Tiempo  5 horas 16 minutos

Coordenadas 1753

Fecha de subida 23 de abril de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
1.756 m
1.341 m
0
3,0
6,0
11,99 km

Vista 956 veces, descargada 89 veces

cerca de Isoba, Castilla y León (España)

ISOBA – VALLE DE LANGREO – PUENTE SOBRE EL RIO ISOBA – LAGO ISOBA – VEGA FONDA – LAGUNAS DE LA VEGA FONDA – LAGO AUSENTE – REGUERO PEÑÓN – RIO ISOBA - ISOBA
REPORTAJE FOTOGRÁFICO EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/alberto.ordonezfernandez/media_set?set=a.615127532159172.1073741906.100009857924178&type=3

Salimos, en esta ocasión, del pueblo leonés de Isoba. Nuestra intención es realizar un recorrido circular, uniendo los dos lagos más significativos de esta zona. El recorrido entre Isoba y el lago del mismo nombre, se puede hacer por la carretera o por una ruta paralela a esta. Nosotros no usaremos ninguna de las dos.
Comenzamos la ruta en Isoba. https://goo.gl/maps/5t7JQM3mX172. Se nos junta, voluntariamente, un amigo perruno que realiza toda la ruta con nosotros.
El día está muy negro, con predicciones nada halagüeñas, pero aguanta. La temperatura agradable. Hay un gran deshielo por toda la zona. Queda algo de nieve en los alrededores del pueblo.
Iremos por un recorrido PR señalizado, para salir rumbo Sur Este. Es el PR-LE 27, que rodea el pico San Justo. Desde el comienzo, avanzamos junto al rio, unos 1600 metros. Pasaremos por Naviellos hasta el Valle de Langreo.
Tras esta distancia, nos encontramos con un puente y el cartel indicativo de un cruce. Una variante, que ya recorrimos, lleva hacia Cofiñal. Nosotros hoy, cruzaremos el puente, para, con rumbo sur, llegar hasta el Lago Isoba.
Unos 45 minutos nos ha llevado este tramo del recorrido, fácil de hacer en todos los aspectos, con un paisaje alterado por la nieve y el deshielo que merece la pena conocer. Un gran salto de agua baja por la cara Sur del San Justo.
Aquí termina otra ruta, la PR LE 17 que viene desde Puebla de Lillo.
El Lago Isoba (1420m) es muy fácil de contemplar desde la carretera que va a San Isidro. Se encuentra al Sur del Pico San Justo y al Oeste del Niales. En su orilla Este se puede contemplar un chozo reconstruido y una cabaña-refugio. Según nuestras mediciones, sobre ortofotos del CNIG, este lago tiene un perímetro de unos 700 metros a plena capacidad de agua, que baja hasta los 400 a medida que va avanzando el verano. Ese terreno queda ocupado por vegetación lacustre que estará más o menos húmeda en función de la época del año. Suponemos que el aporte más importante de agua sea el proveniente de la nieve. Por la forma que tiene en su orilla nor-este, que es por donde llegamos nosotros en esta ocasión, suponemos que sea el punto de vaciado cuando tiene mucha agua. Debido a la saturación de agua del terreno, había varios puntos en los que brotaba del suelo. Algunos le adjudican una profundidad de unos cinco metros.
Mirando hacia el Oeste, vemos las cimas de los picos Ausente y Requejines. Pues hacia esa zona, dirigimos nuestros pasos.
Cruzamos la carretera https://goo.gl/maps/LPNgxQrFq7J2 dejando a nuestras espaldas el lago Isoba con el San Justo recortando el horizonte, y nos internamos de nuevo en el monte. En esta zona ya había más nieve, pero se progresaba bien. Hacia el Sur, aparece el Susarón y al Nor – Oeste, el Torres.
El tipo de terreno, ahora cubierto, sigue siendo cómodo y vamos usando referencias en el GPS, para pasar por ciertos puntos que queremos localizar. El primero de ellos, son dos de las lagunas de Vega Fonda. Para ello, hemos de desviarnos bordeando por el Este la zona de Cacabo y la Peña. Son más bien unas charcas, que en esta ocasión permanecen semiocultas bajo la nieve, pero hay un reflejo de las cimas sobre ellas que merece la pena contemplar.
Sabemos de la existencia de una tercera, un poco alejada de estas. Ello nos obliga a dar un pequeño rodeo, pero no nos gusta dejar nada atrás. Hay tramos limpios de nieve y en otros hay más espesor, pero todo bastante blando. Bulle agua por todos los lados.
Llegamos a la última charca, contemplando hacia el valle de Lillo al Susarón y a Peña Lázara. Desde aquí, continuamos en ascenso hacia la zona del lago Ausente.
En este lugar, hemos estado en varias ocasiones. Casi todas en invierno y con ascenso a las cumbres que lo rodean. Aunque el día es escaso en luz, permite ver bien las cimas, y ubicar en la distancia la situación del Ausente. Además podemos contemplar claramente una estaca metálica que se encuentra cerca de la orilla. Es una buena referencia para saber hacia dónde nos tenemos que dirigir.
Este lago, situado a una altura de 1750 metros, nos da una medición aproximada de 42710 metros cuadrados. Va a ser el punto más elevado de la jornada de hoy.
Algunos le dan 4 metros de calado.

Por nuestras observaciones, nos hemos dado cuenta que tras el deshielo, quedan unas orillas arenosas en casi todo su perímetro. Pero no se notan pérdidas acusadas de agua. Suponemos que tenga aporte de manantiales existentes en la zona Este, que refuercen el aporte de nieve que tiene durante el invierno. Hoy se veía una cascada que bajaba desde la zona Este del Requejines.
En una ocasión comprobamos un espesor de doce centímetros de hielo bajo la capa de nieve, a unos cuatro metros de la orilla. Hoy está totalmente cubierto de hielo a punto de deshacerse.
Desde el Lago Ausente, comenzamos el descenso, pero no vamos a usar la ruta de ascenso, ni la normal que lleva a las pistas de Cebolledo. Vamos buscando el terreno más cómodo para ir perdiendo altura y encaminarnos hacia la zona baja del valle. Concretamente, pretendemos dirigirnos al área de recreo “El Praíco” que hay en las proximidades del Caserío de San Isidro. Por esta zona, sabemos que hay una variante marcada de la PR LE 26. Pero no la hemos recorrido nunca, por lo que no tenemos referencias nuestras. Como está todo tapado de nieve, iremos usando la intuición, aunque llevamos datos de su posición. Para ello, escogemos la riega del Peñón. Y así llegamos a la zona baja. Está todo saturado de agua
Vistas de la zona de bajada desde el Área de recreo del Praico: https://goo.gl/maps/GC5Mg46eJoz

Pero nosotros no vamos a salir a la carretera. Así que sin cruzar el rio, seguimos su margen derecha por los parajes de Cortinas, Prao Alende, Cabo y Cobayo, hasta llegar de nuevo a Isoba. Allí, damos por cerrado este circuito y finalizada la AVENTURA.
Hoy hemos visto un rebeco sarnoso en la ladera Oeste del la peña Los Niales. Y un bando de perdices en la zona de las lagunas de Vega Fonda. En este recorrido, en otras ocasiones hemos visto bastantes rebecos, algún corzo y venados.

Para los aficionados a los lagos de montaña, os diremos, que además de los que hemos recorrido en esta jornada, hay otros en los alrededores. El Ubales(1690 m ) al norte del Cascayón por Wamba y las lagunas de Cotorgan(+- 1500m) en la norte del Torres, ambos en terreno de Caso. Unas lagunas (1824m) en el circo que forma la sierra de Sentiles con el Cuerna, sobre las minas de talco. La Laguna Negra (1800m), en la zona Sur-Este de la Rapaona. Y otra más que no conocemos personalmente, Laguna de Robledo (1438m), que se encuentra en la cara Sur de Peña Lázara. Todas ellas en este entorno del puerto de San Isidro. Un poco más alejados, hacia el Este, están las de Tronisco(1768 m) y las de Valdecarrín(1637 m) en la zona de las Señales y la Laguna Mampodre(1480). Hacia el Oeste, hemos visto algunas charcas en la zona de Vegarada, concretamente en la ladera norte (+- 1700m) entre la Solana y el Mediodía y otras más pequeñas en la zona de Morteras (1621m). Y mas que tiene que haber. Muchas son estacionarias. A medida que avanza el verano se van secando. Otras están muy tomadas por la vegetación y apenas dejan ver el agua.
Todas ellas son acumulaciones de agua pequeñas. Pero llamémoslas lagos, lagunas o charcas, son un elemento que forma parte de la montaña. Y una ruta que tenga en su recorrido a uno de ellos, siempre será un atractivo y un buen punto de referencia.

Toda esta zona que acabamos de recorrer desde el comienzo de la ruta, tuvo una actividad frenética durante la época de la guerra civil. En otras actividades por este terreno nos hemos encontrado con vestigios de trincheras, de nidos de ametralladora, restos de munición y metralla. Para bien o para mal, también forma parte de lo que nos encontramos por la montaña. Nuestra manera de preparar una ruta, nos lleva como veis, a indagar sobre todo lo que hay en cada zona. Y cuando uno busca datos de estos dos lagos de montaña, acaba apareciendo este acontecimiento. Cuando conocimos este terreno, hace más de 20 años, no había posibilidades de aumentar la información como lo hay ahora. Pero hubo quien nos contó lo que otros contaron, historias que hacen la historia. En este enlace podéis leer algo sobre ello. http://guerraenlauniversidad.blogspot.com.es/2012/10/y-el-frente-se-rompio.html

Seguramente por su escasez y peculiaridad, estas zonas de los lagos de la Cordillera también están plagadas de leyendas que nos gusta conocer. Podéis leer algo sobre ellas entrando en los siguientes enlaces.
http://soyrural.es/patrimonio-natural-leon-paisajes-lagos-lagunas-embalses/
https://www.asturnatura.com/turismo/lago-isoba/1808.html
https://www.asturnatura.com/turismo/lago-ausente/1526.html
http://www.san-isidro.net/la-estacion/informacion/novedades/50-la-estacion/el-entorno
http://www.san-isidro.net/index.php?option=com_content&view=article&id=436&Itemid=44
http://www.vegamian.net/?p=4929
http://www.elpalilloleones.com/2016/12/02/de-paseo-por-la-leyenda-del-lago-isoba-con-parada-en-la-mina/
https://www.toprural.com/info/turismo-rural/maravillas-rurales/agua-interior/lagos-lagunas/pagina-2

Un saludo de AVENTURASLYA y hasta la próxima

Ver más external

Km 10.00
Km 11.00
Km 12.00

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta