Tiempo  2 horas 43 minutos

Coordenadas 883

Fecha de subida 11 de diciembre de 2016

Fecha de realización diciembre 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
971 m
669 m
0
2,4
4,7
9,5 km

Vista 1573 veces, descargada 16 veces

cerca de Pardavedra, Galicia (España)

Cuaderno de Bitácora. Año 2016
Domingo, 5 de Diciembre

SELECCIÓN DE FOTOS DE LA RUTA

Ruta 38: Subida al Monte de San Cibrao



La ruta de esta semana transcurre por tierras del ayuntamiento de A Bola. Más concretamente en la Parroquia de Santiago de Pardavedra.

Iglesia de Santiago de Pardavedra

La primera parte de la ruta caminamos por asfalto. Unas aldeas muy cerca de otras y hacemos un recorrido para conocerlas. Así vemos: O Rañadoiro; Barrio; Pardavedra; O Pazo; Casanova y Vilar. Aprovechamos para disfrutar de patrimonio religioso y civil. Es una pena pasar por estos lugares y ver como se empieza a notar el estado de abandono en el que se encuentran.


La segunda parte de la ruta, saliendo ya de Vilar, pretendía dirigirnos a la aldea de San Pedro. Desde allí acometer la subida por una pista de tierra hasta San Cibrao. Pero la naturaleza taponó un antiguo camino que atravesaba "Monte Rapado". Para más inri, ese día había cazadores por la zona, y allí perdidos en un monte espeso, mientras intentábamos atravesarlo, pasó cerca de nosotros un corzo, y claro está, al rato, pasaron cerca unos cuatro o cinco perros de caza. Una situación peligrosa, ya que, a pesar de oír a los cazadores a pocos metros, ni ellos nos veían ni nosotros a ellos. Finalmente salimos del monte por un cortafuegos. Por lo que si hacéis esta ruta es recomendable que sigáis la pista de tierra sin desviaros.


La tercera parte de la ruta nos llevará hasta el Monte de San Cibrao; la pendiente no es excesiva y no presenta mucha dificultad. En la parte más alta del monte podemos ver los restos de dos mámoas de más de 5000 años de antigüedad, y disfrutar desde allí unas increíbles vistas de toda la zona. Divisamos a lo lejos Allariz y Celanova.

Dolmen

Ermita de San Cibrao

La última parte de la ruta es la más fácil. Tan sólo resta bajar para regresar a nuestro punto de inicio.


Una bonita ruta para conocer una parte de las Tierras de Celanova. Hasta la próxima


Otras de nuestras rutas por la Comarca da Terra de Celanova:

A Bola
Subida al Monte de San Cibrao

A Merca
Ruta de A Broa
Canal do Ruca y paseo por A Merca

Celanova
Ruta por Celanova
Camino de San Rosendo. Etapa 3: Celanova - Nigueiroá
Camino de San Rosendo. Etapa 4: Nigueiroá - Ourense

Ramirás
Ruta do Arnoia. Escudeiros - Santuario O Val + V.G. O Val PRG -143

Verea
Ruta por Verea - Parque Eólico do Vieiro

Información Técnica



IBP: 41 - Fácil Detalles. (En función de cómo consideréis vuestra preparación física os dará el grado de dificultad de la ruta)
Tipo de terreno: Hasta Vilar son caminos asfaltados. Después viene una buena pista de tierra. La parte final enlaza de nuevo por la carretera .
GPS: Es una ruta no oficial por lo el uso del gps es imprescindible.
Mejor estación: Nosotros la hicimos a finales de otoño. Aún no había nieve. Ya nos contaréis vuestra experiencia.
Agua: Hay varias fuentes a lo largo del recorrido, sobre todo al principio ya que pasa por varias aldeas.
Patrimonio: Dólmenes de San Cibrao.
A destacar: Las vistas de la comarca desde el Monte de San Cibrao.
refugio

O Rañadoiro

O Rañadoiro es un lugar en la parroquia de Pardavedra en el concello de A Bola. Allí podremos ver una fuente lavadero y un horno comunal.
refugio

Barrio

Barrio es un lugar en la parroquia de Pardavedra en el concello de A Bola. Recientemente el concello invirtió dinero para rehabilitar este lugar. Allí podremos ver un horno comunal
refugio

Pardavedra

Pardavedra es un lugar en la parroquia de Pardavedra en el concello de A Bola. En este lugar se encuentra la iglesia que tiene junto a ella una rectoral y un cruceiro. En el núcleo podremos ver también una fuente lavadero y un pombal cuadrado de propiedad de la iglesia.
Arquitectura religiosa

Iglesia de Santiago de Pardavedra

1. Iglesia de planta de cruza latina que dispone de una espadaña de doble cuerpo en la que le falta la campana superior. En la fachada destaca la imagen de Santiago Apóstol subido a caballo y con la espada en la mano. Encima de la imagen una ventana policromada de forma cuadrangular. 2. Junto la iglesia se encuentra una rectoral en estado ruinoso y un cruceiro.
Arquitectura religiosa

Capela de San Xosé

Pequeña capilla situada a las afueras del lugar de O Pazo dedicada a San Xosé. Dispone en la fachada de una espadaña simple aunque le falta la campana, rematada con una cruz de piedra.
refugio

O Pazo

O Pazo es un lugar en la parroquia de Pardavedra en el concello de A Bola. Allí podremos ver una casa grande, la capilla de San Xosé, una fuente tradicional y un conjunto de hórreos
refugio

Casanova

Casanova es un lugar en la parroquia de Pardavedra en el concello de A Bola. Allí destaca por su fuente y un conjunto de hórreos. El horno comunal se encuentra en estado ruinoso.
refugio

Vilar

Vilar es un lugar en la parroquia de Pardavedra en el concello de A Bola. Como en los demás lugares de esta parroquia dispone de horno comunal, fuente y conjunto de hórreos. Destaca por los petroglifos que se pueden ver en una piedra de la eira donde se encuentran los hórreos.
árbol

Monte Rapado

Monte Rapado es un paraje de monte bajo cerca del lugar de Vilar de camino al alto de San Cibrao
Información

Monte de San Cibrao

1. Se trata de la montaña más alta del concello da Bola con 914 metros. Quizás haga referencia a San Cipriano de Cartago. Su vida es la siguiente: 2. Nació en el año 200 en Cartago (África) y se convirtió al cristianismo sobre los 40 años, motivado por la vida santa de un sacerdote llamado Cecilio. Luego de convertirse guardó celibato y dejó la lectura de libros no cristianos, dedicándose al estudio de las Sagradas Escrituras. Tanta era su fama de hombre piadoso que en el 248 fue ordenado obispo por aclamación popular, al morir el obispo de Cartago. Se resistió pero reconoció a Dios en el clamor del pueblo y los sacerdotes. 3. En el 251, el emperador Decio decretó la persecución contra los cristianos, insistiendo en los obispos y en la destrucción de los libros sagrados. Cipriano se esconde pero continúa su predicación y su labor de obispo, enviando cartas a los cristianos exhortándoles a no apostatar para evitar la muerte, como muchos hicieron por miedo. 4. Cuando cesó la persecución y volvió a la ciudad se opuso al regreso a la Iglesia a los que habían apostatado sin exigirles penitencia antes de la recepción de los sacramentos, buscando también fortalecer la fe y prepararse a las futuras persecuciones. Esto le valió ciertas fricciones con el papa Cornelio, zanjadas por este con autoridad. En el 252, ante la epidemia de tifus en Cartago Cipriano organiza la ayuda a los pobres, y vende todas sus posesiones, animando a todos los cristianos a la limosna. El emperador Valeriano, en el año 257, decreta otra persecución aún más intensa que la anterior. Los obispos y sacerdotes recibirían pena de muerte por celebrar una ceremonia religiosa. Ese mismo año Cipriano es desterrado, pero el sigue celebrando la misa, por lo que en el año 258 lo condenan a muerte. 5. En el juicio, cuyas actas se conservan y son fidedignas totalmente es invitado a dejar la fe cristiana, se niega, confirma su condición de cristiano y de obispo. El juez Valerio dicta la sentencia: "Puesto que se niega a obedecer las órdenes del Emperador y no quiere adorar a nuestros dioses, y es responsable de que toda esta gente siga sus creencias religiosas, Cipriano: queda condenado a muerte. Le cortarán la cabeza con una espada". Al oír la sentencia, Cipriano exclamó: "¡Gracias sean dadas a Dios!" 6. Toda la inmensa multitud gritaba: "Que nos maten también a nosotros, junto con él", y lo siguieron en gran tumulto hacia el sitio del martirio. Al llegar sitio del martirio Cipriano mandó que después de su muerte le fueran dadas 25 monedas de oro al verdugo que le iba a cortar la cabeza. Los fieles colocaron sábanas blancas en el suelo para recoger su sangre y llevarla como reliquias. Cipriano se vendó él mismo los ojos y se arrodilló. El verdugo le cortó la cabeza con un golpe de espada. Esa noche los fieles llevaron en solemne procesión, con antorchas y cantos, el cuerpo del glorioso mártir para darle honrosa sepultura. 7. Una frase de San Cipriano: "He vivido en este mundo nuestro totalmente alejado de Dios, porque las divinidades estaban muertas y Dios no era visible. Y viendo a los cristianos, he pensado: es una vida imposible, ¡esto no se puede realizar en nuestro mundo! Pero después, encontrando a algunos de ellos, estando en su compañía, dejándome guiar en el catecumenado, en este camino de conversión hacia Dios, poco a poco he comprendido: ¡es posible! Y ahora soy feliz por haber encontrado la vida. He comprendido que aquella otra no era vida, y en verdad sabía ya antes que aquella no era la verdadera vida"
cima

Cume Monte San Cibrao

1. Se encuentra a 914 m de altitud. Allí podemos ver unas antenas de repetición de telefonía y televisión de radio y televisión de Galicia. Las vistas de Celanova y Allariz son espectaculares. 2. Hace de punto divisorio entre los concellos de Allariz, A Bola, A Merca e Rairiz de Veiga.
Ruinas arqueológicas

Dolmen 1 y 2

Las primeras huellas de la presencia humana en este monte lo corroboran las cinco mámoas (una está a unos 50 metros del conjunto), todas violadas que hay en esta llanura alta, dos con la cámara megalítica con ocho esteos cada una pero sin la losa de cubierta. Aparecieron restos de cerámica, punta de flecha y microlitos. En las inmediaciones, hay dos grandes estatuas de piedra en las que algunos quieren ver menhires prehistóricos.
Arquitectura religiosa

Ermita de San Cibrao

1. Algunas personas creen que su fundación es en el siglo VIII, aunque el vestigio más antiguo es una ventana doble instalada en una pared que no va más allá del siglo X, siglo en el que se cuenta que San Rosendo mandó construirla. Más tarde sufrió varias reformas, la última importante en el XVIII. Aquí se practica el ritual para curar al tangaraño (mal que ataca a los niños dejándolos raquíticos o deformes). Las criaturas se curaban pasando debajo del altar tres veces mientras recitaban una letanía. Dependiendo de las personas con las que uno habla, el origen de este rito varía sustancialmente pero, invariablemente, los primeros en la práctica son los de su parroquia. 2. Detrás de la ermita hay una piedra construida con tres cruces grabados, dos en la esquina y el tercero en la parte superior. ¿Se trata de una pedrafita contemporánea de la necrópolis megalítica que después se reutilizó como marco? En dos caras, la piedra fue desgastada, y no en la prehistoria, lo que no significa que en otras ocasiones tuviera una función diferente. 3. A unos pocos metros del edificio hay un cementerio. Se dice que en este pequeño cementerio descansan los fundadores de la ermita, uno de ellos el de San Cibrao, como dice la inscripción que registraron en un monolito de piedra datado del año 1988. Pero, qué San Cibrao? El santoral católico habla de dos personas con este nombre: San Cibrao de Cartago, muerto en el siglo III, y San Cibrao de Antioquia, el mago, que murió en el siglo IV. A este último, el autor del libro conocido como Libro de San Cibrán o El Ciprianillo, el libro de ensalmos, rituales y pecados para curar ciertos males y, sobre todo, para encontrar los tesoros ocultos por los moros, entre otros lugares, en mámoas y castros. Pero está claro que este San Cibrao, que vivió en esta montaña bautizada con su nombre, no puede ser el mismo ya que, como se indicó anteriormente, fundó la ermita en el siglo VIII. Y, además, ninguno de los santos mencionados estuvo, que se sepa, en Galicia. 4. Las inscripciones modernas que están sobre la puerta hacen que la mayoría pase desapercibida por una piedra más pequeña a la izquierda. Se trata de un epígrafe de la época romana que se reutilizó en la reconstrucción. Desgastada y reescrita, la interpretación no es fácil. Rivas Quintas, en 1999, decía: "... / FLAV (ius) UBAICI / BOVITA / L (ucius) FLAVIUS AG / EI N".
árbol

Souto Novo

Souto Novo es un paraje de bosque autóctono cerca del lugar de Vilar.

1 comentario

  • Foto de Ne.no

    Ne.no 09-ene-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Gracias Erika 1978 por avisar de la dificultad en la ruta

Si quieres, puedes o esta ruta