Tiempo  2 horas 11 minutos

Coordenadas 485

Fecha de subida 23 de abril de 2017

Fecha de realización septiembre 2016

-
-
911 m
760 m
0
1,2
2,5
4,98 km

Vista 685 veces, descargada 45 veces

cerca de Nueno, Aragón (España)

NOTA: Descripción de dos excursiones en el mismo día. San Martín de la Bal d'Onsera por la mañana y San Julián de Andría por la tarde. Queda una jornada de primera categoría.

1.- San Martín de la Bal d'Onsera.

COMO LLEGAR: San Julián de Banzo (Sierra de Guara - Huesca). Poco antes de entrar en esta población, en una curva pronunciada, encontraremos una pista de tierra en buen estado, con la indicación a San Martín de la Bal d'Onsera.

Tan solo queda seguirla durante un par de minutos hasta llegar a un pequeño aparcamiento donde se inicia esta bonita excursión. Carteles del Parque señalan el camino.

08,40 h: El inicio de la ruta transcurre por un corto tramo de pista que rápidamente se transforma en senda. En breve llegamos al lecho seco del Barranco de San Martín que debemos seguir. El entorno es muy bonito.

09,15 h: Llegamos a un desvío (derecha), por donde se abandona el barranco para seguir por un sendero que nos ha de llevar hasta el lugar conocido como la Puerta del Cierzo, donde encontraremos una escuela de escalada con vías de gran dificultad.

Se supone que también hay una fuente, si bien yo no la he visto nunca con agua, apenas una pequeña mancha de humedad en el suelo, por lo que no es un punto fiable para aprovisionarse. Pero no hay que preocuparse por este tema ya que en la ermita de San Martín hay una de lo más sorprendente.

El sendero continúa, en fuerte pendiente, atravesando un frondoso bosque y en otra media hora se llega a una nueva bifurcación, señalizada a la izquierda como Paso de la Viñeta ( camino con escalones tallados en la roca, un cable para asegurarse y pasamanos, que actúan como quitamiedos en las partes “más comprometidas”) y por la derecha como Camino de los Burros (plácido sendero que da un rodeo para evitar la parte más escarpada de esta ruta). Ambos confluyen en el Collado de San Salvador.

09,45 h: Nosotros subiremos por la Viñeta, que tan solo requiere no tener un vértigo excesivo, a pesar del cartel que indica lo contrario y regresaremos, en circular, por el Camino de los Burros.

10,05: Collado de San Salvador, donde se abre la vista sobre la imponente muralla del Barranco de San Martín y la ladera del Pico Matapaños, también sobre parte de la Hoya de Huesca.

En el centro del Collado encontraremos varios indicadores y el inicio del sendero, que en fuerte descenso nos ha de llevar hasta la ermita de San Martín, que de momento se oculta a la mirada. El sendero está protegido con cable pasamanos, para evitar resbalones, por lo que se deja andar con cierta comodidad.

10,35 h: De nuevo en el cauce del barranco, no queda más que remontarlo durante unos pocos minutos hasta llegar a su cabecera, donde en un marco de singular belleza se asienta la ermita de San Martín de la Bal d’Onsera, adornada con una fina cascada que le da ese “elemento sorpresa” que la hace tan especial.

Es un pequeño rincón de la Sierra de Guara, en el que se respira la magia de esta tierra. Aquí permaneceremos más de una hora, reponiendo fuerzas, explorando el barranco y disfrutando del entorno.
Pero todo lo bueno es efímero y se impone la necesidad de regresar.

11,40 h: Reiniciamos la marcha. El camino de vuelta es el mismo que hemos hecho con anterioridad, excepto en la parte que afecta al tramo del Camino de los Burros.

Primero afrontaremos el sendero equipado, que en fuerte desnivel, nos ha de llevar hasta el Collado de San Salvador (12,10 h ). Aquí buscaremos el panel que indica la dirección del Camino de los Burros (izquierda), por el que regresaremos a la confluencia con el inicio del Camino de la Viñeta. Seguiremos, en bajada, hasta llegar a la Puerta del Cierzo y desde allí de nuevo al lecho del Barranco de San Martín.

13,12 h: Una vez en el cauce del barranco, en unos veinte minutos, se llega al empalme con la senda (izquierda), que nos ha de llevar al aparcamiento. Está bien señalizada, pero es mejor ir atento para no pasarse.

13,45 h: Aparcamiento.

Si bien la ermita de San Martín es el destino de esta jornada, no es menos cierto que todo el recorrido es excepcional. Se trata, sin lugar a dudas, de una de las excursiones más recomendables que se pueden hacer en la Sierra de Guara.


EL TRACK: Por si es de vuestro interés.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17396297

Una vez en el aparcamiento y viendo que todavía es temprano, propongo a mis acompañantes aprovechar la cercanía de las Gorgas de San Julián para acercarnos a visitarlas y redondear un día ya de por sí excelente.

2.- Gorgas de San Julián de Andría.

COMO LLEGAR: Nos desplazamos a la localidad de Nueno (muy cerca de Huesca). El inicio de la excursión lo encontraremos en la esquina superior derecha de la pista que circunvala la Urbanización Golf Guara. Está indicado.

14,35 h:. Durante los primeros minutos seguiremos una pista que se orienta hacia la Peña de Gratal balizada como PR-HU 112

14,45 h: Desvío a nuestra derecha. Indicado “ermita de San Julián de Andría, las Gorgas”. A partir de aquí, la pista se transforma en un claro sendero que va ganando suavemente el poco desnivel que tiene la ruta, mientras nos vamos acercando a la entrada de la garganta.

15,05 h: Encontramos el desvío hacia la ermita de San Julián de Andría, que visitaremos a la vuelta, y seguimos de frente unos pocos minutos mientras las espectaculares paredes nos van envolviendo.

15,12 h: Gorga de San Julián, una pequeña joya de obligada visita a tan solo unos pocos minutos de Huesca. Es una garganta de altas y estrechas paredes, en las que la luz del sol apenas puede abrirse paso. El recorrido es breve, apenas unos pocos minutos, pero muy bonito, lo que sumado a la facilidad con que se accede lo hacen especialmente recomendable para visitar en familia.

15,40 h: De nuevo en el cruce de la ermita, seguiremos un corto y empinado sendero hasta llegar al pequeño rellano en que está situada. Es una pequeña balma cerrada, de corte sencillo, en su interior brota algo de agua de las paredes (dicen que tiene propiedades milagrosas).

Las vistas desde la ermita hacia el inicio de la garganta y la hoya de Huesca, invitan al descanso, que prolongamos durante una media hora, momento en que decidimos ponernos nuevamente en movimiento (16,15 h).

Regresamos siguiendo el mismo recorrido, por lo que en poco más de media hora, de plácido sendero, llegamos al aparcamiento (16,50 h).

Pero estos pequeños regalos de la naturaleza es mejor disfrutarlos en buena compañía y la de Carmen, Esther y Xavi es todo un lujo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta