Tiempo  40 minutos

Coordenadas 211

Fecha de subida 9 de noviembre de 2010

Fecha de realización noviembre 2010

-
-
674 m
523 m
0
2,1
4,2
8,36 km

Vista 1595 veces, descargada 9 veces

cerca de Santa Olalla del Cala, Andalucía (España)

Se puede hacer la ruta en vehículo. Es una vía verde o antigua vía férrea de la mina. Este es el tramo de ida, por lo que el total se multiplica por dos.
La presente etapa une los municipios de Cala y Santa Olalla. El itinerario discurre entre el camino vecinal que une ambas localidades y el antiguo trazado del ferrocarril minero de la Mina de Teuler de manera que apenas va a representar dificultad en su realización tanto por el firme como por la escasa pendiente que posee. El paisaje sigue guardando cierta similitud con tierras extremeñas y tanto al inicio como al final los baluartes y fortalezas nos indican que estamos en tierras de frontera así como algunos topónimos relacionados con el pasado como “los Moriscos” o “cortijo del Moro”. La etapa la podríamos dividir en dos partes: una en el término municipal de Cala, donde el itinerario recorre caminos y sendas en su mayoría escoltadas por paredes de piedra, y otra, ya en término de Santa Olalla, en la que el itinerario coincide prácticamente en su totalidad con el ferrocarril desmantelado de la mina Teuler. La vegetación sigue siendo eminentemente mediterránea, predominando las dehesas de encinas y alcornoques de gran porte. El matorral abunda en las inmediaciones de la mina y en bordes y taludes del antiguo ferrocarril. Especies de la familia de las jaras y otras colonizadoras como la rascavieja van ganando terreno en estos enclaves degradados.


DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO
(Se describe en orden inverso al realizado)
Las minas de Teuler.
En la panorámica que se observa al borde de esta mina abandonada, llama la atención su “corta”, las acumulaciones de escombros y la buena perspectiva que obtenemos desde este alto con las alineaciones. La zona de extracción se encuentra convertida en una gran balsa de agua de color azul verdoso propio del lavado superficial de las laderas escarpadas y del alto contenido mineral de la zona como son algunos sulfuros de cobre. A pesar de todo al borde de esta laguna superficial pueden aparecer ocasionalmente aves propias de escarpes y cortados rocosos como el abejaruco o la roquero solitario que compiten en color con las aguas. En la mina de Teuler se explotaban minerales de hierro asociados al metamorfismo de contacto producido por el plutón de granito cercano. Los minerales son magnetita, hematites y limonita, entre otros. Iremos poco a poco dejando la fosa minera a la izquierda para bordearla y descender hasta un ensanche del camino donde haremos un alto antes de continuar ya que deberemos desviarnos. Hacia la derecha continúa el camino, pero nuestro caminar sigue adentrándose en otro camino de menor entidad que sale a la izquierda entre un zarzal y una gran encina.

Cortijo Paco Marín y antiguo ferrocarril
Al pasar una alberca nos encontraremos una cortijada conocida como Cortijo de Marín. En el entorno del edificio se sitúa un grupo de eucaliptos y algunas moreras con olivos que delatan la presencia de antiguas huertas. Buscaremos el flanco derecho del cortijo desde nuestra posición por donde continúa el camino y tras cruzar una cancela se iniciará un ligero descenso que nos conducirá a las inmediaciones de las escombreras de la mina. En este punto se conecta con el camino que corresponde al trazado del antiguo ferrocarril desmantelado que en la actualidad es una ruta asequible y en buen estado.

Se toma así el trazado de la vía a la derecha y aparece un paso canadiense que hay que cruzar por el lugar conocido como Pedregosilla. El camino va haciendo curva a un lado y a otro buscando las líneas de la misma cota por lo que el perfil en este tramo es prácticamente llano con un ligero descenso. Predominan las dehesas de alcornoques y encinas sustituidas en las vaguadas más húmedas por grandes quejigos. En los taludes de la vía y cortados se ve representado un matorral que crece al amparo de estas pendientes, no faltando las jaras y jaguarzos enriquecidos por madroños, durillos y retamas. En algunas partes del trazado afloran grandes bloques de granito y la vaguada de los Corcovados es salvada por una profusa curva que deja en su lado derecho el cortijo del Moro. La panorámica del terraplén ofrece un relieve alomado de trazos antiguos donde al noreste se pierden las estribaciones más elevadas de las sierras. Mientras discurrimos entre la sierra del Viso y un ambiente de húmedas dehesas.

El resto de recorrido por el firme de la vía no entraña mayor dificultad a la hora de orientarse, las trincheras y terraplenes van a ir desapareciendo conforme nos aproximamos a Santa Olalla de Cala y divisamos a lo lejos su castillo. Los cultivos de olivar van a ir ganando terreno y en una recta aparecerá un camino asfaltado que cruza perpendicular a nuestra dirección mientras una pequeña caseta de ferrocarril, abandonada y semiruinosa aparecerá a la derecha.
Cruce camino vecinal de Santa Olalla
Hemos llegado a un espacio más abierto donde van a predominar las pequeñas parcelas de olivar y extensos pastizales, a la izquierda las vistas de Santa Olalla. Aparecerá de nuevo otro camino perpendicular, este custodiado por paredes de piedra que ignoraremos para continuar mientras que el trazado va girando a la izquierda en una curva de casi 90º. Poco antes de llegar a la antigua estación permaneceremos atentos en este punto. Mientras que a la derecha aparece un edificio con una gran torva y báscula, abandonamos el trazado de la vía que habíamos traído adentrándonos por un estrecho camino casi senda que sale a la izquierda entre dos muros en dirección al castillo Esta calleja baja poco a poco hacia el barranco de Arroyolimón y en ocasiones suele estar invadida de vegetación ya que no transitan vehículos a motor. No sin dificultad, atravesaremos el arroyo con cuidado pues existe un cordón continuo de zarzas a sus bordes. Poco a poco nos iremos acercando a uno de los laterales del castillo, siempre al frente, hasta llegar junto a una caseta de transformador eléctrico donde la vereda vira a la izquierda para enlazar con un camino de cemento y piedras en un cruce. En este punto, si giramos a la izquierda llegaremos, tras 150 m, a una fuente y unos merenderos y, si giramos a la derecha, entraremos en el pueblo de Santa Olalla de Cala tras unos 150 m dando por concluido nuestro itinerario.


Las minas de Teuler y el ferrocarril
La Sierra de Aracena y Picos de Aroche es una zona muy rica en minerales de hierro. Dentro de este espacio se localizan explotaciones tan importantes como las de Minas de Cala o el Coto Minero de Teuler, localizado este último en el término municipal de Santa Olalla.

El origen de estos minerales hay que buscarlo en el metamorfismo de contacto entre rocas plutónicas del batolito granítico de Santa Olalla y las calizas adyacentes que dominan el entorno. Esta aureola de metamorfismo va a originar magnetitas, calcopiritas y otros minerales de alto contenido en hierro. El Coto Minero de Teuler, se encuentra integrado por nueve minas y al igual que Minas de Cala alcanzó su mayor apogeo a principios del siglo XX, cuando se decidió la construcción de un ferrocarril para transportar el hierro hasta el puerto de Sevilla con un ramal de 18 km desde la estación de Zufre a minas de Teuler pasando por Santa Olalla, parte que coincide con un tramo del GR-48. El ferrocarril se mantuvo en activo el primer tercio del siglo XX pero es a partir de los años veinte cuando la explotación comenzó a no ser rentable, suspendiéndose el tráfico de mercancías y viajeros en 1933. Durante la etapa de decadencia minera, la explotación de Teuler pasa a la compañía Minero Andaluza del Andévalo, quedando finalmente abandonadas tras el cierre de esta compañía en 1982.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta