Tiempo  3 horas 30 minutos

Coordenadas 809

Fecha de subida 28 de noviembre de 2011

Fecha de realización noviembre 2011

-
-
1.976 m
1.596 m
0
2,5
5,0
10,08 km

Vista 2277 veces, descargada 65 veces

cerca de El Patronato, Andalucía (España)

Esta ruta transcurre por un breve tramo del GR 7 que coincide con la etapa 17 del GR 247 (Refugio Campo del Espino – Pontones).
La subida al calar de las Palomas no tiene sendero.

ETAPA 17 DEL GR 247 (REFUGIO CAMPO DEL ESPINO – PONTONES).
Esta es una de las etapas que recorren la sobrecogedora altiplanicie de Los Campos de Hernán Perea, a 1600 m de altitud media, un vasto territorio que históricamente ha sido deforestado para abrir pastos a la oveja de raza segureña. Su paisaje impresiona por la amplitud de sus panorámicas, siempre flanqueadas por grandes elevaciones, como el Calar de las Palomas por la derecha y el Pinar del Risco por la izquierda. En invierno es el territorio de la nieve. En primavera, de los verdes pastos de altura. Y siempre, el hogar de una ancestral cultura ganadera que merece el mayor reconocimiento. El buitre leonado y el cernícalo nos acompañarán con su vuelo.
En el tramo que discurre por Los Campos apenas hay algún árbol, pero a cambio de esta carencia disfrutamos de anchos horizontes y una profunda sensación de estar en uno de los enclaves más remotos, auténticos y desconocidos de las montañas andaluzas. En realidad, la sensación de soledad no deja de tener algo de engañosa, pues al ser una zona muy ganadera, es frecuente encontrar a los pastores que están al cuidado de sus ovejas de raza segureña.
Conoceremos uno de los enclaves que dan mayor identidad al parque natural: el nacimiento del río Segura, que mana en una espectacular poza cristalina. El agua surge de una cueva que forma parte del sistema subterráneo que recoge las abundantes precipitaciones caídas en los Campos de Hernán Perea. En su entorno, las pinturas rupestres del Abrigo de La Cañada de la Cruz dan testimonio de que el ser humano sintió como acogedoras estas montañas hace ya miles de años.
Esta etapa comienza junto al inicio de la variante GR 247.2. Cerca del nacimiento del río Segura comienza la derivación 6 del GR 247, hacia el mirador de Juan León, que en un corto paseo se asoma desde el valle del Segura al del Guadalquivir.

http://www.sierrasdecazorlaseguraylasvillas.es/gr247/index.php?option=com_k2&view=item&id=96:etapa-17-refugio-campo-del-espino-pontones&Itemid=320
GR 7 ETAPA 03. PONTONES – COTO-RÍOS. TRAMO ENTRE EL CORTIJO DE LA FRESNEDILLA Y LA HOYA DE LA ALBARDÍA.
http://fedamon.com/senderos/grs/pdf/gr7_jaen/topoguia_GR7_Jaen.pdf
EL RECORRIDO
Partimos desde Pontón bajo. Dejaremos atrás la vista de la piedra del agujero y esta pequeña localidad, que es conocida entre otras cosas por la calidad de su pan. Pues queremos dirigirnos a la Fuente del Segura. Para esto, será necesario atravesar las tres aldeas que se engloban con el mismo nombre. Para ello, tomamos desde el pueblo, una estrecha carretera que asciende junto al cementerio, hasta la carretera principal que va al nacimiento del río Segura. Nada más pasar el cementerio a unos 150 metros, abandonamos la carretera, por un camino hacia la derecha, del que hay que estar atento para no pasarse. El sendero va por el lado opuesto y paralelo a la carretera, se trata del antiguo camino que recorría esta vega, comunicando las cortijadas entre chopos y endrinos. Se alcanzará un collado, junto a unos depósitos de agua. Nos llamara la atención, las rocas pulidas por las que hemos pasado sin duda, labradas por la multitud de rebaños que han recorrido la zona. Seguimos la estrecha carretera dejando la carretera del Segura a la izquierda y bajamos hasta la acogedora Fuente Segura de Abajo. Cruzamos el joven río Segura y el sendero continua por el margen izquierdo del río, ascendiendo suavemente hasta Fuente Segura de En medio y después a Fuente Segura de Arriba, hasta llegar a una evidente carretera hasta el Nacimiento del río Segura. El agua sale fría y de una transparencia inusual de un agujero en el suelo, formando un remanso desde este definido nacimiento. El joven río Segura, ira haciéndose cada vez mas grande, hasta ser uno de los cursos fluviales mas importantes de la cuenca mediterránea. Donde también se encuentra un área recreativa. Desde el Nacimiento del Segura, el GR7 es común durante un trayecto con el GR41, que se dirige a la aldea de Don Domingo. Debemos tomar una pista empinada a la derecha, que gana altura rápidamente sobre la misma Fuente del Segura. A partir de este punto, estamos dentro de los límites del Coto Nacional. Por tanto, no deberemos salirnos de los caminos y seguir las indicaciones de la Agencia del Medio Ambiente. Es una pista muy marcada, sobre el margen izquierdo del barranco. El GR7 la abandona y separa del GR 144, a la derecha por una pista bien marcada, que conduce al Pinar del Risco. Una de las zonas más deshabitadas de todo el GR7 en Jaén, con 1737 m. de altitud. Motivo por el que deberemos ir bien provistos de todo lo imprescindible, sobre todo en invierno. En donde las condiciones de la zona son muy severas, sobre todo cuando la nieve o la niebla llegan a ocultar el camino, sus marcas, y hasta los mismos hitos. El tramo de camino sobre el Pinar del Risco, discurre por una especie de altiplano, de una olla a otra, con subidas y bajadas entre pinares espesos y prados abiertos. Destapando sucesivamente un paisaje tras otro. Cuando llegamos al cruce, en el mirador de Juan León, sí disponemos de tiempo, es aconsejable hacer una parada, pues dispone de una de las mejores panorámicas de la Sierra de Segura. Desde allí, veremos las cortijadas deshabitadas de Los Centenares y Los Miravetes. Esto nos dará una idea de cómo vivía la gente serrana, lejos de cualquier núcleo de población mayor, haciendo una vida de subsistencia dedicada a la ganadería, la agricultura y la madera. Desde el cruce del mirador, el terreno es similar al que traíamos, pero sobre un espacio más abierto en cuanto a vegetación, pronto iniciará un primer descenso hasta la Hoya del Ortigal. Aquí se encuentra un nuevo cruce el GR7, deberemos ir valle abajo, por el camino que tiene un gran bloque de piedra, impidiendo de este modo el paso para los todoterreno.

El siguiente punto de destino, es la Hoya de la Albardía, donde se encuentra una cortijada en ruinas y deshabitada, que recibe también este nombre. Para llegar a ella, debemos abandonar la pista que traemos. Para tomar seguidamente, en una llanura despejada, un camino apenas marcado a la izquierda, dando un giro de casi 360º (unas flechas nos advierten de ello). Con este cambio de dirección y a unos 150 m del cruce, el camino transcurre por unas rodadas casi desparecidas, que desciende por una vaguada. Al pasar por una fuente de ganado, aparecen unos prados, (antiguos campos de cultivo) próximos al arroyo. En este punto apenas se intuye el sendero, que nos conduce a las Cortijada de la Albardía. Debemos continuar por el margen derecho del arroyo unos 100 m., cruzar entre unos chopos al otro margen y seguir paralelos al arroyo, donde hay zonas encharcadas. Bajaremos a otro prado ciñéndonos por su izquierda, junto al monte, por donde aparece otra vaguada. Nos encontraremos con una tinada de ganado en un pequeño collado, al que tendremos que subir. Desde este punto, las vistas de los tajos del pico “Banderillas” dominan este paisaje, sin duda uno de los más agrestes de la sierra de Segura. Una vez allí, desde este collado, el sendero desciende buscando el barranco y abriéndose camino entre los pinos. Después y sin perder altura por el margen izquierdo del arroyo, llegamos al collado sobre el Cortijo de Cubero. El entorno aquí es magnifico, el Banderillas de nuevo nos ofrece una vista vertiginosa. El cortijo del Cuvero esta prácticamente escondido en esta vaguada, flanqueado por los picos del “Castellon de los Toros” y el agudo “Pinaron”. A la izquierda, dirección sur, descendemos repentinamente 264 m. Debemos de ser prudentes y realizar todos los zig-zag del estrecho sendero, para no perdernos en las bifurcaciones que van desde las antiguas zonas de cultivo hasta llegar a La Frenadilla. Conjunto de cortijos dispersos, la mayoría en ruinas. De nuevo la parada será obligada para ver los tajos calizos de donde nace el rió Aguamulas, donde se encuentra la pista forestal, pista que no deberemos abandonar en los próximos 10 km. Entre Pinos nigra, pinaster, Madroños, Lentiscos, Durillos y un largo etc, iremos perdiendo altura, observando el pico del Mulon. Al fondo nos encontraremos con las cumbres del Blanquillo, perteneciente a la Sierra de las Villas. Todo esto acompañados del rumor del rió hasta llegar a la Casa forestal de Aguamulas, donde se encuentra una fuente sobre el mismo camino llamada Fuente Bonales. A unos metros, nos encontramos con una cadena que restringe el paso a los vehículos y a 300 metros concluye este camino en una pista principal, que rodea el pantano del Tranco por su margen derecho. Continuaremos por la izquierda según bajamos, aquí se encuentra una caseta de control forestal, a unos 150 m. un puente y la piscifactoría del río Aguamulas. A 2.5km aproximadamente, nada más pasar por la misma entrada del camping de los “Llanos de Arance” se inicia una leve subida. Antes de llegar al puente, unos 50m aproximadamente, dejamos este amplio camino para tomar a la izquierda un carril con cadena hasta llegar a Cotorríos.

Georrecurso inventariaado. Polje de la Cañada de la Cruz
Ejemplo de polje tectónico desarrollado en la planicie kársticas de Pinar Negro. El polje constituyó una cuenca endorreica (sin salida al mar), delimitada por fallas normales que posteriormente ha sido capturada por erosión remontante por el río Segura, convirtiéndose en una cuenca exorreica (con salida al mar). Presenta una morfología alargada llegando a superar los 6 km. En el entorno otras de las formas kársticas muy abundantes son las dolinas que se concentran formando el campo de dolinas de Pinar Negro.

Ver más external

Tinada Las Palomas
Calar de las Palomas 1964
Ejemplo de polje tectónico desarrollado en la planicie kársticas de Pinar Negro. El polje constituyó una cuenca endorreica (sin salida al mar), delimitada por fallas normales que posteriormente ha sido capturada por erosión remontante por el río Segura, convirtiéndose en una cuenca exorreica (con salida al mar). Presenta una morfología alarga llegando a superar los 6 km. En el entorno otras de las formas kársticas muy abundantes son las dolinas que se concentran formando el campo de dolinas de Pinar Negro.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta