Descarga

Distancia

10,27 km

Desnivel positivo

565 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

565 m

Altitud máxima

1.604 m

Trailrank

74 5

Altitud mínima

1.078 m

Tipo de ruta

Circular

Tiempo

4 horas 10 minutos

Coordenadas

952

Fecha de subida

25 de agosto de 2020

Fecha de realización

agosto 2020
  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
Sé el primero en aplaudir
2 comentarios
 
Comparte
-
-
1.604 m
1.078 m
10,27 km

Vista 441 veces, descargada 14 veces

cerca de Benifató, Valencia (España)

Comienzo en el parking del área recreativa donde se sitúa la famosa fuente de Partegat, casi a los pies de la imponente muralla rocosa de la sierra de Aitana, la mas elevada de toda la provincia de Alicante, con sus 1558m. Para llegar hasta aquí, hay que pasar primero por la pequeña localidad de Benifato, y luego subir por una empinada pista asfaltada (a decir verdad mitad asfalto, mitad piedras y con numerosos baches). Id muy despacio por aquí, tanto para subir como para bajar.

Antes de empezar, me dirijo a la mencionada fuente para reponer las botellas con su fresca y buenísima agua, algo sorprendente ya que normalmente por estas fechas, la inmensa mayoría de las fuentes situadas en medio del monte están completamente secas.

Ahora si, doy inicio a la ruta, caminando por un ancho sendero de piedras que transcurre a través del PR-CV 21 en dirección al Port de Tudons, rodeado por numerosos almendros.
Luego, al llegar a un cruce, tengo que tomar una decisión: o ir por la izquierda rumbo al Port de la Tagarina y llegar a la cumbre del Aitana yendo a través del cresterío, o girar a la derecha para ir por el llamado "Sendero Botánico" y ascender por el Passet de la Rabosa. El lugar mas complicado es sin duda el que va por el Passet de la Rabosa, así que como suelo decir, lo mas difícil hay que hacerlo subiendo, no bajando. Así pues, giro a la derecha.

A partir de aquí el sendero se estrecha bastante y la pendiente se acentúa un poco, pero sin tener ninguna complicación. La pega es que la zona está repleta de arbustos y algo de maleza de la que pincha, y yo que fui con pantalón corto tuve que ir midiendo cada paso que daba para no rozarme y rasparme con dicha maleza.
A medida que voy ganando altura, hacia el lado derecho disfruto de una excelente panorámica de la larga y escarpada sierra de La Serrella, los pueblos de Beniardá y Guadalest, y el embalse de Guadalest.

Todo el sendero esta señalizado con marcas PR blanca y amarilla, aunque lo cierto es que hubo un breve momento en que, no se como, perdí la pista del sendero y subí por otro sitio que estaba bastante sucio y embarrado. Por fortuna no tardé mucho en volver a andar por el camino correcto.

Mas adelante, justo cuando tengo a la vista las antenas y el gigantesco radar esférico de la base militar EVA 5 (Escuadrones de Vigilancia Aérea) en la cima del Aitana, el sendero vuelve a ensancharse y ya no hay tanta piedra en el suelo, así que puedo avanzar con mucha rapidez.
En pocos minutos llego a otro cruce, en el cual se haya la segunda y última fuente del recorrido, la Font de Forata, que sorprendentemente también circulaba agua.

A continuación, giro a la izquierda y camino de nuevo sobre un estrecho sendero que llanea sobre una zona protegida por una microreserva de flora, situado debajo de los paredones rocosos de la Penya Alta de Aitana. Ésta es la antesala de la parte mas complicada de toda la ruta, el "Passet de la Rabosa".

Ésta zona la dividiría en 3 partes:
1- Un caos de bloques de roca donde se avanza a través de un senderillo que contra todo pronostico se divisa a simple vista, y el cual se sube mayormente sin problemas, aunque en algún momento conviene el uso de las manos para ganar en equilibrio y en seguridad. También hay un corto tramo algo expuesto que en caso de lluvia, niebla o nieve podría dificultar el avance, especialmente para aquellos que sufran de vértigo, pero en seco es sencillo de cruzar.

2- El propio Pas o Passet de la Rabosa. Se trata de una grieta muy estrecha pegada a la pared rocosa y con cierta caída por el lado izquierdo. La dificultad está en que hay que trepar algo mas de medio metro de altura, pero solo hay espacio para meter un pie en el primer punto de apoyo. Aquí me quedé momentaneamente bloqueado. El primer pie lo meto bien pero, y el otro, donde lo pongo? No hay sitio!!
No se muy bien como lo hice, pero después de darle varias vueltas al asunto, conseguí conectar los 2 pies y trepar el estrecho paso. Tuve que lanzar los bastones y la mochila al otro lado, ya que con todo ello encima era imposible pasar.
Unos pocos metros después, me encontraría con un segundo paso muy estrecho, pero en este caso no había que trepar nada, solo volver a quitarme la mochila y avanzar.

3-Las simas de Partegat. Tras atravesar el Passet de la Rabosa y disfrutar de la impresionante vista del escarpado entorno donde me encontraba, quedaba por realizar un último escollo, caminar por un irregular e incómodo sendero de pequeñas rocas incrustadas en el suelo, en una zona donde frecuentan las simas y las grietas; aseguraos de mirar bien por donde pisáis.

Una vez concluidos estos 3 tramos, lo que resta de ascenso es coser y cantar. Llego hasta un cruce, en el cual puedo girar a la izquierda para ir por el cresterío hacia el Port de la Tagarina, o a la derecha para subir los últimos metros hacia la cima del Aitana.
Así pues, giro a la derecha y siguiendo una vez mas las marcas del PR, avanzo cómodamente hasta volver a tener a la vista la instalación militar. Realmente el geodésico cimero del monte Aitana se encuentra dentro de las instalaciones, pero están protegidas por una alambrada, así que lo único que puedo hacer es coronar la vecina cumbre del Aitana Oriental (1547m).

Las vistas son absolutamente espectaculares. Se observan sierras o cumbres de montaña como el Puig Campana, Cabezón D'Or, Peña Migjorn, Maigmó, La Serrella, Bernia y otros muchos más. También se ven varias localidades como Beniardá, Guadalest, Benidorm y la bahía de Alicante, con el Cabo de la Huerta en primer término, y por supuesto, una larga vista del Mar Mediterráneo.

Tras las mas que obligadas fotos de rigor, antes de continuar con la marcha, decido seguir de frente unos metros, y ver mas de cerca la instalación militar. Mejor no intentar ir mucho mas allá, antes de que algún soldado me llame la atención.

Vuelvo sobre mis pasos hasta el último cruce y continúo en linea recta, ascendiendo un breve repecho. A partir de aquí ya no vuelvo a ver mas las marcas amarilla y blanca del PR, aunque el camino es único, no tiene pérdida. Ahora toca ir durante un buen rato por el cresterío de la sierra de Aitana, yendo al ras de la linea que marca el precipicio.
En los primeros kilómetros el camino es un constante sube y baja de pequeños repechos, yendo a través de senderos en su mayoría pedregosos e incómodos. El cresterío no exige mucho ni física ni técnicamente hablando, pero si que en lo mental puede resultar un tanto largo y cansino, ya que no da la impresión de que se avance o descienda nada.

Unos cuantos minutos después, tras bajar por una empinada loma pedregosa donde hay que ir despacio y con cuidado de no patinar o trastabillarse, llego al fin al collado conocido con el nombre de Port de la Tagarina. Ahora, giro a la izquierda para dirigirme hasta el punto de partida, el parking del área recreativa de la Font de Partegat.

La última parte de la bajada es un pelín incómodo en su primer tramo, ya que a pesar de que el sendero es ancho, el camino esta repleto de pequeñas piedras que incomodan y ralentizan el paso. Pero mas adelante, la piedra pierde algo de protagonismo y me permite avanzar en óptimas condiciones.
Finalmente, consigo llegar hasta la mencionada fuente del Partegat, donde doy por concluida esta preciosa ruta.
Fuente

Font de Partagat

Font de Partagat
Punto de información

Cruce. Derecha, por Sendero Botánico y Passet de la Rabosa

Cruce. Derecha, por Sendero Botánico y Passet de la Rabosa
Punto de información

Derecha

Punto de información

Izquierda

Izquierda
Punto de información

Sendero más ancho

Sendero más ancho
Fuente

Font de Forata. Izquierda

Font de Forata. Izquierda
Punto de información

Subir por el caos de rocas

Subir por el caos de rocas
Riesgo

Entrada al Pas/Passet de la Rabosa

Entrada al Pas/Passet de la Rabosa
Punto de información

Salida Pas/Passet de la Rabosa. Simas de Partegat

Salida Pas/Passet de la Rabosa. Simas de Partegat
Punto de información

Derecha, hacia cima Aitana

Derecha, hacia cima Aitana
Cima

Cima Aitana Oriental

Cima Aitana Oriental
Punto de información

Recinto militar EVA 5. Cima principal Aitana

Recinto militar EVA 5. Cima principal Aitana
Punto de información

Ahora, subir por la derecha

Ahora, subir por la derecha
Punto de información

Sendero pedregoso y empinado

Sendero pedregoso y empinado
Punto de información

Cresterío Sierra de Aitana

Cresterío Sierra de Aitana
Collado de montaña

Port de la Tagarina. Izquierda

Port de la Tagarina. Izquierda

2 comentarios

  • Foto de Oscar Upegui

    Oscar Upegui 3 sept. 2020

    Muy buen trazado y muy buena descripción de la ruta, las fotos están muy chulas, felicitaciones Jon siempre sorprendiendo con cada recorrido por la montaña.
    Cómo va la situación por allá, espero que todo ande bien, saludos Jon y a seguir compartiendo buenas rutas.

  • Foto de Jon Otaduy

    Jon Otaduy 3 sept. 2020

    Muchas gracias por tu comentario y valoración Óscar.
    Pues por aquí vuelve a complicarse la cosa, hay muchos rebrotes. Al inicio del Verano había pocos casos, nos hemos relajado, hemos querido salir y vivir en definitiva, y le hemos dado un poco la espalda al virus, y ahora pues éste a vuelto a la acción.
    La mayoría de los casos son asintomáticos, procedentes de gente joven, aunque los hospitales no están tan colapsados con al comienzo de la pandemia, pero eso no significa que podamos relajarnos, ya que la gente mayor o con problemas de salud puede contagiarse también con los posibles riesgos que ello conlleva.
    No se Óscar, el futuro está muy incierto, la economía mal, los políticos no dan una, y como siempre es la gente de a pie quien sufrimos las consecuencias... en fin, ahora toca luchar, resistir, y levantarse cada día con más fuerzas, para intentar salir adelante de la situación.
    Salud a ti y a tu familia, y ojalá podamos darle pronto una patada en el culo al Covid y volver a la normalidad. Un saludo Óscar.

Si quieres, puedes o esta ruta