Tiempo  2 horas 14 minutos

Coordenadas 1246

Fecha de subida 16 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
903 m
690 m
0
2,2
4,5
9,0 km

Vista 48 veces, descargada 0 veces

cerca de Granada, Andalucía (España)

Esta ruta es una unión de cultura y aventura. La gran mayoría, la parte urbana, se puede hacer sin dificultad, paseando. Algunos tramos de las afueras de la ciudad discurren por estrechas sendas, que si bien no encarnan peligro, discurren por lugares donde deberemos observar unas básicas precauciones.
El punto de salida es los Jardines del Triunfo. Ascenderemos hasta situarnos en el mirador de San Cristóbal. Será la primera vez que veamos Granada a nuestros pies. Nos adentramos por primera vez en el Albaicín, para ascender a San Miguel Alto. Una ermita y un mirador no muy frecuentado nos permiten gozar de una de las mejores vistas sobre Granada. No podemos dejar de pasar por alto que hemos atravesado un trozo de la muralla de la ciudad, con la que luego nos encontraremos a nuestro regreso en el Sacromonte.
Ahora vamos a recorrer la falda del Monte de San Miguel, ya extramuros de la ciudad. El entorno durante todo este itinerario es de pinos de repoblación, en una zona erosionada. Circulamos por sendas, en profundos barrancos. Aquí se encuentran multitud de cuevas, muchas de ellas habitadas en la actualidad. Estas sendas están frecuentemente abandonadas, lo que nos va a llevar, en un tramo que hemos señalizado, a tener que salvar un pequeño talud. Estamos en el Barranco de las Cuevas de Reverte, que vadeamos para dirigirnos al Barranco del Sacromonte. Divisamos a lo lejos la Abadía que alcanzaremos por sendas. Y ya estamos en el Sacromonte, con la Alhambra al frente. Vamos por el Camino principal, para desviarnos por la Vereda de enmedio. Muy bella zona, con muchas cuevas donde se celebran zambras flamencas. Y hemos llegado al Albaicín, que recorremos en dirección a nuestro punto de salida.
Podría hablarse mucho sobre los lugares recorridos, detenernos en muchos rincones. En los distintos puntos del recorrido incluyo unos comentarios. Pero nada como recorrerlos tranquilamente. En una de las cuevas, situada en un lugar de difícil acceso, un paseante había tomaba notas en soledad. En el Sacromonte admirados turistas se hacían selfies con la Alhambra al fondo. Todos habían caído bajo el hechizo de esta parte de Granada.
Bill Clinton le hizo una inmensa popularidad a los miradores de Granada cuando declaró que era el más bonito del mundo. La comitiva presidencial fue a San Nicolas, cuando en realidad es San Cristobal, el mirador que permite ver la puesta del sol. Desde allí se contempla parte del perímetro amurallado del Albaicín. También el Aljibe del Rey, el Palacio de Dar al Horra y el monasterio de Santa Isabel la Real. La muralla que se contempla no es de origen musulmán. Desde los iberos empieza a delimitarse el contorno de la zona, que incluso algunas investigadores la ven ya habitada por la cultura del Argar. En cualquier caso es nuestro primer contacto aéreo sobre Granada.
Situada en lo alto del cerro de San Miguel, frente a la Alhambra y el Albayzín. Este emplazamiento viene siendo ocupado desde la antigüedad. En época musulmana estaba la torre del Aceituno, luego fue lugar cristiano a partir de 1671. Destruida en la guerra de la independencia y rehabilitada después, cada 29 de septiembre celebra la romería del Arcángel San Miguel.
Este es el único punto conflictivo de la ruta, una pequeña bajada hasta enlazar con una senda inferior.
Zona de Cuevas, a las que debe su nombre el Barranco de las Cuevas de Reverte. Algunas se encuentran actualmente habitadas.
Esta Fuente de Reverte, llamada también Fuente de REVÉS y manantial de las Cuevas de Reverte, se encuentra en un estado de bastante abandono y perdida entre la maleza.
Situadas en la zona del mismo barranco de la Cuevas de Reverte, se encuentran deshabitadas, en un lugar absolutamente aislado.
En el año 1595 se hallaron, en el monte Ilupitano (actualmente el Sacromonte), las reliquias de San Cecilio, discípulo del Apóstol Santiago,​ así como unas placas de plomo escritas en árabe, conocidas como los libros plúmbeos. La abadía actual fue construida entre 1600 y 1610, como una universidad privada en la que se estudiaba derecho, teología y filosofía. Esta universidad pasó a ser solo colegio de secundaria desde principios del siglo XX hasta 1975, año en el que cerró. Hoy en día la abadía funciona como residencia de sacerdotes y es la parroquia del barrio, que celebra misa los domingos a las 12 de la mañana. https://abadiasacromonte.org/
Pintoresca casa en el Sacromonte.
Esta calle sobrevuela el barrio del Sacromonte, y es punto de excelentes miradores sobre la Alhambra. Atravesamos muchas cuevas, algunas donde se celebran zambras.
La Plaza Larga es el epicentro del Albaicín. El turismo no ha desvirtuado la vida cotidiana de los habitantes del barrio

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta