Tiempo  2 horas 39 minutos

Coordenadas 1065

Fecha de subida 7 de abril de 2018

Fecha de realización marzo 2018

-
-
83 m
-7 m
0
2,9
5,7
11,49 km

Vista 665 veces, descargada 36 veces

cerca de Juan-les-Pins, Provence-Alpes-Côte d'Azur (France)

Desde el siglo pasado la Costa Azul francesa se asocia a las villas de lujo, vida relajada y paisajes de mar, pinos y plantas aromáticas. También a los muchos artistas que han vivido aquí, buscando el buen clima y la inspiración. En el centro de esta costa se encuentra la península de Antibes, un pequeño y privilegiado espacio, formado por la misma Antibes y Juan les Pins, prácticamente unidas.
Nuestra ruta va a partir de Juan les Pins. Callejearemos hasta enlazar con el inicio de una senda: El camino del Calvario. En una zona tan propensa a la vida relajada, y en la laica Francia, este sendero recuerda unos tiempos en que la religión era el eje de la vida cotidiana. Un empedrado ascenso nos va introduciendo en un bosque de pinos, mientras observamos hornacinas, con escenas de las etapas del Calvario de Jesús. La recompensa llega en la cima, con unas excelentes vistas de la costa de Antibes, y donde conviven una ermita y el Faro, que por la noche veremos lanzar su haz de luz.
Otro rato más y llegamos al inicio del Sendero del Litoral, también llamado camino de los contrabandistas, o de los aduaneros. Un bello camino paralelo al mar, y con una muralla a uno de sus lados, para impedir el paso a las villas de lujo. Ha sido acondicionado completamente, y su acceso estará cortado en algunos días de viento u oleaje. El sendero discurre a veces, con el agua salpicando, otras con las flores que nos alegran el paso. Las pasarelas facilitan el paseo, donde sólo nos acompañará el sonido del mar. El final del Sendero del Litoral, es la misma entrada de la privilegiada mansión Villa Elienroc, un excepcional símbolo del lujo y la voluptuosidad de la Belle Epoque.
Salimos nuevamente a las villas de lujo, con carteles de venta escritos en ruso. Las tranquilas calles acaban en el mar, y en una carretera donde ciclistas y paseantes circulan sin prisa, haciendo honor al lugar del ocio y la vida relajada. Aunque no esté incluida en la ruta no podemos por menos de aconsejar la visita a Antibes, su casco histórico y su Castillo donde Picasso, ya con 65 años vivió una historia de amor con una joven de 21.
Y es que el paisaje invita a una vida hedonista. El mar, el espíritu de los que antes de nosotros han visitado esta zona, nos impregnarán en este recorrido.
Este antiguo camino, conduce desde uno de los extremos de la península al Faro. Se denomina del Calvario, al reproducir por medio de pequeñas ermitas c on imágenes las sucesivos hitos el camino de Jesús al Calvario.
Es el final del Camino del Calvario, y posee las mejores vistas sobre Antibes.
Nos acercamos al inicio del Sendero del Litoral.
En este punto se inicia el Sendero.
Uno de los lugares con mejores vistas del sendero.
Es el fin del Sendero del Litoral, en la misma entrada de la privilegiada mansión Villa Elienroc. Unas notas sobre ella. En el extremo del Cabo de Antibes, en un hermoso terreno de 11 hectáreas, se encuentra la Villa Elienroc. Continúa siendo un excepcional símbolo del lujo y la voluptuosidad de la Belle Epoque. Fue edificada en 1867, bajo los planos de Charles Garnier, arquitecto de las òperas de Paris y de Monte-Carlo. El parque que rodea la Villa está adornado con especies tradicionales del paisaje mediterráneo. A l'extrémité du Cap d'Antibes, sur un superbe terrain de 11 hectares, se trouve la villa Eilenroc. Cette demeure d'exception symbolise le luxe et la volupté de la Belle Epoque. Elle fût édifiée en 1867 selon les plans de Charles Garnier, architecte des opéras de Paris et de Monte-Carlo. Le parc qui entoure la Villa est agrémenté d'espèces traditionnelles du paysage méditerranéen.
Situado en el mismo casco urbano.
El recorrido del Sendero del litoral no quedaría completo sin una visita a la cercana Antibes, y a su castillo museo de Picasso.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta