Tiempo  4 horas 42 minutos

Coordenadas 958

Fecha de subida 13 de julio de 2016

Fecha de realización julio 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
980 m
593 m
0
3,3
6,6
13,18 km

Vista 1118 veces, descargada 81 veces

cerca de Antoñana, País Vasco (España)

Una bonita vuelta para intentar huir del mal tiempo de la costa. En esta zona no hemos tenido un sol radiante, pero al menos no nos ha llovido y hemos podido disfrutar de una mañana agradable.

Hemos llegado al pueblo con la intención de hacer un bonito recorrido hacia las ruinas del convento de Piérola, seguir hacia la cima de Hornillos y después visitar la cascada de Aguaque.

Llegamos al pueblo de Antoñana y aparcamos el vehículo cerca de la iglesia y al lado de un buen trozo de la antigua muralla. Nos encontramos cerca del inicio del recorrido con gran cantidad de postes indicadores.
Nos ponemos en marcha en dirección hacia las ruinas del convento de San Juan de Piérola a través de la GR-1 que corresponde a una ruta mítica que comienza en Ampurias (Gerona) y pone rumbo hacia el oceáno Atlántico, primero paralela a la ruta pirenaica GR-11, durante unos 600 kms., compite posteriormente por el norte con el Camino de Santiago GR-65, con el que se cruza en Los Arcos, hasta llegar al otro extremo en Finisterre (A Coruña).
Posiblemente se ha denominado sendero histórico por estar jalonado por localidades que durante la Alta Edad Media, fueron importantes plazas fronterizas: Marca Hispánica en Cataluña y cuna de los reinos de Aragón, Navarra, Castilla y León.
Al principio comenzamos dirección Sur y al poco tiempo giramos dirección Nordeste hasta que llegamos a una especie de granja con vacas, cabras y dos perros sueltos que intentan ganarse el sueldo a nuestro paso.
Un poco más adelante llegamos a las ruinas del Convento franciscano de San Juan de Piérola del siglo XVI. Unas cuantas fotos y continuamos camino.
Justo en el convento abandonamos la GR-1 que continúa en dirección a Santa Cruz de Campezo y nosotros seguimos por las marcas de la PR-A 70 Senda Hornillo.
A partir de aquí comenzamos a subir por un bonito sendero entre encinas, robles y bastante boj. Afortunadamente el sendero discurre por bosque cerrado y con abundante sombra.
Hay un punto en el que seguimos subiendo dirección Norte hasta llegar a un desvío a la izquierda, en el sendero, en el que abandonamos la PR (momentáneamente) para tomar un pequeño atajo y poco después llegar a recuperar las marcas de PR.
Después de este giro la subida se hace más evidente hasta llegar a ver a lo lejos las antenas de la cima y un poco más tarde llegar a la parte alta donde nos encontramos con un pequeño buzón y dos grandes antenas.
Aprovechamos el sitio y la hora para pararnos unos minutos y comer algo de fruta, galletas, etc., pero sobre todo beber unos hermosos tragos de agua.
Unos minutos después nos ponemos en marcha y después de saltar una alambrada iniciamos la bajada por una especie de pequeño cortafuegos hasta que alcanzamos la pista que sirve de mantenimiento a las antenas de la cima.
Continuamos bajando por la pista en dirección Norte y al llegar a la zona de Lazcarro nos encontramos con una gran puerta metálica, que la atravesamos y la volvemos a cerrar.
En este punto volvemos a girar en dirección Suroeste y continuamos bajando por un pequeño barranco en el que vemos que el arroyo que habitualmente se encuentra en el mismo, en estos momentos está completamente seco.
Desde la zona de la puerta metálica el camino no parece muy transitado ya que se va cerrando por la hierba y las zarzas, aunque en la actualidad se puede pasar sin mayor problema.
Seguimos bajando hasta enlazar con una pista que llega desde Antoñana para dirigirse hacia la cascada Aguaque, del arroyo Sabando.
Llegamos a la pequeña cascada con su bonita poza y después de unas cuantas fotos nos volvemos unos metros por donde hemos venido, para cruzar el arroyo al otro lado y alcanzar un pequeño sendero que sigue hacia el pueblo acompañado de un bonito canal de agua, antiguo.
En la misma cascada podemos comprobar que la misma suele ser utilizada por aquellos aficionados al descenso de cañones, ya que está equipada con cuerdas.
Seguimos por el sendero hasta que enlazamos con una hermosa pista que nos conduce a la entrada del pueblo de Antoñana.

Antoñana es un municipio antiguo que desde la década de los 60 está integrado como concejo en el municipio de Campezo.
En 1182 fue fundada por Sancho el Sabio de Navarra como villa fortificada sobre un antiguo fuerte, en la confluencia de dos caminos: uno desde Armentia, por Okina y Corres, y el otro desde la Llanada, a través del puerto de Azáceta.
En 1239 fue incorporada a Castilla por el rey Alfonso VIII.
Su carácter realengo pasó, por merced de Enrique de Trastámara a Ruy Díaz de Rojas, quien a su vez la transmitió a los Hurtado de Mendoza, cuya jurisdicción fue pleiteada por la villa hasta conseguir su independencia en 1635 previo pago a la Corona.
Conservas varias casas torre, pero su principal característica es su muralla que ha ido integrándose como parte de las viviendas, como muro de las casas que se adosan en su parte interior.
Ventanas y balcones se asoman a ella perforándola.
De todas las puertas que tuvo solamente se conserva la de la entrada sur, así como un cubo en el lado oeste.
La altura de la muralla es variable y oscila entre los 5 y los 12 metros, con un espesor de 1,30 metros.
La iglesia parroquial de San Vicente Mártir se construyó en sustitución de otra iglesia-fortaleza anterior. Tiene planta de cruz latina, con pórtico y portada del s.XVIII, que se abre al interior de la villa. La torre de gran esbeltez es neoclásica.
El interior de la iglesia está presidido por un retablo rococó.
En los locales de la antigua cárcel, enclavada en la muralla, existe una sala donde se exponen diversos elementos de carácter etnográfico, así como exposiciones monográficas temporales.

Este recorrido no tiene ninguna dificultad y es muy agradable en cuanto la mayor parte del mismo discurre entre bosque con abundante sombra.
Hasta la cima de Hornillos no tiene pérdida ya que se pueden seguir las marcas de GR hasta las ruinas del convento y después las de PR hasta la cima, pero posteriormente no se encuentran marcas y existen desviaciones que pueden dar lugar a equivocaciones, por lo que es conveniente el uso de GPS con un buen "track".

Hemos comenzado a andar en el pueblo sobre las 8 horas y 45 minutos y terminado en el mismo sitio sobre las 13 horas y 30 minutos.
El tiempo efectivo utilizado en el recorrido ha sido de unas 3 horas y 36 minutos a una media de 3,5 kms./hora.
El tiempo dedicado a fotos, descansos, agua, "hamaiketako", etc., ha sido de 1 hora y 5 minutos.

Hemos llegado utilizando vehículo propio y desde Donostia por la N-I hasta Altsasu, después la A-I hasta llegar a salir hacia el pueblo de Alegria/Dulantzi. Atravesamos el pueblo y seguimos dirección Erentxun hasta alcanzar la carretera A-132 en dirección al Puerto de Azaceta, pasamos por Maeztu y continuamos hasta llegar a Antoñana.

Ver más external

Cascada

Cascada Aguaque

Cascada_Aguaque
Información

Dejamos PR en atajo

Dejamos_PR_en_atajo
Río

Erreka Sabando

Erreka_Sabando
Información

Granja

Granja
cima

Hornillos

Hornillos
Información

Postes indicadores

Postes_indicadores
Intersección

Desvio izda por GR

Desvio_izda_por_GR
Información

Paso alambrada

Paso_alambrada
Arquitectura religiosa

Convento de Pierola

Convento_de_Pierola
Puerta

Puerta metalica

Puerta_metalica

2 comentarios

  • eimpulso 26-ago-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Bonita ruta circular, con paisajes muy variados.

  • Foto de josujl

    josujl 27-ago-2019

    Gracias por tus comentarios "eimpulso" y a seguir disfrutando del monte.
    Saludos.

Si quieres, puedes o esta ruta