Tiempo  9 horas 41 minutos

Coordenadas 1832

Fecha de subida 7 de diciembre de 2012

Fecha de realización noviembre 2012

-
-
2.019 m
932 m
0
4,7
9,3
18,64 km

Vista 1476 veces, descargada 32 veces

cerca de Castro de Filabres, Andalucía (España)

Castro de Filabres, a la entrada del pueblo hay un camino que sube a la parte alta del pueblo, en su inicio hay un panel del Sendero de las Vidrieras, el PR-A 322, que nos sirve de guía y referencia para nuestra excursión.
El sendero, después de dar vista al Castillo de Castro, se adentra en el Barranco del Royo, el camino se va escalonando por una serie de arquetas (casetas) por donde va la canalización del agua del arroyo, el Barranco ofrece vistas otoñales coloristas por la presencia de algunos álamos negros, lombardos, serbales... y más arriba sauces o mimbreras, algunos cerezos y castaños, nogueras...que pueblan las riberas de las orillas de los arroyos. El paisaje ofrece un gran contraste, la vegetación de ribera ocupando el fondo el barranco en un entorno profundamente árido, en esta cara sur de los Filabres, con la altitud el esparto cede el terreno a aznachos y lastones, arriba quedan los abruptos Canjorros, que vamos dejando atrás conforme nos acercamos a Las Cristaleras, cruzamos varios arroyos que al menos en este tiempo llevan todos agua. Al alcanzar el carril de Las Cristaleras abandonamos el sendero señalizado para acometer la ascensión a Las Hoyas, nos sorprende la nevada que en poco tiempo va a vestir todo de blanco, especialmente las cumbres. Un carril abandonado nos ayuda a hacer cumbre, visitando la caseta de Incendios, y más allá de esta el Cerro Las Hoyas con su vértice geodésico, a 2015 metros de altitud, un poco más abajo, a poniente se encuentra el vivac de Las Hoyas, aunque se encuentra cerrado y su techo algo deteriorado. Un poco más allá, en un colladillo volvemos a la cara sur para regresar a Las Cristaleras, lo hacemos siguiendo alguna de las fajas de repoblación, con mucho cuidado de no pisar ni estropear las plantas que tanto les cuesta criarse en estos terrenos. Esta parte en realidad se puede evitar bajando por el carril que discurre paralelo un poco más abajo, sin embargo, en esta ocasión hemos ido atajando por el monte hasta volver al Sendero de las Cristaleras, por el que regresamos a Castro, por una pista en parte de tierra y en parte asfaltada.
30-NOV-12 10:44:06
30-NOV-12 11:04:49
30-NOV-12 11:16:30
30-NOV-12 11:27:33
30-NOV-12 12:47:42
30-NOV-12 9:40:44
30-NOV-12 13:21:37
30-NOV-12 13:14:23
30-NOV-12 15:15:39
30-NOV-12 10:10:12
30-NOV-12 15:53:23
30-NOV-12 16:07:28

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta