Tiempo  10 horas 50 minutos

Coordenadas 5513

Fecha de subida 15 de junio de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
1.580 m
675 m
0
8,0
16
31,84 km

Vista 192 veces, descargada 6 veces

cerca de Casa de las Tablas, Andalucía (España)

Esta es, quizás, la ruta mas espectacular de toda la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. Todo un espectáculo para los sentidos, con un autentico derroche de grandiosidad y verticalidad, que te pone los vellos de punta. Realmente una ruta 5 estrellas.
De nuevo acompañado por grandes montañeros y amigos como son Fede y Paco, venidos desde Linares y que hicieron de anfitriones y guias, grandes conocedores de todos estos parajes, e Ignacio que me acompaño desde Granada.
Como digo ruta completísima, llena de parajes de primer nivel, a la que, tal vez, solo le falto ponerle la guinda de coronar " El Banderillas", pero que Fede y Paco, con buen criterio, decidieron atacarlo otro dia, para no ir apretados de tiempo y poder disfrutar con mas intensidad de todo lo que nos rodea, pues es realmente una ruta para eso, disfrutar de nuestra pasión, que es la montaña.
Esta vez califico la ruta como difícil atendiendo al desnivel positivo y a los km. realizados.
RUTA:
La ruta en si la comenzamos desde la casa forestal de los Bonales, a la que llegamos en taxi, pues hemos dejado nuestro coche en el aparcamiento de la piscifactoría, donde terminaremos. Desde aquí ascendemos por la pista que se encuentra cerrada por una cadena y que discurre paralela al rio Aguasmulas por su margen derecha.
Durante unos kms, pocos, vamos disfrutando en suave ascenso de la hermosa vegetación y del frescor que nos proporciona la cercanía del rio, siempre vigilados por "El Mulon", altiva peña que, a modo de guardian, nos escolta por esta primera parte de nuestro recorrido.
Cruzamos el rio Aguasmulas, que gracias a la escasez de agua, no nos presenta demasiada dificultad, y comenzamos un ascenso mas acusado que nos llevara hasta el cortijo del Mulon, y desde aquí seguimos ascendiendo por un bonito bosque mediterraneo, hasta llegar al collado del cerro de las Cocotas, donde dejamos la vertiente del Aguasmulas para pasar a la vertiente del Arroyo de la Campana.
Posteriormente llegamos a la CF de Los Pardales con la enorme mole, preludio del Banderillas a nuestra izquierda, vigilando nuestros pasos.
Desde aquí nos dirigimos ya al colado de Roblehondo, donde nos sentamos a descansar y comer algo, justo en el vértice superior del gran anticlinal que forma este collado y que observamos en toda su magnitud una vez que nos asomamos a los primeros miradores de Los Cintos.
La siguiente dificultad que nos encontraremos será El Tranco del Perro, paso de montaña que, de forma zizagueante, nos subirá hasta las primeras estribaciones de Los Cintos.
¿Qué decir de Los Cintos? Probablemente y a mi parecer, uno de los pasos de montaña mas espectaculares que jamas he podido observar, con grandes paredes a un lado y vertiginosos balcones al otro. Un lugar realmente digno de ver y recorrer.
Como digo cruzamos los Cintos con un par de advertencias que hacer:
- La primera es que no es aconsejable asomarse a los varios miradores que nos encontramos a la derecha si tenemos algo de vértigo, son realmente eso "vertiginosos"
-La segunda es que cruzaremos en un par de ocasiones dos pequeños bosques de Boj. En el primero de ellos hay un paso en el que, por su estrechez, tendemos a bordearlo por la derecha y es ahí cuando nos metemos en medio de unas ortigas. Esto es un error, pues el terreno es resbaladizo, la caída casi segura, y las ortigas irritan y pican muchísimo. ¡¡Cuidado!!
En el segundo bosquecillo, de nuevo se estrecha mucho el paso y casi tenemos que reptar. Hay un paso franco por la derecha, mas abierto, pero muy aéreo, pues a la derecha se abre un buen precipicio. Se pasa sin problemas.
Salimos de Los Cintos por la derecha del Picon de Las Hazas ( justamente donde encontramos el segundo bosque de Boj) y empezamos a bajar hasta llegar a una acequia proveniente del embalse de Aguasnegras, al cual nos dirigimos y para ello atravesamos un túnel tallado en la roca para facilitar el paso de la acequia.
Una vez en el pantano de Aguasnegras, hacemos una obligada parada para descansar, tomar algo y refrescar los pies.
Ahora nos dirigimos hacia el cauce del rio Borosa, para iniciar el retorno a nuestro vehiculo, que dejamos estacionado en el aparcamiento junto a la piscifactoría y centro de interpretación de este rio. Para ello volvemos a atravesar otro túnel mas largo, iluminado por grandes "ventanales" escarbados en la roca y que nos proporcionan luz y unas vistas espectaculares. Una vez atravesado el túnel, en fuerte bajada nos dirigimos a la Cascada de los Organos, que encontramos con poca agua, pero que con un año con mayor índice de pluviosidad que este, han de ser impresionantes, al igual que el resto del cauce del Borosa, por el que bajamos, lleno de Pozas y saltos de aguas, pero en general bastante seco, aunque como ya dije, con agua se antoja mucho mas bonito.
Llegados a la central eléctrica nos detenemos de nuevo a repostar agua en la fuente que hay junto al camino, agua fresca y buena que se agradece mucho. A partir de aquí el camino se hace por pista, siempre por la margen derecha del rio Borosa, hasta llegar a la Cerrada de Elias, magnifico encajonamiento del rio entre las calizas que lo delimitan.
Después de cruzar la cerrada ya solo nos queda ir hasta el aparcamiento, pero antes dos puntos a señalar:
-El primero, el bonito pliegue anticlinal ( pliegue en forma de U invertida) que vermos claramente el la margen derecha del rio.
-El segundo la unión del Arroyo de las Truchas con el Borosa, que si observamos detenidamente, veremos como este arroyo transcurre por el seno de un precioso pliegue sinclinal (pliegue en forma de U).
Una muy bonita ruta, digna de ser recorrida y que seguro van a disfrutar.
Nos vemos en los montes.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta