Coordenadas 1230

Fecha de subida 2 de septiembre de 2009

Fecha de realización agosto 2009

-
-
1.108 m
501 m
0
4,4
8,9
17,8 km

Vista 1617 veces, descargada 12 veces

cerca de Venta de Cazulas, Andalucía (España)

Esta es una ruta descendente que nos lleva por los terrenos de media montaña de la Sierra de Almijara, hasta llegar a los arroyos y cañones kársticos que constituyen el nacimiento de Río Verde. Durante su recorrido disfrutaremos de vistas panorámicas del macizo de la Almijara y sorprendernos con la aparición de algún ejemplar de su importante población de cabra montés. Sería interesante apreciar la diversidad de flora que nos acompaña durante toda la ruta, con gran cantidad de endemismos, pudiendo observar el cambio entre la vegetación de media montaña al principio y la de ribera al final del sendero.

Esta ruta de senderismo comienza en el antiguo punto kilométrico 27.8 (ahora el 31) de la carretera de la Cabra, la autonómica A-40501 o SO-02, que comunica el puerto del Suspiro del Moro, en Villa de Otura, con la localidad de Almuñécar.

Termina en la junta de los ríos Verde y Nacimiento.

RÍO VERDE
El sendero discurre por una senda estrecha, acondicionado en algunos tramos para evitar riesgos de caídas, no por ello hemos de olvidar andar con precaución. Desde el collado de los Chortales, serpenteando por una ladera montañosa, vamos descendiendo bordeando el cerro Martos hasta llegar al nacimiento del Río Verde. Iremos acompañados en todo momento de una abundancia de vegetación asombrosa. Lo primero que vamos a ver serán pinos resineros, numerosos matorrales de romero y varios tipos de jaras. Al poco tiempo del inicio, nos encontraremos con un lugar específico para vislumbrar las vistas paisajísticas de este sendero. Desde una mesa panorámica de información de este paisaje, podremos conocer en su totalidad todas las sierras que nos rodean Continuaremos después con nuestro camino, hasta llegar al barranco de los Chortales, donde nos sorprenderá la espectacular Cascada de los Árboles Petrificados o Chorrera de los Palos, donde ya se pueden observar las pozas de color verde de las que adquiere su nombre el río

Cascada de los Árboles Petrificados Esta es una cascada realmente singular, en su interior se pueden apreciar rocas alargadas y de color más claro, con toda la apariencia de un tronco de árbol. Y básicamente es lo que eran en su origen. Árboles procedentes tanto de caídas naturales como provocadas por incendios acaecidos a lo largo del tiempo, que han ido quedando enganchados y, con el paso del tiempo, el material calizo disuelto en el agua fue acumulándose en ellos hasta convertirlos en una roca muy porosa llamada “toba caliza”. Ese material calizo disuelto penetraba en el interior de los troncos, pudriendo su interior hasta hacerlo desaparecer, dejando un hueco en su lugar. La roca resultante conserva la forma del tronco originario.

Pozas y cascadas, una aventura para los amantes del barranquismo Nuestra siguiente parada será en el ecuador de la ruta, a la altura del nacimiento del Río Verde, en cuya orilla se encuentra la Fuente de las Cabrerizas. Poco después, podemos contemplar unas pozas a lo largo de un desfiladero; se trata del rebosadero de la Pantaneta de la Cueva de Funes, que se encuentra por encima y desemboca en este lateral de la montaña. Durante todo el camino, lo más seguro es que hayamos sido acompañados por cuadrúpedos asiduos en esta sierra, nos referimos a las cabras monteses, tan ágiles como curiosas. Ya queda menos para finalizar, como último punto de interés destacamos la Cascada de la Cueva o conocida por algunos como la “Y”, que origina la Poza Central. A pocos metros concluimos nuestro viaje de ida.

Al ser una ruta lineal es necesario organizar bien la logística de los coches. Una vez en la junta de los Ríos había la posibilidad de seguir andando hasta el palacio-casa rural de Cázulas e incluso para los más esforzados hasta el pueblo de Otívar. Por unanimidad los 14 aceptamos pagar el peaje que impone la sociedad cooperativa de Cázulas a todos los que quieran evitarse esos duros kilómetros con cuestas y calor en la peor hora de la tarde en verano.

Quedamos desde distintos puntos en el bar restaurante El Capricho de Otívar. Mientras la mayoría del grupo desayunaba, dos coches todo camino (pueden ir coches normales) bajamos a la Junta de los Ríos, donde dejamos un coche; el otro arriba en la en la cancela de peaje, donde ya estaban los otros tres coches en los que fuimos los 14 participantes hasta el PK 31 km (antes 27.5) por una carretera bonita, pero muy serpenteante y estrecha.

En el inicio hay dos aparcamientos y dos puntos donde empezar la ruta. Esta transcurre por un buen sendero durante unos dos kilómetros hasta la cascada de los Árboles Petrificados. Aclaro que es un buen sendero para montañeros y senderistas, pero con cierta dificultad para personas sin experiencia.

Desde esta cascada hay dos opciones hasta la fuente de las Cabrerizas: por la pista y por el sendero, alternativa que elegimos. Aquí podemos optar por subir al embalse de la Cueva de Funes, que desechamos por el calor para llegar cuanto antes a la poza central.

Una vez llegado a la conjunción de los barrancos Chortales, el que traíamos, y el de Madroñales, que da lugar al barranco de las Chorreras, lo cruzamos e iniciamos una dura cuesta hasta el barranco del LagarTo, que bajamos para llegar a la espectacular poza Central, donde disfrutamos en sus aguas frescas y cristalinas.

Una vez tomado el almuerzo, descendemos por un sendero (no prestamos atención al cartel “fin de sendero”) y seguimos disfrutando del río con sus cascadas, pozas que nos invitan al baño, más frecuente cuanto más calor haga. Cruzamos el único puente que ha quedado de la gran riada hasta un abrigo que algunos llaman la Bóveda Santuario, donde iniciamos el sendero que nos sube a los dos miradores y la sorprendente era en un sitio tan alejado de las zonas de cultivo de cereal.

Cruzamos el último puente y nos volvemos a bañar en las pozas o charcones últimos de la ruta.

Al llegar a la junta de los Ríos, nos encontramos con las consecuencias de la gran riada de 2007 que socavó varios metros de tierra, haciendo complicado el cruce del río.

En total hemos hecho ocho kilómetros. Un primer grupo toma el coche que habíamos dejado por la mañana. En la cancela de peaje, Juanjosé toma su coche para bajar a por más compañeros/as mientras continúo hasta Otívar con los “pasajeros” dejándolos en el Capricho y vuelvo a bajar al río a recoger al resto, principalmente los conductores a los que llevo hasta los tres coches que dejamos al inicio de la ruta.

Una vez en restaurante todos/as disfrutamos de unas buenas cervezas en agradable compañía.

Si alguien opta por hacer la ruta andando hasta Otívar

2011-08-12 río Verde junta de los Ríos hasta Otívar
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1935974

En verano el tramo a partir del puente de Hierro es caluroso, especialmente en las subidas. Se cruza el río y acequias donde remojarse en varias ocasiones. Hay dos variantes: a Otívar y al Palacete de Cázulas. En Otívar, tiene una pendiente muy fuerte desde el río. Son 19 km en total.

La opción más razonable, dentro de la locura de pasar calor por la tarde, es llegar hasta el Palacete de Cázulas, donde habríamos dejado un coche y recorta más de 3km. Estas rutas a partir del puente de hierro tienen varias indicaciones de prohibido el paso a peatones por ser finca particular.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1935977

Distancia desde el bar el Capricho hasta la cancela-peaje. Son 5 km.
https://goo.gl/maps/7Bv2t

Distancia desde la cancela al inicio de la ruta. Son 11 km en 15 minutos
https://goo.gl/maps/NDxYs

Ver más external

Pista a carretera
Puente
Poza Central
Mirador 1
Inicio PK 30
Era
Embalse Cueva de Funes
Charcones
Cascada árboles petrificados
Barranco de la Topera

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta