Tiempo  4 horas 23 minutos

Coordenadas 1623

Fecha de subida 28 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
436 m
306 m
0
3,1
6,2
12,34 km

Vista 37 veces, descargada 1 veces

cerca de Masdache, Canarias (España)

El punto de inicio de este recorrido está en la carretera LZ-56 que va de La Geria a Mancha Blanca y en el km. 3,5 aproximádamente. Hay un aparcamiento casi enfrente del existente para visitar Montaña Colorada.
Al principio el entorno nos permite contemplar lo que debió ser ésto en los años de las erupciones.
Unos 800 metros después de iniciado el recorrido el camino se bifurca y yo tomo el camino de la derecha en dirección a la Montaña de las Nueces. Posteriormente regresaré a este camino para continuar la marcha.
Hay que ir pendiente del camino ya que hay bastante piedras sueltas que requieren atención.
Subo por el lado derecho por donde se aprecia un sendero pequeño. Llego a la parte cimera desde donde se contemplan numerosas montañas. Doy la vuelta al cráter teniendo cuidado dónde pongo los pies y llego a una especie de chimenea que en la actualidad sirve de alojamiento a unas cuantas palomas.
Vuelvo al camino inicial y continúo adelante para un poco después desviarme nuevamente hacia la derecha en dirección a la Montaña de los Rodeos.
Sigo avanzando por cómodo sendero y rodeando la montaña hasta llegar a un punto en el que se observa un poco definido sendero en ascenso. Es un sendero de piedra pequeña volcánica en el que se hunden los pies, por lo que cuesta trabajo subir.
Poco a poco la capa de piedra se va tornando mucho más fina......... y es peor.
Cada vez cuesta más trabajo subir por lo que los últimos 50 metros se hacen muy laboriosos.
La vistas desde la cima son magníficas y merece la pena permanecer durante unos minutos contemplando las mismas en todas direcciones.
Comienzo el descenso por la parte contraria a la subida, pero esta vez por un sendero amplio y muy definido, aunque también resbala un poco, por lo que requiere cuidado.
Llego hasta una especie de cima intermedia. Sigo recto en dirección a la Caldera de la Rilla.
Cuando llego a su base comienzo a rodearla por el lado izquierdo hasta llegar casi a la parte de atrás, lugar por el que se puede acceder con mayor facilidad al cráter.
La Caldera de la Rilla dicen que fue el segundo de los volcanes surgidos en las erupciones del siglo XVIII.
El interior del cráter resulta espectacular, sobre todo si nos imaginamos lo que debió ser hace 300 años. Se aprecia una gran masa de lava solidificada.
Desde donde estoy puedo ver todo el sendero que circunvala la Montaña de los Rodeos.
Doy totalmente la vuelta a la caldera y comienzo el descenso para cruzar el camino de ida hasta la caldera y atravesarlo y llegar a una zona en la que puedo imaginarme lo que pudo ser un río de lava.
En esta última parte y hasta retomar el camino de ida no hay senda ni nada parecido. Se anda sobre grandes losas de lava solidificada y cuarteada, por lo que conviene ir atento dónde ponemos los pies.
Una vez alcanzado el sendero de ida, solamente nos queda llega al lugar del aparcamiento.

He comenzado a andar sobre las 8 horas y 51 minutos y terminado en el mismo sitio sobre las 13 horas y 15 minutos.
El tiempo efectivo empleado en el recorrido ha sido de unas 3 horas y 23 minutos a una media de 3,7 kms./hora.
El tiempo dedicado a vistas, fotos, agua, "hamaiketako", etc., ha sido de unos 60 minutos.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta