Tiempo  3 horas 40 minutos

Coordenadas 1575

Fecha de subida 3 de junio de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
1.010 m
819 m
0
3,5
7,1
14,13 km

Vista 21 veces, descargada 2 veces

cerca de Realejo-San Matías, Andalucía (España)

Granada y su provincia es un paraiso para cualquier senderista. Sus veredas, caminos y senderos son numerosos y muchos de una gran belleza y extraordinaria variedad. Así podemos encontrar rutas tanto en la alta montaña, con las cumbres mas altas de la peninsula, como en la media y baja montaña. Un gan compendio de diversidad que puede variar en un mismo dia de la nieve y el hielo de las grandes cumbres nevadendes a ver maravillosos atardeceres cerca de las costas, asomados a los espectaculares acantilados y playas de Maro.
Pero hay una ruta en especial en Granada, de una belleza singular, que nos va a mostrar unas perspectivas de nuestra ciudad realmente bonitas.
Se tratas de la ruta que nos ocupa hoy, en la que ya se ha convertido en una clasica en nuestra ciudad y donde vamos a recorrer los valles de los rios Darro y Genil, emblemas de la topografia granadina, completando una ruta circular a la Dehesa del Generalife y en la que caminaremos junto a una de las acequias mas famosas e importantes de la region en tanto en cuanto, su aporte de agua a la ciudad y en concreto a todo el recinto de la Alhambra han hecho posible no solo su desarrollo, si no que quizas me atreveria a decir que ha sido clave en su existencia. Hablamos de la Acequia Real de la Ahambra.

RUTA:
Comenzamos la ruta desde el aparcamiento del cementerio de la ciudad y nos dirigimos rapidamente hacia la Silla del Moro o castillo de Santa Elena desde donde podremos disfrutar de unas vistas de Granada y la Alhambra poco habituales a la vez que simplemente preciosas.
Pasado este primer enclave caracteristico de la ruta, la pista se divide en dos, tomando nosotros la de la izquierda que, en suave bajada nos va a llevar a encontrarnos con los primeros vestigios de la gran protagonista del dia, la Acequia Real, donde, aveces, cuando viene muy llena, podremos ver una cascada como consecuencia del alivio del caudal de la misma.
Desde aqui y a la izquierda vamos a tomar un sendero de muy bella factura, mas bien estrecho en muchas secciones, y a veces algo vertiginoso, teniendo a nuestra izquierda un desnivel casi vertical, pero que se atraviesa sin ninguna dificultad.
Este sendero discurre sobre la misma cota de nivel, por lo que su dificultad fisica es muy baja y nos va llevando sobre el valle del rio Darro, lo que nos proporciona una perspectiva fabulosa del Albaycin, el barrio del Sacromonte y la Abadia que lo preside, autenticos iconos de la ciudad de Granada.
El sendero en si tiene una finalidad concreta y es la la revision, limpieza y conservacion constante de la Acequia Real, que se hace a traves de unas aperturas u oquedades en el monte, pues la Acequia esta soterrada casi por completo, excavada en las entrañas de la colina, mostrandose al descubierto en un solo y breve tramo. Estas oquedades estan en su mayoria protegidas con pequeñas puertas metalicas y bien cerradas y las he marcado en los waypoints como "registros", por ser esta su funcion.
Siguiendo este precioso sendero y a la altura del Cortijo de Moronta, que veremos al otro lado del valle, y pasado un quejigal, encontraremos una division en el mismo, siguiendo por el ramal de la derecha para iniciar una ascension prolongada hasta el Llano de la Perdiz, emblematico parque de invierno de la capital y que se extiende por la extensa llanura de la parte superior de la Dehesa del Generalife. Esta subida sera la maxima dificultad fisica que encontramos a lo largo de toda la ruta.
Desde aqui tomamos una pista que desciende hasta conectar con la vereda del Barranco del Abogado que nos lleva directamente hasta el Canal de los Franceses llamado asi porque fue una compañia de esta nacionalidad la que creo una estructura de ingenieria muy novedosa a finales del s.XIX para llevar agua desde el rio de Aguas Blancas hasta las explotaciones de oro del Cerro del Sol.
Ahora estamos ya en el valle del rio Genil,otro rio emblematico de la ciudad de Granada y principal afluente del Guadalquivir y nos dirigimos de vuelta a Granada rodeando el Cerro del Sol, y tras pasar por la una urbanizacion del mismo nombre llegaremos a las atiguas minas de oro. Son excavaciones a cielo abierto originarias de la epoca romanay que han sido explotadas sin interrupcion hasta principios del siglo pasado. Es un espectacular yacimiento donde podemos observar las huellas de las "inyecciones" de agua que hacian en el monte para "lavar" el material resultante y conseguir el preciado metal.
El resto del trayecto es sencillo, que haremos por el llamado "Camino de los Franceses", y que haremos acercndonos poco a poco al complejo de la Alhambra, teniendo especial cuidado con el estrechamiento del sendero a la altura del Barranco del Olivar y al cruzar sus dos pequeños puentes, una caida aqui puede ser muy dañina.
Sin mas y siguiendo el sendero terminaremos de nuevo en las inmediaciones del aparcamientodel cementerio, punto de inicio de nuestra ruta de hoy.
Sin duda una muy bonita ruta que debemos tener en nuestro zurron para conocer nuestra ciudad y parajes cercanos desde una perspectiva distinta.

Nos vemos en los montes.

NOTA:
La dificultad de cada ruta depende de factores tan distintos como la longitud de la misma, el desnivel positivo, el desnivel negativo, el estado del terreno que pisamos, la meteorología reinante en ese dia y sobre todo la condición física y psicológica con la que afrontemos la ruta. Por lo tanto la calificación de cada ruta es subjetiva y habrá de amoldarse a todos estos factores en particular.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta