con el centro de la Tierra !!!.

El hecho es que durante nuestro viaje a Norcasia tuvimos la oportunidad de contemplar, de navegar, de recorrer caminando su perímetro y de bañamos en las aguas, para mí sagradas, del “Maar de San Diego” como le llaman los geólogos en nombre técnico, o en la “Laguna de San Diego” como la llaman los pobladores de esta región.


EL RECORRIDO

Para llegar a la Laguna de San Diego (760 msnm) se toma la vía que sale por el occidente de Norcasia (750 msnm) y conduce al corregimiento San Diego, perteneciente al municipio de Samaná – Caldas, pasando primero por la Vereda Moscovita de Norcasia (782 msnm) luego por el límite oriental de la Vereda Berlín (898 msnm), perteneciente al municipio de Samaná donde se hace un giro completo a la derecha para bajar a cruzar el Río Manso – Occidente (662 msnm), y finalmente se ascienden como unos 7.5 km hasta el sector La Quiebra. En resumen, este viaje se realiza entre los límites de los dos municipios: Norcasía y Samaná.

Desde Norcasia hasta La Quiebra (936 msnm) se recorren unos 25 km y allí se encuentra el desvío, a la izquierda, para bajar hasta la laguna, con rumbo occidente. Si uno quiere llegar hasta el corregimiento de San Diego, debe seguir por la vía principal (rumbo norte) y avanzar unos 4.5 km más. En La Quiebra, nos encontramos con un ser humano muy especial y sensible al hábitat de esta zona. Un hombre que vivió en carne propia, y desde niño, el conflicto que afligió a toda la gente buena del nororiente de Caldas, pero que hoy vibra con los encantos naturales de su tierra. El biólogo “Carlos Vargas”, oriundo del corregimiento San Diego, con quien hicimos todo el trayecto alrededor de la Laguna de San Diego.

Descendimos desde La Quiebra (936 msnm) por un camino estrecho, que es apto para vehículos con y sin tracción durante época de verano, y sólo para vehículos 4x4 en época de invierno porque el trazado no sólo es estrecho y pedregoso, sino que está bañado por quebraditas que descienden desde lo alto de la montaña y cruzan la vía sin canalización alguna, poniendo lisa la superficie y dificultando la tracción de las ruedas de cualquier vehículo (auto, moto, bicicleta). Después de recorrer unos 2.1 km, llegamos hasta la “Casa Hotel” ubicada cerca al borde sur de la Laguna de San Diego (760 msnm). Allí venden comidas preparadas con ingredientes típicos de la región. Allí, Carlos nos explicó lo que significa un “maar” y nos dio una cátedra muy completa sobre fauna y flora de la zona.
Luego de un descanso y de poner contento al estómago con la bienvenida de los pobladores, que más bien parecía la antesala de un almuerzo, nos preparamos para bajar hasta el embarcadero donde tomaríamos una pequeña lancha con el propósito de navegar las aguas de La Laguna de San Diego.

Cruzamos navegando, de sur a norte, el “Maar de San Diego” y siempre tuvimos sobre la margen oriental el Cerro San Diego (850 msnm), que es un cono volcánico, tipo estratovolcán. Es decir, un volcán de forma cónica con superficie muy empinada, que se va formando por las capas múltiples de lava que se endurecen después de cada erupción volcánica. A mí me encantó su majestuosidad y su reflejo en la superficie del agua de la laguna.

El recorrido fluvial fue de aproximadamente 2.6 km hasta que desembarcamos en el borde norte de la laguna, donde está ubicado el Termal de San Diego (760 msnm). Allí disfrutamos las aguas tibias y refrescantes de las entrañas de la Tierra. Carlos nos contó muchas historias de la zona, de la recuperación de los caminos, del retorno de los habitantes y la importancia de su papel en todo este tema del ecoturismo responsable. Carlos también nos sorprendió con un rico almuerzo empacado en hojas de plátano, de esos que dejan sin aliento a cualquiera por estos parajes.

Y cuando estábamos disfrutando de la gastronomía en empaque natural, oh sorpresa !!!! Vimos las tortugas de agua Dulce que asomaban sus cabezas por encima de la superficie del agua en la Laguna San Diego. Al parecer, disfrutan el agua más cálida que del termal cae a la laguna. Todo un deleite ver estos animalitos acuáticos que tanto me gustan.

Pasado el chapuzón en el termal, continuamos nuestro recorrido a pie, por el borde occidental de la laguna. Con cada paso íbamos detallando la imponencia de este lugar. Sencillamente es un lugar mágico ¡!! Estoy segura que este sitio fue un lugar sagrado para los indígenas que habitaron la zona. Para mí, seguirá siendo un lugar sagrado, no sólo porque brotan las aguas cálidas de las entrañas de la Tierra, sino porque se siente una energía renovadora que envuelve todo y revitaliza.

Caminamos unos 3 km repletos de una belleza incalculable, mientras pasábamos por potreros y por par de senderos que ascienden hacia lo alto de la montaña. Me sorprendió que uno de esos senderos corresponde a un camino antiguo que llega hasta la Selva de Florencia. Que locura poderlo recorrer !. Durante la caminata también encontramos algunos sitios que hoy en día sirven como hoteles para quienes quieren pernoctar frente a la laguna para disfrutar la paz y la magia de este lugar.

Ya casi al final de la caminata, como si hubiera sido poco la recarga de energía que nos ofreció este sitio, Carlos nos sorprendió con una última actividad muy divertida. Tal cual, como Tarzán, nos colgamos de una cuerda anclada a un árbol ubicado junto al borde de la laguna, nos balanceamos sujetando un tubo ubicado en el extremo de la cuerda y volamos por los aires para ir a parar a las aguas de la Laguna de San Diego. Esto para mí fue como quedar bautizados con las aguas de la laguna, je, je.

Luego del chapuzón en las aguas de origen volcánico terminamos de llegar a la Casa Hotel y emprendimos el regreso hasta La Quiebra. Allí nos esperaba la última sorpresa del día: ver desde el mirador, un atardecer inolvidable sobre las aguas de la Laguna de San Diego.

Que día tan maravilloso y renovador !!!. Fue un verdadero encuentro con la Madre Tierra, que nos revitalizó el espíritu con la energía volcánica de la montaña.

Buenas Trochas, Liliwhale®
Waypoint

Camino a Florencia

árbol

Columpio

Lago

Embarcadero

refugio libre

Hotel Colombia

foto

La Felicidad

Waypoint

La Quiebra

panoramica

Mirador Laguna

Balneario

Termal San Diego

refugio libre

Casa Hotel

Waypoint

Donde El Tigre

Waypoint

Portillo

Waypoint

Potrero

7 comentarios

  • Foto de edgaraltamar

    edgaraltamar 19-nov-2019

    Espectaculares las fotos. Felicitaciones

  • Foto de liliwhale®

    liliwhale® 19-nov-2019

    Hola edgaraltamar.
    Gracias por tu comentario. La verdad es que las imágenes hablan del recorrido por si solo. Y en la realidad, el entorno era mejor que las fotos, je, je. Te invito a valorar la ruta.
    Saludos, Liliwhale®

  • Foto de rutadura

    rutadura 19-nov-2019

    Todo aquello que representa la vida haciendo lo que nos gusta, conlleva siempre, siempre siempre experiencias con sorpresas.
    El reportaje de anécdotas y curiosidades con las que nos encontramos cada vez que decidimos ir de aventura, no tiene precio, si ello nos hace revivir y reporta imágenes antologicas, que más se puede pedir ...... bueno que lo remates con un relato como el que haces.
    Aquí la muestra:
    https://s0.wklcdn.com/image_3/101872/43677539/28580145Master.jpg 😘
    Buenas Trochas, Liliwhale@

  • Foto de edgaraltamar

    edgaraltamar 20-nov-2019

    Excelente recorrido y el esfuerzo lo borra la majestuosidad de la ruts

  • Foto de liliwhale®

    liliwhale® 25-nov-2019

    Hola rutadura !!
    Muy cierto lo que dices sobre hacer los que nos gusta en esta vida porque las anécdotas de viajes y aventuras quedarán por siempre en nuestro espíritu y en el de quienes nos acompañan a vivir todas estas experiencias. Y que mejor legado para nuestras vidas !!!!
    Un fuerte abrazo, Lili

  • Foto de liliwhale®

    liliwhale® 25-nov-2019

    Gracias edgaraltamar por tu comentario y valoración de la ruta.
    Saludos, Lili

  • Foto de ciclomuisca

    ciclomuisca 08-dic-2019

    Excelente narración que te lleva hacia esos bellos paisajes, de ensueño, gracias por compartirla.

Si quieres, puedes o esta ruta