Tiempo  5 horas 56 minutos

Coordenadas 3280

Fecha de subida 6 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
1.876 m
1.310 m
0
4,1
8,1
16,21 km

Vista 143 veces, descargada 6 veces

cerca de Caserío Huenes, Andalucía (España)

Esplendida ruta por el macizo de Huenes, en el sector occidental de Sierra Nevada; se desarrolla en su mayor parte por senderos, se asciende a seis picos de éste macizo; todos con formidables panorámicas; auténticas atalayas desde donde podemos vislumbrar gran parte de éste sector occidental Nevadense, con sus altas cumbres (Veleta, Tozal del Cartujo, Tajos Altos, Caballo), de Granada y su Vega, las Sierras de Almijara y Tejeda, Parapanda, Sierra Sur de Jaén, Sierras de Huétor y Arana, Sierras de Cazorla, del Pozo, Seca y la Sagra... Este interesante recorrido sigue en parte una antigua senda abierta en su día para la repoblación forestal del Cerro Huenes.

La riqueza faunística de Sierra Nevada tiene en este sendero una buena muestra de su abundancia y variedad. A lo largo del recorrido, pero especialmente mientras descendemos por el barranco de las Majadillas y ascendemos el Pico de la Carne para llegar al barranco del Huenes, la posibilidad de encuentro con la fauna silvestre va a ser habitual.


Las mejores épocas para recorrerlo son la primavera y el otoño, pudiendo encontrarlo parcialmente nevado en el invierno. En algunos puntos del trazado el desnivel a salvar es considerable por lo que conviene extremar la precaución.

Cómo llegar:

Desde la Zubia. Hay que tomar la carretera que sube a la urbanización de Cumbres Verdes, a 4 km del pueblo, donde finaliza el asfalto. Se continúa por pista forestal, bien a pie o en vehículo, a lo largo de unos 3 km, pasando el desvío del Cortijo Merendero de la Fuente del Hervidero (Macareno) y alcanzar la caseta de información y el aparcamiento del Canal de la Espartera en el Collado Sevilla.

Descripción:

Desde el Collado de Sevilla, donde se encuentra el aparcamiento mencionado, comenzaremos la andanza, siguiendo las marcas del PR-A 21, por la pista forestal que va a la Casa Forestal y Jardín Botánico de la Cortijuela; y a un kilometro tomaremos un desvío señalizado a la izquierda con balizas del sendero PR-A 20, que nos conduce al frondoso cauce del arroyo de Huenes. Cruzaremos por el puente y comenzaremos un precioso sendero de herradura que recorre la ladera occidental del macizo de Huenes, llaneando o incluso en ligero descenso. Pasamos por el barranco de las Majadillas y bajo los cortados del Tajo Colorado; que hace honor a su nombre. Conforme avanzamos por el Sendero, el Arroyo del Huenes cada vez queda más bajo y dominamos unas panorámicas abiertas de todo el Barranco, como de Boca la Pescá, Silleta del Padul, Cortijo del Hervidero y Granada en la lejanía realmente espectaculares. Tras pasar junto a la cueva del barranco del Horcajo y una zona de arenales dolomíticos, comenzamos a ascender.

Al llegar a una bifurcación de senderos en la Cuesta de Quebrantajares, tomaremos el sendero de la derecha, siguiendo el PR-A 20. Cruzaremos el barranco del Lobo y continuaremos el ascenso por la Loma de la Peste hasta llegar al abandonado REFUGIO DE FUENTE FRÍA. En ésta zona hubo un vivero forestal y el refugio sirvió para dar cobijo a los trabajadores del vivero y las repoblaciones que se efectuaron en ésta zona, principalmente con pinos laricios y silvestres. El lugar donde se encuentra el Barracón y el vivero es encantador y mágico.

Abandonamos el lugar, ascendiendo por la senda que se interna en el pinar de la cañada de Fuente Fría, hasta la misma fuente, donde quedan los restos de un antiguo alambique para destilación de esencias de las plantas aromáticas de la sierra. Lamentablemente, la fuente tiene solo un hilillo de agua que vierte por una goma en unas bañeras para abrevadero del ganado.

Pronto llegaremos a la FUENTE DE LOS REDILES, donde hay una edificación y unos rediles de ganado; y donde un gran mastín español viene moviendo el rabo a saludarnos amigablemente, desgraciadamente, con una pata rota. Esta fuente es una especie de abrevadero alargado, terminado en una pileta cuadrada que encontramos repleta de renacuajos. Esta fuente toma su agua desde la cercana fuente del chopo, canalizando esta hasta un aljibe de piedra, que de lejos parece un refugio, que la suministra.

Muy cerca nos sorprendió la persecución en círculos alrededor de un gran tronco de pino entre dos ardillas a una velocidad endiablada. Un visto y no visto que duró unos segundos sin que diera tiempo a inmortalizarlo.

Pasado el aljibe y lo que queda de la Fuente del Chopo, el sendero se interna a la derecha por un espeso bosque en fuerte pendiente por la Cañada del Chopo hasta coronar el collado de Huenes y a la Llanada del Chopo; desde la cual dominaremos la espectacularidad de las altas cumbres de Sierra Nevada. Aquí nos desviaremos brevemente del PR-A 20, para en unos 300 metros hacia el Noroeste ascender al Cerro de Huenes y posteriormente al vértice geodésico del CERRO HUENES (1.798 M), que no comparten la misma ubicación. Las panorámicas desde el Cerro Huenes son espectaculares; se ven otras sierras andaluzas como la Sierra Almijara con el Navachica y el Lucero, Sierra Tejeda con La Maroma, la Sierra de Loja, la Sierra de Parapanda, Sierra Elvira, las Sierras Subbéticas, la Sierra Sur de Jaén, la Sierra de Huétor y Sierra Arana, la Sierra de Cazorla, del Pozo, Castril e incluso La Sagra.

Tras desandar un poco de lo andado y regresar al sendero; transcurridos 500 m. nos salimos de nuevo del mismo a la derecha, por un camino que se tornará sendero, y posteriormente sin senda, hasta llegar a la próxima cumbre el CERRO DEL TAMBORIL (1775 m). Su ascenso no es difícil; solo una sencilla trepada y disfrutaremos de unas llamativas vistas de Granada, su vega y el temple. Como curiosidad comentar que en la cima había una pequeña estatua de arcilla de estilo griego; esto nos genera preguntas sin respuestas…

Descendemos con cuidado del Tamboril para atravesar de nuevo la Llanada del Chopo buscando el PR-A 20 e inmediatamente salirnos otra vez de éste para ascender, sin senda, en dirección al CERRO DE LAS MINAS (1849 m), de cima amesetada y cuyo nombre hace referencia a la actividad minera que tuvo esta zona del macizo de Huenes donde es fácil encontrar por doquier catas de minas donde se buscaba hierro y plata y algunos antiguos postes eléctricos.

Desde el Cerro de la Minas nos dirigiremos, atravesando el Collado de las Minas, hasta CERRO GORDO (1885 M) de afilada y arenosa silueta piramidal; máxima elevación del macizo del Huenes y desde donde las vistas son realmente impresionantes, tomando el Trevenque, el Pico de la Carne y la cuerda de tresmiles de Sierra Nevada todo el protagonismo de la panorámica.

Descenderemos por la otra cara de Cerro Gordo por senderos pedregosos y arenosos en los cuales extremaremos precauciones con los resbalones. El vertiginoso y zigzagueante sendero discurre literalmente por la cuerda que desciende hasta la base del estilizado PICO DE LA CARNE (1806 m); donde comienza un nuevo ascenso bastante vertical siguiendo alguno de los pequeños senderos que nos llevan a los escarpes rocosos de la cima, auténtica atalaya desde cuya cumbre se obtienen otras vistas brutales a Sierra Nevada, el Trevenque, Cerro Gordo y el Barranco del Huenes.

Proseguimos con el descenso, que sigue siendo algo expuesto, y con cuidado llegaremos al CERRO DEL SOL (1728 m) mucho más accesible que el anterior. Tiene unas panorámicas parecidas pero hay que sumarle la bella imagen del Pico de la Carne. Y el descenso sigue pasando junto a la Cruz de los Adictos, curiosa cruz de forja con flores artificiales.

Algo más abajo enlazaremos nuevamente con el PR-A 20; ahora en un descenso algo más cómodo que nos dejará en el mismo cauce del Arroyo Huenes; donde nos refrescamos con su fría agua junto al soberbio Puente de los Siete Ojos. Despues seguiremos la amplia pista que desciende junto al barranco del Huenes y que en un suave ascenso nos conducirá al aparcamiento del Collado Sevilla, poniendo así punto y final a esta sensacional ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta