Descarga

Distancia

7,24 km

Desnivel positivo

299 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

299 m

Altitud máxima

298 m

Trailrank

24

Altitud mínima

52 m

Tipo de ruta

Circular

Coordenadas

279

Fecha de subida

17 de marzo de 2021
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
298 m
52 m
7,24 km

Vista 33 veces, descargada 1 veces

cerca de Abándames, Asturias (España)

Iniciamos el recorrido desde el pueblo de Abándames, antigua capital del valle de Peñamellera, de lo que queda constancia en sus casonas y palacios.

Salimos a la altura de la iglesia de San Salvador, de origen románico, y atravesamos el pueblo hasta que llegamos a la fuente del Torracu, que fue la primera traída de aguas públicas de todo el valle de Peñamellera.

El camino se bifurca en tres, nosotros cogemos el de la derecha. Unos metros más adelante llegamos a otra bifurcación. Si cogemos la de la izquierda, podemos bajar por el antiguo camino real hasta el arrollo de los Molinos, donde aún quedan vestigios de los antiguos molinos harineros, así como una pequeña capilla de ánimas asentada a la vera del camino. De regreso al camino principal, continuamos la ruta por el camino de la derecha que, en sentido ascendente, aunque suave, discurre entre arboleda mixta y variada vegetación.

Sin desviarnos nunca del camino principal, encontramos a la derecha la pista que va hasta el pueblo de Alevia. Pasamos a la altura de una caseta de uso ganadero, y nos adentramos en una zona de eucaliptos y castaños donde es fácil ver alguna ardilla. Algo más adelante, cruzamos una riega que atraviesa el camino, y llegamos a un abrevadero de uso ganadero que cuenta con una fuente de agua potable. A partir de este momento, iniciamos una corta pero pronunciada subida despejada de árboles, que nos lleva hasta el inicio de la carretera de Cavandi. Pasamos la marquesina del autobús, que dejamos a nuestra derecha, y seguimos de frente por la carretera contemplando unas magníficas vistas de la Pica Peñamellera y de varios pueblos de Peñamellera Alta, ubicados en la Sierra del Cuera. Poco después, llegamos a Cavandi, y desviándonos a la derecha accedemos al pueblo donde se encuentra la capilla de San Julián del siglo XVII. Regresamos a la carretera y, por un camino que pasa entre casas, continuamos la ruta entre casas y zonas de labor, hasta que nos encontramos con el camino principal que conduce a un núcleo de turismo rural. Seguimos de frente, dejando a nuestra derecha las casas de aldea, hasta que se acaba la pista y comienza un camino que se bifurca en dos; optamos por el de la derecha, y siempre en sentido descendente, a través de arbolado de diferente variedad, llegamos al pueblo de Cerébanes, a la altura de la iglesia de la Virgen de Guadalupe de 1.731, con magnífica portada barroca. Un poco más abajo, se encuentra el palacio de Don Francisco Sánchez de Caso del que sólo se conservan los muros exteriores y paredes interiores. Fue construido en 1.734 y son de destacar las numerosas inscripciones, de índole religiosa, que figuran en sus dinteles.

Reiniciamos la ruta bajando por la carretera y disfrutando de unas inmejorables vistas del valle.

Tras un breve trecho, llegamos hasta la carretera que va hasta Cavandi, a la cual nos incorporamos en sentido descendente.

Poco después, salimos a la carretera general de Cabrales a Panes, y seguimos por ella en sentido Panes. Durante unos 600 metros, circularemos por la misma con la debida precaución por tratarse de una la carretera general, y al llegar a una curva muy pronunciada, justo antes de pasar el puente que conforma la curva, nos desviamos a la izquierda por un camino de abundante vegetación y denso arbolado. Casi al principio, el camino se bifurca en dos; optamos por el de la izquierda, y vamos subiendo de manera suave hasta que llegamos a un cierre de alambre, que sobrepasamos para salir a otro camino al cual nos incorporamos por la derecha, iniciando el descenso que nos lleva hasta la fuente del Acebal, de posible origen romano.

Durante este trayecto, es conveniente fijarse en las copas de los árboles pues, de nuevo, es posible avistar ardillas.

Unos metros más adelante cruzamos el puente del Acebal, considerado también de origen romano. Desde aquí una corta subida nos lleva otra vez al pueblo de Abándames, donde daremos por finalizada la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta