Tiempo  5 horas 37 minutos

Coordenadas 1718

Fecha de subida 2 de enero de 2020

Fecha de realización enero 2020

-
-
437 m
252 m
0
2,4
4,7
9,5 km

Vista 404 veces, descargada 9 veces

cerca de Villaverde, Canarias (España)

Duración: 3,5 horas
Salida / Llegada: C/ Felix de Vera Guerra, La Oliva, saliendo para Villaverde
Punto culminante: Montaña volcán de la Arena (435 m)
Distancias y desnivel cumulado: 9,5 km, +/- 250 m

Al norte de la isla, entre Lajares y La Oliva, se encuentra el Monumento Natural del Malpaís de la Arena, constituido principalmente por arenas y lavas procedentes de la Montaña de la Arena. Su formación se corresponde con la última erupción volcánica de la isla de Fuerteventura que tuvo lugar hace unos 10.000 años. El centro de la erupción se encuentra en la Montaña de la Arena, un edificio volcánico de unos 200 m de altura. Sus coladas, inicialmente más fluidas, discurrieron en dirección norte hasta alcanzar la localización del actual pueblo de Lajares. Entre estas lavas emitidas por la Montaña se pueden distinguir varios hornitos, pequeños huecos en las coladas por los que se produjo una liberación de gases y en algunos casos algo de lava. A su vez, en los huecos formados por dichos hornitos se formaron varias cuevas de escasas dimensiones que albergaron a un tipo de ave actualmente extinguida, la pardela Puffinus olsoni. Junto a los restos de esta pardela fósil se han encontrado los huesos de un roedor también extinto en la isla: Malpais somys insularis. Todo ello indica que las cuevas ofrecen unas características exclusivas para el estudio de la fauna fósil de la isla y por tanto, que es necesaria su protección y conservación para que esta fuente de información natural no desaparezca.
En cuanto a la vegetación destacan buenas poblaciones de «cuernúa» (Caralluma burchardii), un endemismo de las islas orientales cuyas poblaciones se encuentran protegidas. Se observan también ejemplares de tuneras (Opuntia spp.) y piteras (Agave americana), elementos introducidos de origen americano.
Por último, resaltar que los líquenes están bien representados en este espacio, sobre todo por especies de los géneros Ramalina y Roccella. Podemos observar a la orchilla (color marrón oscuro-negruzco) y al ajicán (color verde plomizo) que se recolectaban y exportaban para la fabricación de tintes. Se distribuyen principalmente por las lavas y laderas expuestas al norte, así como en las grietas protegidas de la acción directa del sol.

Desde su base, la Montaña de la Arena se eleva hasta la altura de 435 m sobre el nivel del mar. La aproximación a la cima es progresiva, lo que hace fácil encaramarse a lo más alto donde se puede ver el interior de los dos conos volcánicos de que consta y, sobre todo, disfrutar de una espectacular panorámica de todo el norte de la isla. Al pie del volcán, llama la atención el malpaís que formó la lava expulsada colonizada por hongos, líquenes y otras plantas que le otorgan su característico color verde claro.
El punto de partida para la excursión está situado en la calle de Felix de Vera Guerra, detrás del Hotel restaurante Mahoh, entre las localidades de La Oliva y Villaverde. Dejamos el vehículo en una pequeña plaza, desde la cual empezamos a caminar en dirección de dos destacados molinos de viento, patrimonio cultural de la isla, bien visibles desde la carretera principal. Seguimos a continuación el Camino Natural de Corralejo a Punta Jandía (GR 131) y ascendemos primero (opcional) la Montaña de los Saltos (347 m), a lo alto de la cual disfrutamos de unas impresionantes vistas sobre la Montaña de la Arena al oeste y de toda la parte norte de la isla, hasta el islote de Lobos. Para acceder al volcán de la Arena deberemos regresar a la pista forestal y una vez al pie del segundo edificio volcánico, iniciar el ascenso siguiendo un pequeño muro de piedras, hasta los dos cráteres de que consta la Montaña. El descenso por el lado oeste se hace por una empinada tartera de escoria volcánica, por lo que será necesario utilizar un buen calzado para esta excursión.

Más al norte de la isla, cerca de la localidad de Corralejo, se eleva otra sucesión de nueve edificios volcánicos alineados a lo largo de unos 5 km. Son volcanes "recientes" (50.000 años), responsables de que la isla aumentara de tañamo unos 120 km2, de los campos de lava (malpaís) que rodean la zona, e incluso de la formación del islote de Lobos. Se trata de uno de los conjuntos volcánicos más vistosos de la isla y es fácil explorarlos gracias a una pista forestal que atraviesa la zona desde el pueblo de Lajares hasta Corralejo. Se verán, en este orden, la Montaña Colorada y Calderón Hondo, la Caldera Rebanada, la Caldera Encantada, Las Calderas y finalmente el volcán de Bayuyo, ya junto a Corralejo.
Merece la pena subir hasta lo alto del Calderón Hondo, el mejor conservado del conjunto, para asomarse a su espectacular cráter de 70 m de profundidad. Hay varios caminos, bien señalizados, que permiten subir sin ninguna dificultad, y en lo alto existe un mirador que ofrece unas vistas perfectas, impresionantes, hacia el resto de volcanes de la zona y el malpaís creado por las coladas de lava; es habitual que en lo alto se acerquen las ardillas, acostumbradas a recibir visitas de excursionistas que les ofrecen comida.

Documentación: Un corto viaje a Fuerteventura, Xavier Martínez i Edo. Guiarama Compact, Anaya Touring.

.
Parquing

Parquing (240 m)

Cima

Volcán de los Saltos (347 m)

Cima

Volcán de la Arena (435 m)

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta