Tiempo  2 horas 43 minutos

Coordenadas 594

Fecha de subida 23 de agosto de 2014

Fecha de realización junio 2014

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.023 m
889 m
0
1,8
3,5
7,1 km

Vista 2261 veces, descargada 83 veces

cerca de Santamera, Castilla-La Mancha (España)

Cuando hace unos años las autoridades decidieron por fin construir la presa de El Atance en el río Salado, tras casi medio siglo de anteproyectos, una mano inocente se levantó: “Estooo, ejem..., ¿pero el río Salado no es salado?” Desde luego, nadie ignoraba que este afluente del Henares corría sobre terrenos de entraña salífera, ni que desde tiempos de los romanos se habían abierto y explotado pozos de agua salada en las aldeas ribereñas de Rienda, Riba de Santiuste, Cirueches, La Olmeda de Jadraque, Santamera e Imón. Pero medir la salinidad del Salado, ¡mecachis!, ni se les había ocurrido. Alguno pensaría que se llamaba Salado porque era un río gracioso.

https://www.youtube.com/watch?v=USiXn60B_j0


Así fue como, en 1995, se encargó a varios expertos en hidrología isotópica del Cedex un estudio de la salinidad del Salado, cuya principal conclusión fue que las aguas del río no eran las más dulces del mundo, pero sí aptas para uso agrícola, recomendándose el cierre de las pocas salinas que aún se explotaban en las vecindades para evitar que las aguas extraídas de los pozos salinos, así como los residuos de las balsas, acabaran llegando de uno u otro modo al proyectado embalse. Y la presa se levantó finalmente en 1999, para gran alivio de las autoridades, porque más importante que hacer las cosas bien es no dejar de hacerlas una vez que se han decidido.

En Imón, a medio camino entre Sigüenza y Atienza, la carretera atraviesa un paisaje cuadriculado de canales y albercas minuciosamente empedradas, que ya sólo anega la lluvia. Viendo las salinas y los depósitos de tiempos de Carlos III, hermosos ejemplos de arquitectura preindustrial, hoy huérfanos de sal, se nos pone un nudo elegíaco en la garganta: ¿qué se hizo del oro blanco de antaño?, ¿qué de las caravanas medievales y de los monopolios reales, tan avaros? Clausurada la explotación en 1985, los salineros de Imón, nos dicen, siguen manteniendo una actividad testimonial, importando la sal de otros lugares para abastecer a los clientes de toda la vida.

A seis kilómetros de Imón, en la recoleta aldea de Santamera, también de vieja tradición salinera, comenzamos nuestro recorrido a pie siguiendo el camino que sale por entre el cementerio y la fuente, y que después de cruzar el río Salado por un cercano vado, se adentra en un soberbio cañón de paredes calizas de 200 metros de altura, en cuyos rojizos contrafuertes docenas de buitres se perfilan como gárgolas. Luego el valle se abre y, en media hora a lo sumo, alcanzamos la cola del reciente embalse, el cual vamos a rodear viendo cómo entre los esqueletos crispados de chopos y sauces la vida remonta de nuevo el vuelo en alas de garzas y ánades.

Una flamante pista, construida varios metros por encima del viejo camino –que se pierde bajo las aguas–, nos va a permitir cruzar el muro de la presa como a dos horas del inicio. Desviándonos unos minutos después por otra pista de tierra que sale a la izquierda, nos plantaremos en media hora más en El Atance, un pueblo abandonado, espectral, cuyas tierras se las tragó el embalse y cuyas casas han sido derribadas para evitar reclamaciones. Sólo quedan en pie cuatro tinados, la fuente de 1874, la vieja ermita y la iglesia del siglo XVI, que pronto será trasladada piedra a piedra al barrio de la Muñeca Salinera, en la ciudad de Guadalajara.

El regreso, por la orilla contraria a la que hemos venido, no presenta más dificultad que vadear el cercano arroyo de la Hoz –tributario del Salado–, lo cual haremos buscando paso por el espeso carrizal que cubre su cauce aguas arriba de un antiguo molino. Y ya sólo nos restará seguir el camino que, entre las aguas del Salado y el encinar de la ladera, corre raudo –como los corzos que abundan en esta serranía– hasta Santamera, donde los vecinos están convencidos de que el nivel del embalse nunca sobrepasará cierta señal que un ingeniero pintó en la tapia del camposanto, pues parece ser que, esta vez sí, las autoridades han hecho un estudio a tiempo
Intersección

Camino de Santamera

Puente

Puente1

Río

Río Salado

Ruinas

Santamera

4 comentarios

  • Foto de rafern92

    rafern92 26-abr-2015

    Encuentro que la descripción de la ruta (muy interesante y amena) no coincide con el track de la misma.

  • Foto de Angelito70

    Angelito70 18-mar-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Bonita ruta con vistas para ir en familia

  • Foto de rafern92

    rafern92 18-mar-2019

    Querido colega elarvi: tu descripción es muy atractiva pero dices que sigues la pista "flamante" por un lado del embalse, que cruzas el muro de la presa y llegas a El Atance. Y luego que regresas por la otra orilla. Esta descripción no concuerda en nada con tu ruta. ¿Podrás darnos la ruta que coincide con la descrita?
    Gracias..

  • Foto de elarvi

    elarvi 19-mar-2019

    Pues no me había dado cuenta amigo Rafern92 y he debido bailar los comentarios.
    Agradezco que me avises, tendré en cuenta esta ruta volverla a realizar y para rehacerla conforme al nuevo formato que estoy empleando en mis elaboraciones.
    Una vez más, gracias.

Si quieres, puedes o esta ruta