Tiempo  7 horas 21 minutos

Coordenadas 2068

Fecha de subida 2 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
394 m
126 m
0
5,6
11
22,49 km

Vista 777 veces, descargada 26 veces

cerca de Alcántara, Extremadura (España)

Esta ruta es una variante que en lugar de comenzar y finalizar en Alcántara, lo hacemos en el puente de Alcántara.

Después de recrear la vista con la contemplación de esta maravilla, cruzamos el puente y giramos a nuestra derecha, tomando durante unos 100 m la carretera EX-207, al llegar a la primera curva nos encontramos a nuestra izquierda el poste indicador de la ruta PR-CC 105. Dejamos la carretera y empezamos a subir el desnivel que antes habíamos bajado, conociéndose esta zona como Calzada Romana. Varias indicaciones nos van guiando por el camino hacia La Cantera, a unos 4 km desde el puente. Llegamos a un poste sin señalización y giramos a nuestra derecha tal y como marca el hito de piedra, no haciendo caso a la flecha que indica de frente. Por entre jóvenes encinas mezcladas con eucaliptos serpentea el camino que desemboca en la carretera que antes dejamos. La cruzamos y vemos de nuevo un poste indicador, abrimos la cancela y bajamos al curso del arroyo el cual pasamos por un puente rústico de pizarra, subimos por una vereda alfombrada de una húmeda y verde vegetación hasta llegar a la pista dela Confederación, la cual tras unos kilómetros llegamos hasta la Cantera, todo este tramo van acompañadas a nuestra derecha de unas vistas maravillosas de las aguas del pantano y de Alcántara entre las brumas de la mañana. La Cantera como su nombre indica sirvió para sacar la piedra que se utilizó en la construcción dela presa, con el tiempo se fue rellenando y creó un lago utilizado por los del lugar en verano como zona de recreo y baños, cuando se está dentro de ella se aprecia la altura que posee; también divisamos algunas parejas de buitres leonados que anidan en sus paredes.
Continuamos nuestra ruta saliendo de la Cantera y tomando el camino a nuestra izquierda, vamos rodeando toda esta zona, la cual está protegida por una valla metálica. La senda enfila hacia unas antenas de comunicación y un estación meteorológica, llegando a una altura de 363 m, en la zona conocía como El Cabezo Alto. Dejando a nuestra izquierda estas instalaciones, el sendero nos lleva de nuevo a la carretera EX – 207 por segunda y última vez. A pocos metros, a nuestra derecha hay dos porteras, una situada unos metros más arriba y de fácil apertura y otra más abajo, lugar donde había un pilón. Continuamos por dicha senda, y a pocos metros tomamos la decisión de abandonar un tramo de esta PR-CC 105 para no tener que desandar lo andado más adelante y tomamos una pista amplia que discurre gran parte de su recorrido por una zona repoblada de eucaliptos, siendo tal vez la zona menos bonita de la ruta. Tras varios kilómetros, llegamos a un cruce en donde podemos ver un nuevo cartel que nos indica que a la derecha a unos 225 m se encuentra el menhir de El Cabezo, y a la izquierda el sendero que sigue hacia Estorninos. Lógicamente nos desviamos para contemplar el menhir que se nos presenta en toda su majestuosidad, siendo una de las escasas manifestaciones de este monumento megalítico en toda Extremadura. Fue descubierto tumbado en el año 1985 por Fernando Tostado, arqueólogo aficionado de Alcántara, y se cree que fue derribado cuando en los años 40 se hicieron trabajos de desmonte en la zona y fue levantado en 2015 Miguel Ángel López Marcos, arqueólogo restaurador internacional, con poleas y polipastos, estando ligeramente desplazado de su fosa de fundación. Sus medidas son impresionantes, mide 4,65 m de largo, 1,20 m de diámetro y un peso de 12000 Kg.
Después de contemplar el menhir, seguiremos nuestro camino volviendo al cruce que dejamos anteriormente y tomamos la dirección de Estorninos por la cañada del Cabezo, si no nos hubiéramos desviado fuera del sendero homologado ahora estaríamos subiendo por esta cañada para ver el menhir y luego tendríamos que bajar por el mismo lugar. Esta parte que ahora recorremos puede ser el más bonito de toda la ruta pues nos adentramos en una zona donde afloran grandes berrocales graníticos, especialmente bella es la zona conocida como “El boquerón”, donde la vista se recrea con la cantidad de rocas con formas diversas y de diferentes tamaños. La vista desde esta altura es infinita contemplando en días claros la sierra de San Pedro, además de Alcántara, Villa de Rey y Brozas. El colorido de las escobas y de las jaras de dan belleza al lugar, la cañada del Cabezo termina en otro poste indicador que nos indica queda a solo 1.5 km. Enfilamos la senda junto a una pared de piedra, pasamos por una curiosa cancela y entraremos en una dehesa donde el ganado vacuno campea a sus anchas, el camino sigue el hilo de un arroyo el cual atravesaremos a la altura de la Fuente Concejo, lugar donde las mujeres del pueblo venían a lavar sus ropas, todavía hoy se ven las piedras que fueron colocadas para facilitar esta labor junto al arroyo, el pueblo ya se divisa entre los encinares y antes de llegar a él nos pararemos para contemplar las ruinas de la Ermita del Humilladero, típicas ermitas que se erigían a las entradas y salidas de los pueblos, tras su contemplación ya solo nos queda unos metros para entrar en la pequeña aldea de Estorninos.
Estorninos tuvo categoría de pueblo hasta que su despoblamiento hizo que pasara a ser una aldea-pedanía de Alcántara, destacando sobre el caserío la iglesia de Santiago. Abandonamos el pueblo por callejas entre muros de piedra que delimitan huertos familiares, mas adelante estos huertos dan paso a una dehesa tupida conocida como la Cerca del Chaparral. Nada mas pasar una cancela la dehesa desaparece y da paso a lomas onduladas alfombradas de verdes retamares y con afloramientos pizarrosos llamados dientes de perro, estamos en la Cerca de la Liebre y al fondo podemos contemplar la Casa del Vicario. En el horizonte ya se divisa la población de Alcántara, mientras a nuestro alrededor pequeños caballos parecidos a los asturcones, fuertes y con mucho pelo, pacen tranquilamente. Esta zona es la que presenta menos señalización por lo que tenemos que estar más pendiente. El camino se va acercando hacia el rio Tajo y por ello empezamos a descender en busca del regato de los Remolinos en la Vereda de la Loba, una zona recuperada con puentes de pizarra y pasarelas, pasado el puente ascenderemos durante unos metros y por un cortado del afloramiento pizarroso accederemos al rio, el cual discurre mansamente en busca de una nueva presa, la de Cedillo.
Tomamos la orilla del rio aguas arriba y vamos descubriendo el lirio lusitano y algunas variedades de orquídeas, así como antiguas fuentes e incluso un muelle. La ruta va llegando a su fin y nos permite ir contemplando de nuevo nuestro punto de partida, el impresionante puente romano y ahora reluciente por el sol del atardecer, construido en el año 105 por el arquitecto romano Cayo Julio Lacer quien con buen acierto mandó grabar una placa donde dice “PONTEM PERPETUI MANSURUM IN SECULA MUNDI” (el puente durara hasta el final del mundo), lo cruzamos y damos por terminada esta monumental ruta.

Información ofrecida por Paco Carreres, Club del Caminante de Badajoz
Puente

Puente Romano

Puente romano
Intersección

Cruce

Cruce
Intersección

Cruce EX-207

Intersección

Cruce

Cruce
Intersección

Cruce

Cruce
Lago

Cantera

Cantera
Lago

Cantera

Lago
cima

Antenas

Antenas
panoramica

Cruce EX-207

Cruce
Waypoint

Homenaje a compañero

Homenaje a Francisco
Intersección

Cruce

Desvío hacia el menhir del El Cabezo
Ruinas arqueológicas

Menhir El Cabezo

Un menhir (que en bretón significa "piedra larga") es un megalito consistente en un único monolito hincado en el suelo verticalmente. A los menhires se les han atribuido diversos significados, que no tienen por qué ser contradictorios entre sí sino que pudieron sucederse unos a otros al paso del tiempo; así, se habla de significado funerario, significado sexual, significado telúrico, solar y de poder (quizás también significado representativo). Los menhires pudieron tener al principio, en el mundo funerario, la finalidad de fijar el alma de los muertos. Mide 4,60 ms de largo, 1,10 ms de diámetro en la zona de mayor grosor y pesa 12000 kg. Se erigió en el año 2015. La altura en la zona de la base es de 80 cm y en la zona capital, de 60 cm. Presenta decoración a base de cazoletas, de dimensiones variadas. Las cazoletas se encuentran en más del setenta y cinco por ciento de los conjuntos del arte rupestre en la región extremeña. Su presencia en distintos ambientes y épocas prueba una capacidad de pervivencia mayor que cualquier otra grafía, lo que, unido a su polisemia, las convierte en uno de los signos grabados más difíciles de entender. En la parte visible del menhir se llega a contar una docena de cazoletas. La mayor está en el vértice, es ovalada y mide 30 cm por 20 cm. La segunda en tamaño está en la zona de la base y es circular, con un diámetro de 20 cm. Si algún día es izado se podrá ver qué decoración hay por el lado ahora oculto. También presenta una pequeña muesca por fractura en el extremo superior. Se encuentra en la parte superior de un pequeño cerro (o "cabezo") y tiene alrededor una serie de piedras, hoy ya removidas, que debieron formar anillos tumulares, posiblemente para formar una superficie relevante alrededor del menhir; de esta forma aparecería un conjunto monumental, probablemente constitutivo de algún centro de culto primitivo. Si así fuera, las cazoletas del menhir podrían ser cavidades destinadas a recoger la energía de los rayos del sol, como nuestras antenas parabólicas recogen las ondas electromagnéticas que les llegan por el espacio desde algún satélite; curiosamente, no lejos del Cabezo hay otra elevación con varias antenas de telecomunicaciones que enarbolan pantallas parabólicas, en su papel de modernos menhires. La propia forma circular de las cazoletas puede representar al sol mismo.
panoramica

El boquerón

panoramica

El boquerón

Arquitectura religiosa

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago, en Estorninos
Avituallamiento

Estorninos

Zona de avituallamiento, en Estorninos. En el bar de la sociedad.
Intersección

Cruce

foto

Portera

Portera con una apertura muy curiosa.
panoramica

Cauce

Puente

Puente

Puente de pizarra sobre el regato de los Remolinos en la Vereda de la Loba.
Río

Río Tajo

Río Tajo, aguas abajo de la presa de Alcántara.
Patrimonio de la humanidad

Puente de Alcantara

Puente Romano de Alcántara.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta