-
-
2.479 m
1.143 m
0
5,8
12
23,3 km

Vista 1153 veces, descargada 12 veces

cerca de Bohoyo, Castilla y León (España)

Primero señalar que a esta ruta también se la conoce como la de Miguel de Unamuno y está balizada como PR AV ‐ 16.
Desde Bohoyo tomamos el desvío que nos lleva a Navamediana donde iniciamos la ruta. Nada más superar el puente del arroyo que baja por la garganta a recorrer. Este lugar se llama El Molino. Hay un sendero junto al cauce del arroyo, que tomamos por la orilla derecha. El sendero se separa del arroyo en el Prado de Las Navazuelas y después vuelve de nuevo a él cuando nos adentramos en el frondoso robledal. Por aquí, sin límite definido, acaba el amplio valle que forma la vega y comienza la garganta, zona esta llamada La Apreturilla, que ha estrechado nuestro paso, aunque después tenderá a abrirse de nuevo. De momento la subida es muy tendida, aunque prolongada, lo que favorece nuestra marcha, los robles van cediendo el paso a el piorno y los prados montañeses que encontraremos hasta lo más alto de nuestro recorrido. Pasando La Apreturilla encontramos la fuente de La Secá en el mismo borde del camino, ya a 1.350 metros de altura. Más tarde las fuentes de Redonda y Tablas, esta última a 1.600 metros. Por estas inmediaciones hay tres chozos en buen estado para refugiarse. (En la ruta de subida hay cinco refugios en total). Durante nuestra subida hemos ido contemplando por la ladera opuesta a la nuestra, llamada Cuerda Llana, gran cantidad de pequeños valles formados por glaciares que desembocaban en la garganta principal que recorremos. A nuestra derecha contemplamos el Risco de la Campana y el Risco del Bollo que dan nombre a sus propios glaciares. Seguimos ganando altura para llegar a la zona más agreste conocida como Los Lanchares al pie de El Berrueco situado a nuestra izquierda y habremos empleado ya más de 3 horas al llegar al refugio. La cuerda por la que caminamos es la del Caramito que vierte sus aguas tanto a la garganta de Bohoyo que recorremos como a la de Navamediana.
Desde los Lanchares, –también conocido por el Lanchón –, donde nos encontramos, localizamos las pozas del Baño de las Sirenas (no pasar sin asomarse a la poza trasera con su cascada) y comienza un enorme pasillo con muy acusado desnivel lo que da un aspecto de enigmático y bello laberinto al roquedal pulido por la acción de los hielos. Tres kilómetros más, y después de ascender otros trescientos metros, llegamos a la Hoya de Belesar, aquí era donde comenzaba la cabecera del glaciar que recorría diez kilómetros hasta llegar al valle. Localizamos el refugio de Belesar, último de la subida, a partir de aquí ya no hay señalización PR. Continuando con nuestra ascensión, en la cuerda del Caramito, a nuestra izquierda encontramos Meapoco con 2.407 metros de altura, sus aguas originan la Fuente de los Serranos y frente a él, a nuestra derecha, el pico de Los Castillejos con 2.296 metros. En este punto nos dirigimos hacia la tapia de piedra que indica el límite del municipio de Bohoyo, – estos son los Llanos del Asperón –, siguiendo el cordal hacemos cumbre en El Belesar y el Risco de las Cinco Lagunas a 2.437 metros. Ahora realizaremos una sucesión continuada de subidas y bajadas, descendemos a la Portilla de las Cinco Lagunas, a 2.361 metros, para volver a ascender al Cuchillar del Guetre con 2.538 metros y a continuación descender en dirección al Canal del Tío Muñoz. De nuevo con un suave ascenso alcanzaremos el cerro del Venteadero desde donde descendemos por la canal de los Geografos al refugio Elola. Solo nos queda cruzar la Laguna Grande, ascender Los Barrerones y llegar a La Plataforma de Hoyos del Espino como punto final de nuestro agotador recorrido. Hemos caminado por pista, senda, trocha y roquedal.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta