Tiempo  7 horas 40 minutos

Coordenadas 2084

Fecha de subida 4 de octubre de 2017

Fecha de realización mayo 2017

-
-
1.184 m
848 m
0
5,3
11
21,08 km

Vista 483 veces, descargada 18 veces

cerca de Santa Eulalia de la Peña, Aragón (España)

COMO LLEGAR: Desde Huesca, se sigue la A-23 dirección norte hasta la cercana localidad de Nueno. En la rotonda de acceso, encontraremos el desvío hacia Sabayés y poco después el de Santa Eulalia de la Peña.

Medio km antes de llegar a Santa Eulalia, estaremos atentos a un desvío, señalizado hacia la Peña de San Miguel, que seguiremos hasta el aparcamiento del Parque de Guara.

09,10 h: Iniciamos la jornada visitando en primer lugar la cercana Peña de San Miguel y las ruinas de su ermita y castillo.

Nos dirigimos hacia la que parece su inexpugnable muralla, cerca de la misma el camino se orienta hacia la izquierda en busca de una zona equipada con grapas, escaleras, estacas de hierro y cable de vida que posibilitan el ascenso.

Si se está mínimamente habituado a trepar y no se tiene vértigo, no es necesario llevar aseguramiento ya que la parte equipada es fácil y corta.

9,30 h: Llegamos a la cima de la Peña de San Miguel, donde nos entretenemos un buen rato disfrutando de las vistas que regala sobre el Salto de Roldán, la profunda garganta que ha excavado el río Flumen, la zona Oeste de la Sierra de Guara, algunas cumbres nevadas del Pirineo y buena parte de la Hoya de Huesca. Como el día es claro, también se divisa la lejana Sierra del Moncayo.

10,15 h: De nuevo en el aparcamiento, nos dirigimos a visitar el dolmen de la Piatra (Belsué) y los Acantilados de Cienfuens, para ello, seguimos la pista que se adentra en el interior de la Sierra.

10,35 h: Mirador del Salto de Roldán. Fantásticas vistas sobre las Peñas de San Miguel y de Amán, vale la pena detenerse unos minutos a disfrutarlas.

Unos metros más adelante, encontraremos un desvío señalizado, derecha, por el que continuaremos. Cinco minutos más tarde ignoraremos otro desvío también a la derecha, que baja al Flumen.

A partir de este punto, el sendero desciende bruscamente en busca del Barranco de la Masa, para iniciar a continuación el ascenso hacia el dolmen de la Piatra, al que llegamos a las 11,40 h.

Tras la obligada visita a este monumento megalítico, seguimos un minuto más y de nuevo otro cruce, seguiremos el de la derecha que se orienta claramente hacia el río Flumen y los acantilados. El otro ramal es el que utilizaremos horas más tarde en el regreso.

La excursión es de una sorprendente belleza, naturaleza en estado puro, accesible a cualquiera que tenga un mínimo de forma física. El paso bajo las verticales paredes de los acantilados de Cienfuens, la altiva Sierra de Gabardiella, la profunda garganta que ha excavado el río Flumen y una vegetación exuberante conforman el espectacular paisaje que recorremos.

12,30 h: El sendero pasa elevado sobre las ruinas de un antiguo molino. En este recodo del camino haremos una corta parada para reponer fuerzas. La tranquilidad que se respira invita al reposo.

13,00h: Llegamos a la presa del embalse de Cienfuens, seco. Parece ser que las filtraciones impiden el uso para el que fue construido.

Durante la siguiente media hora, el sendero está excavado en la roca y atraviesa varios túneles, es cuanto menos curioso y le da cierto encanto.

13,30 h: Presa de Santa María de Belsué. Este al menos tiene agua, aunque no mucha. Los ríos de Guara son modestos y el terreno, al parecer, no es el mejor para contener grandes masas de agua.

A pocos metros de la presa, encontramos unas escaleras, que utilizaremos para ir ganando altura de camino al refugio, no guardado, de Peña Guara, al que llegamos unos quince minutos más tarde.

13,45 h: Junto al refugio cogemos la pista que sube desde el embalse y que seguiremos durante los próximos minutos.

14,35 h: Collado de la Travesada. Cruce, continuamos por la izquierda, la pista desciende fuertemente hasta enlazar con la que seguimos, por la mañana, en las inmediaciones del dolmen de la Piatra (o de Belsué, 15,05 h).

Desde aquí, ya por terreno conocido, atravesamos nuevamente el barranco seco de Sabuco (15,25 h) y seguimos descendiendo hasta el de la Mosa (este lleva algo de agua). Continuamos, ahora en ascenso, para ir en busca de mirador del Salto de Roldán (16,05 h), donde descansaremos una media hora, antes de finalizar la excursión. Vistas espectaculares.

16,50 h: Aparcamiento.

PD. Si se afrontan las clavijas de acceso a la Peña de San Miguel, para gente poco experimentada puede ser necesario el uso de arnés y disipador, aunque en general no es necesario. No os dejéis guiar por las fotos, son más fáciles de lo que parece.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta