Tiempo  3 horas 27 minutos

Coordenadas 1052

Fecha de subida 30 de enero de 2018

Fecha de realización enero 2018

-
-
1.008 m
642 m
0
3,4
6,8
13,58 km

Vista 144 veces, descargada 5 veces

cerca de Orreaga, Navarra (España)

Mi camino a Santiago, va a ser un poco distinto a los que están publicados, en el apartado etapas. Mis etapas, rondaran alrededor de 15 km. Intentare realizarlas con el apoyo de mi propio coche, para ello me he puesto al corriente de los horarios de autobuses, en primer lugar, y de taxi, en segundo. También juego al principio con otra ventaja, mi residencia, ya que vivo a 90 km de Roncesvalles, y a 100 de Logroño. Mis etapas hasta Logroño, serán de realizar la etapa, y volver a casa. Otra ventaja, es que puedo elegir los días en los que puedo realizar las etapas.
Un precioso día de finales de enero, cielo despejado y con 4 grados, comienzo mi andadura, en compañía de 3 compañeros, después del correspondiente primer sello en nuestras credenciales, recorrer la colegiata y la foto oficial de inicio, nos adentramos en el sendero que abandona Roncesvalles.
Unos 200 metros más adelante y a la izquierda tenemos el cruceiro del Peregrino, cruceiro gótico del siglo XII que fue trasladado por el prior Francisco Polite, la salida discurre por el robledal de las brujas hasta llegar a Burguete, nada más pasar la iglesia de esta localidad giraremos a la derecha y nos llevara a un puente de madera que salva a las aguas del arroyo, a unos Kilómetros más adelante cruzaremos por un puente de piedra que salva las aguas del Mugako.
Antes de entrar en Espinal, tenemos una bonita fuente hecha con tejas y piedras, de esta localidad subimos al alto de Mezquiriz, aquí encontramos restos de la última nevada y al cruzar la carretera nos encontramos una imagen labrada en piedra de la Virgen de Roncesvalles. Nos adentramos en un precioso camino, donde abunda el hayedo, el boj y el acebo. Entramos en Bizkarret, atravesamos la carretera y salimos del pueblo, encontrando a las afueras el cementerio. En menos de 1,5 km, llegaremos al Lintzoain. En la Posada del Camino, Carmen nos atiende muy amablemente, agasajándonos con un menú de su tierra (una deliciosa paella), esta Valenciana, se ha adaptado al lugar y ha apostado por que el camino le dé, el disfrute de este lugar, el cual le encanta recorrerlo. Decir que hay que avisarla un día antes. Cerramos el recorrido y nos dirigimos a la parada de autobús, para que nos traslade de vuelta a Roncesvalles, deseando sea en breve el encuentro con nuestra segunda etapa.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta