Descarga

Distancia

19,86 km

Desnivel positivo

1.023 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

1.015 m

Altitud máxima

820 m

Trailrank

58

Altitud mínima

484 m

Tipo de ruta

Circular

Coordenadas

1219

Fecha de subida

8 de noviembre de 2009

Fecha de realización

noviembre 2009

Crea tus Listas de Rutas

Organiza las rutas que te gustan en listas y compártelas con tus amigos.

Pásate a Wikiloc Premium Pásate a Premium para eliminar los anuncios
Crea tus Listas de Rutas Crea tus Listas de Rutas
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
820 m
484 m
19,86 km

Vista 5117 veces, descargada 66 veces

cerca de El Centenillo, Andalucía (España)

Hay que saltar dos vallas sin dificultad. Tienen un acceso para personas.

La mina de los Curas fue registrada con el nombre de María del Pilar, situada en el Cerro del Peñón Colorao, en pleno cauce del señalado en los mapas como río Grande. Formó parte del complejo minero Los Curas-El Soldado conformado por los pozos María del Pilar (Curas) y ampliación a María del Pilar en el cerro del Peñón Colorao y Jesús y María (El Soldado), María de los Ángeles y San José en la orilla opuesta del río, conocido como Dehesa de Cielo Abierto.

El complejo minero se arraigó en el conocimiento popular carolinense por varios motivos: por haber estado funcionando hasta épocas relativamente recientes (1948), por haber pertenecido el Grupo a la Cia. La Poderosa con sede social en La Carolina, alcanzando durante su propiedad la mayor producción (2.443 toneladas /año en el periodo 1891 -1897), posteriormente en 1911 pasó a manos de la sociedad Figueroa y Cia., también vinculado a La Carolina, de hecho fue quién construyó la torre de la munición en la calle Ondéanos. A los pocos años fueron abandonadas por improductivas y, finalmente, como el ave Fénix, reapareció tras la contienda bélica civil de la mano de la CMM Los Guindos, igualmente de sede carolinense, que la explotó productivamente hasta su cierre definitivo. Una característica de este grupo minero, especialmente en sus inicios, es la de que tenía pocos pozos de extracción, la mayoría de los trabajos se realizaban mediante socavones que avanzaban desde el pie del cerro en la orilla del río.

En este lugar, encontrado accidentalmente cuando llegaron los nuevos mineros a mediados del siglo XIX e investigado concienzudamente en los años sesenta y setenta del XX por Guy Tamain y Claude Domergue se situaba un gran centro de extracción y tratamiento de mineral de la época Ibero-Romana (siglo II d. de C.). Junto con las fundiciones cercanas de la Tejeruela y la Fabriquilla, esta, la del Cerrillo del Plomo (o cerro de la chimenea, como también se conoció) fue probablemente la más productiva al contar con una ventilación natural eficaz que facilitaba el tiro de los hornos y la salubridad de los trabajadores y habitantes de la zona (1)

En el panel informativo situado en el lugar, se comenta que ya emplearon aquí la tecnología que se conocía en la época, concretamente el Tornillo de Arquímedes de los que se encontraron en 1911 restos de cinco de estos ingenios entre los pozos Santo Tomás y El Águila para solucionar el problema de la acumulación de agua en las galerías.

FUENTE: http://elcochedesanfernando.blogspot.com.es/2012/01/el-centenillo-jaen-subida-por-la-bomba.html

EL CENTENILLO
El Centenillo es una pedanía perteneciente al término municipal de Baños de la Encina.
Se encuentra a 17 kilómetros de La Carolina, en pleno corazón de Sierra Morena, en la provincia de Jaén. Tuvo su mayor esplendor en la primera mitad del siglo XX debido a la actividad minera.

En el siglo II a. de C. y hasta la caída del Imperio romano, las minas de El Centenillo ya daban su fruto, el plomo y la plata, esta en menor medida. El descubrimiento de las antiguas labores mineras en la zona por los romanos se hizo a finales del siglo XIX por los ingleses, al realizar estos nuevas prospecciones. La explotación de estas minas fue de las más importantes de la época romana en la provincia de Jaén, actualmente los restos de estas minas, están prácticamente desaparecidos, debido al gran expolio que se hizo en décadas pasadas por personas que no tenían conocimientos en arqueología, o al contrario, al saber la importancia de lo descubierto se trasladó a museos, sobre todo británicos.

En el año 1867, los ingleses, que ya explotaban las minas de Linares, inician de nuevo los trabajos, creando la entidad “Sociedad Especial Minera Riogrande”, que posteriormente en el año 1886 se convierte en “Centenillo Silver Lead Mines Company Limited”, para pasar después a denominarse en 1898 en “New Centenillo Silver Lead Mines Company Limited”, todas ellas con capital británico, después y debido a la presión de los impuestos ingleses en 1921, pasa a denominarse “Minas del Centenillo, S.A.", ya con capital español.

El pueblo en su construcción, tenía bastante parecido a un pueblo minero de la campiña inglesa, en sus edificaciones se emplean materiales de la zona, sobre todo la pizarra. La organización de la localidad, estaba estructurada jerárquicamente, con construcciones de viviendas para solteros, para obreros casados, las destinadas a capataces y las zonas más lujosas para ingenieros y directivos.

Los servicios comunitarios tenían una gran importancia y como la vivienda, estaban organizados por la empresa, se contaba con hospital, farmacia, economato, mercado, iglesia católica e iglesia protestante, biblioteca, cuartel de la Guardia Civil y para el ocio, cine de verano e invierno y un casino alrededor del cual giraba la vida social del pueblo, también tenía campo de fútbol y de tenis, como no podía ser de otra manera al haber habitantes ingleses.
En 1953, “Minas del Centenillo S.A.” pasa a ser propiedad de la empresa “Sociedad Minero y Metalúrgica Peñarroya”, que adquiere la mayoría de las acciones, la actividad de esta compañía duró 10 años, los últimos con pérdidas por lo que en 1964 se clausuran las minas después de 100 años de actividad, en total se extrajeron unas 800.000 Tm. de plomo.

La empresa concesionaria desmontó la totalidad de la maquinaria y solo quedaron en pie los edificios como testigos mudos a través del tiempo. Ahora, varios decenios después del cierre, debido al paso del tiempo y a la despreocupación de las distintas administraciones, las minas de plomo del Centenillo son un recuerdo.

Actualmente El Centenillo es una zona de ocio y descanso y que debido al desarrollo de la actividad rural, tienen un gran auge, por encontrarse en un enclave privilegiado en el corazón de Sierra Morena, al que acuden cada vez más visitantes, a descansar y pasear por sus tranquilas calles en silencio.
https://es.wikipedia.org/wiki/El_Centenillo_(Ja%C3%A9n)

GEOLOGÍA DE LA ZONA
https://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/web/ContenidosOrdenacion/red_informacion_ambiental/PDF/Geodiversidad/Geodiversidad_y_Patrimonio_Geologico_Andalucia_2006/capitulo11.pdf

En el sector noroccidental de la provincia de Jaén afloran materiales pertenecientes a tres grandes unidades geológicas. Por un lado, las viejas rocas de la Zona Centro-Ibérica, uno de los dominios geológicos en los que se divide el Macizo Ibérico, representado aquí por los relieves más orientales de Sierra Morena. Son rocas metamórficas de edad Precámbrico a Carbonífero, plegadas y dispuestas en bandas de dirección NNE-SSO, limitadas generalmente por fallas de gran envergadura. Por otro, depósitos post-orogénicos que cubrieron el macizo durante el Mesozoico. Por último, el relleno sedimentario del sector nororiental de la Cuenca del Guadalquivir, que contacta aquí con Sierra Morena a través de una serie de importantes accidentes tectónicos que definen una fosa tectónica, la Fosa de Bailén. En el zócalo paleozoico es donde encajan las mineralizaciones filonianas del distrito minero plumbífero de Linares–La Carolina.

11.1.1. La Zona Centro-Ibérica La historia geológica de la región oriental de Sierra Morena comenzó hace unos 550 Ma, a comienzos del Paleozoico, cuando un extenso mar bañaba la zona extendiéndose hacia el sur. A comienzos del Ordovícico se depositaron en sus áreas litorales arenas, como se sedimentan actualmente en las playas y los fondos someros marinos. En esa época, la línea de costa se situaba, muy próxima a Despeñaperros. Estas arenas, convertidas más tarde en cuarcitas muy resistentes a la erosión, imprimirán al relieve uno de sus rasgos más personales: las agrestes cuerdas de cuarcita armoricana. La zona continuó siendo marina durante el Silúrico y el Devónico, depositándose en ella fuertes espesores de arenas y arcillas, transportadas por los ríos que erosionaban un antiguo continente, y fangos carbonatados, procedentes de la acumulación de caparazones y esqueletos de organismos que vivían en el propio mar. En el Carbonífero, hace unos 320 Ma, el mar se restringió hasta generar extensas zonas pantanosas. En ellas se acumularon grandes cantidades de restos vegetales, que más tarde se transformaron en capas de carbón. Estos materiales no afloran en Despeñaperros, pero sí lo hacen en áreas próximas

◗ 11.1.2. La Fosa de Bailén y el distrito minero de Linares–La Carolina El juego de dos fallas normales que comenzaron su actividad en el Trías (hace unos 220 Ma) ha dado lugar a una fosa tectónica o graben en el sector de Bailén. En el margen oeste se sitúa la Falla de Baños-La Carolina (con más de 320 metros de desplazamiento vertical a la altura del núcleo de Baños de la Encina) y en el margen este la Falla de Guarromán (con 200 metros de desplazamiento vertical del bloque hundido a la altura de la mina Matacabras). Este sector sufrió tras la Orogenia Hercínica una intensa erosión originando una extensa penillanura, sobre la cual se depositaron sedimentos fluviales en el Triásico. Mucho más tarde, una vez estructurada la Cordillera Bética se acumularon depósitos marinos en el Mioceno. El Distrito Minero de Linares-La Carolina ha constituido la zona de mayor producción de plomo a nivel mundial desde 1880 hasta 1970, aunque las primeras explotaciones se realizaron hace más de 4.000 años. En el año 1920 llegaron a cuantificarse más de 120 explotaciones activas con mas de 65 km de pozos y 800 km de galerías. La producción de plomo llegó a superar las 600.000 toneladas de mineral, entre los años 1860 y 1940. Actualmente, todas las explotaciones están paralizadas

Ver más external

Waypoint

Venero

Waypoint

Sendero señalizado Cerrillo del Plomo

  • Foto de Sendero señalizado Cerrillo del Plomo
  • Foto de Sendero señalizado Cerrillo del Plomo
  • Foto de Sendero señalizado Cerrillo del Plomo
  • Foto de Sendero señalizado Cerrillo del Plomo
  • Foto de Sendero señalizado Cerrillo del Plomo
  • Foto de Sendero señalizado Cerrillo del Plomo
Waypoint

Río Grande, Guadalevín o de los Curas

  • Foto de Río Grande, Guadalevín o de los Curas
Waypoint

Puente en el río Los Curas

  • Foto de Puente en el río Los Curas
  • Foto de Puente en el río Los Curas
Waypoint

Embalse del Puntal

  • Foto de Embalse del Puntal
  • Foto de Embalse del Puntal
  • Foto de Embalse del Puntal
  • Foto de Embalse del Puntal
  • Foto de Embalse del Puntal
  • Foto de Embalse del Puntal
Waypoint

El Centenillo

  • Foto de El Centenillo
  • Foto de El Centenillo
  • Foto de El Centenillo
  • Foto de El Centenillo
  • Foto de El Centenillo
  • Foto de El Centenillo
Waypoint

Cruce camino de la Cuerda

  • Foto de Cruce camino de la Cuerda
  • Foto de Cruce camino de la Cuerda
  • Foto de Cruce camino de la Cuerda
Waypoint

Cerrillo del Plomo

Waypoint

Casa del Puntal

  • Foto de Casa del Puntal
  • Foto de Casa del Puntal
  • Foto de Casa del Puntal
  • Foto de Casa del Puntal
Waypoint

Casa Del Pantano

  • Foto de Casa Del Pantano
Waypoint

Casa de los Camarenes

  • Foto de Casa de los Camarenes
  • Foto de Casa de los Camarenes
  • Foto de Casa de los Camarenes
Waypoint

Bomba (Estación Elevadora De Aguas)

Waypoint

Bifurcación alternativa sendero junto al río

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta