Tiempo  5 horas 8 minutos

Coordenadas 889

Fecha de subida 26 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
1.412 m
1.130 m
0
2,3
4,6
9,22 km

Vista 259 veces, descargada 7 veces

cerca de Abelgas de Luna, Castilla y León (España)

Nos vamos a conocer la Reserva de la Biosfera Valles de Omaña y Luna, una zona que nunca defrauda y que siempre nos regala momentos únicos y paisajes espectaculares. Completaremos la ruta oficial "El Cordel de Merinas".

INICIO:

A lo largo de la carretera que une la comarca de Luna con Babia, nos desviamos hacia Abelgas de Luna, un recóndito y bonito pueblo de la montaña leonesa. A la altura de la Iglesia de San Pelayo, en el centro del pueblo, dejaremos el coche. Existe mucho espacio para ello, así que no tenemos ningún problema en aparcar.

DESCRIPCIÓN:

Antes de iniciar la ruta, breve e intensa conversación con una mujer holandesa, quien se encontraba buscando el sol por España acompañada de su pequeña furgoneta. Valiente, simpática y muy agradable. Unos minutos charlando sobre todos los detalles de la ruta!

Comenzamos a caminar a lo largo de la calle principal del pueblo, en sentido suroeste. Nada más iniciar la ruta, encontramos una fuente en la que podemos rellenar nuestras cantimploras y el cartel informativo de la ruta que completaremos, ideal para hacernos una idea de todo lo que veremos!

Para abandonar Abelgas de Luna, seguimos varios desvíos, todos bien señalizados. Al final del pueblo encontramos otra fuente.

Ya hemos dejado atrás el pueblo, pasando a transitar a lo largo de una pista forestal en buen estado. Esta pista se dirige hacia Mallo de Luna e Irede de Luna, otros dos pueblos cercanos. La ruta no tiene ninguna dificultad, así que vamos ganando metros rápidamente. Dafne va caminando y ya empieza a disfrutar del entorno!

El paisaje se va estrechando y llegamos a las inmediaciones de un puente sobre el Arroyo del Cuartero, momento en el que la gorra de Dafne, situada sobre la cabeza de su abuela, se eleva sorpresivamente, siendo guiada por el viento hasta las aguas del arroyo! Momentos de pánico y reacción rápida por parte de sus padres para hacerse con la apreciada gorra! Es nueva y de Minnie! La tenemos ubicada, pero va siguiendo el curso natural del agua. Hay que correr y esperarla en alguna zona más cómoda. Pero no llega! Sabri la encuentra estancada, pero pronto la pierde de vista! No sabemos si ha pasado ya. Corremos para abajo y para arriba, nos metemos entre la extensa vegetación y logramos encontrarla! Se encuentra parada entre rocas, mientras el agua pasa. El acceso es complicado, hay que meter los pies un poco y hacer cábalas y ejercicios de equilibrio! Una gran rama nos permite, desde la orilla, tener contacto con la gorra. La giramos y la enganchamos, sacándola del arroyo y elevándola hasta lugar más seguro. Aplausos y final feliz!

Tras los angustiosos minutos que vivimos en el rescate de la gorra de Dafne, continuamos la ruta adentrándonos en la pequeña hoz que forma el Arroyo del Cuartero. Un paisaje precioso y grandes paredes de roca a nuestro alrededor. La pista avanza en ligero ascenso, nada exigente. Dafne a la mochila! Toca hacer algo más de esfuerzo!

La siguiente parte de la ruta no ofrece ninguna complejidad. Debemos seguir un desvío señalizado para continuar por la pista forestal, ahora rumbo este y siempre paralelos al citado arroyo. Según vamos ganando altura, vamos obteniendo buenas vistas de la Sierra de Filera y de la Sierra de Gistredo.

Finalizado el tramo de pista, giramos hacia la izquierda, tomando otra senda de similares características, siempre acompañada de grandes prados, ganado y una suave brisa. Seguimos ganando altura, rumbo al Collado de San Lorenzo. La senda nos va regalando unas vistas excepcionales hacia el norte! Incluso podemos avistar algún corzo que las laderas más rocosas! Dafne decide bajar y caminar, algo que se agradece! Bonitos momentos disfrutando de la bonita ruta!

A los 3 kilómetros y medio de ruta, seguimos un desvío hacia la derecha y llegamos a la parte de mayor altitud. El aire es fresquito, pero el día es ideal para caminar. La ancha senda se convierte en un pequeño sendero herboso, muy bonito y sencillo de seguir! Estamos en el tramo de la ruta con mejores vistas!

Tiempo para comer! Grandes praderas y una pequeña zona rocosa nos dan cobijo para disfrutar de un agradable almuerzo. Momentos en plena naturaleza que no se olvidan! Paco intenta buscar algún corzo con los prismáticos!

Tras disfrutar debidamente del almuerzo y del lugar, continuamos la ruta siguiendo un desvío. Este desvío, señalizado con un poste indicativo, deja la senda que se dirige hacia el Collado de San Lorenzo y se adentra en el sendero que se dirige hacia el Callejón de las Focicas, estrechamiento visible desde aquí, por lo que no tiene demasiada pérdida.

Visitamos un cartel informativo en un estado lamentable y dejamos a nuestra derecha un abrevadero. Seguimos la ruta en descenso, ahora por terreno algo más húmedo y rocoso. Dafne va de la mano y comienza a disfrutar, aunque por momento está a punto de sentarse en el suelo!

En pocos minutos estamos en el Callejón de las Focicas, un lugar espectacular. Sin duda, es la parte más bonita de la ruta, aunque también es la parte en la que debemos prestar un poquito más de atención. Es un tramo sencillo, pero mucho más rocoso. La montaña se abre a modo de puerta!

Superado el Callejón de las Focicas, continuamos el trazado siguiendo un desvío más hacia la izquierda. El desvío ofrece varias alternativas, debiendo elegir la que nos llevará hasta Abelgas de Luna nuevamente.

Seguimos perdiendo altura a buen ritmo, dejando atrás la zona más compleja de caminar. La senda se vuelve más cómoda y Dafne alterna momentos en la mochila y momentos caminando. Algún arroyo nos permite tirar alguna que otra piedra, disfrutando y riendo mucho con la más pequeña!

Tras un buen rato de descenso tranquilo, llegamos a las inmediaciones de la Central Eléctrica de Láncara, a la altura de la carretera que se dirige hacia Abelgas de Luna. Aquí, puesto que el siguiente tramo transita por carretera, dan por finalizada la ruta la mayor parte de los senderistas. Toca regresar para completar el trazado circular.

La última parte de la ruta no ofrece grandes atractivos. Dejamos a nuestra derecha la Central Eléctrica de Láncara y continuamos por la carretera hasta llegar a Abelgas de Luna, siempre en suave ascenso. El camino nos va regalando bonitas vistas del Río de Pereda, que nos brinda varias cascadas y saltos de agua preciosos!

Tras completar el tramo por carretera durante unos 3 kilómetros, vemos las primeras edificaciones, que dan paso al pueblo de Abelgas de Luna. De nuevo aquí, sólo debemos recorrer su calle principal hasta llegar al coche, dando por concluida la jornada.

CONCLUSIÓN:

Bonita ruta para conocer las inmediaciones de Abelgas de Luna. Una zona espectacular en primavera e ideal para recorrerla en familia. Un trazado sencillo, de grandes atractivos, bonitas vistas y suaves desniveles. Perfecta para iniciarse en este tipo de actividades!

MÁS INFORMACIÓN:

Abelgas de Luna - El Cordel de Merinas

Índice de Rutas
Mapa de Rutas
Mapa de Cumbres

R&S Wanderlust (www.randswanderlust.com)

Ver más external

Abelgas de Luna
Cartel informativo
Fuente
Desvío
Desvío
Fuente
Desvío
Hoz del Arroyo del Cuartero
Desvío
Desvío
Desvío
Desvío
Cartel informativo
Abrevadero
Callejón de las Focicas
Desvío
Desvío
Central Eléctrica de Láncara
Cascada
Cascada
Cascada
Cascada
Cascada
Puente

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta