Tiempo  7 horas 25 minutos

Coordenadas 709

Fecha de subida 22 de abril de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
2.176 m
1.536 m
0
3,8
7,5
15,03 km

Vista 1321 veces, descargada 55 veces

cerca de Beratón, Castilla y León (España)

Sensacional marcha por el Parque Natural del Moncayo, accediendo desde Beratón (Soria), con ascensión al Alto del Moncayo (Lobera 2227 mts), y subida previa al Cabezo del Cahiz (1835 mts) y el Alto de la Majada Alta (2003 mts). La bajada se realiza por Collado Bellido con regreso final por la GR 90.1.

El reportaje lo describimos también en las cincuenta y siete fotos que hemos incluido, y que para aquellos que no quieran ahondar en detalles, les puede resultar más entretenido. (Solo se pueden ver los comentarios a pie de foto si consultamos la ruta con ordenador de sobremesa o portátil convencional).

Se trata de una ruta poco frecuentada, por cuanto en general, quienes acuden al Moncayo, de modo más habitual buscan hacer cima en el pico de San Miguel partiendo del santuario-restaurante situado en la cara norte. Sin embargo ésta que mostramos hoy, y al igual que otras que partiendo del Santuario tienen este mismo destino, resulta más cómoda que el itinerario clásico por la cara norte, y puedo asegurar que este otro resulta mucho más entretenido, por las estupendas panorámicas que ofrece.

Por otro lado, esta marcha en época invernal también resulta mucho menos arriesgada que la ruta clásica. Eso sí, en esta época se recomienda de partida, contar con raquetas.

Para los más intrépidos, existe también la posibilidad de enlazar desde Lobera hasta el San Miguel. En la ruta que describimos hoy, no nos mostramos demasiado ambiciosos. Si hubiéramos llevado todos raquetas y hubiésemos madrugado más, nos podíamos haber planteado llegar al San Miguel y volver de nuevo hacia Beratón realizando el regreso por el mismo camino que en la ida. Lo dejamos para mejor ocasión.

Otra nota original de este itinerario, es que en la primera etapa, acometimos la ascensión al Cabezo del Cahiz, lo cual nos supuso añadir más de doscientos metros al balance de metros globales de ascensión, que no vienen mal como ejercicio de precalentamiento. En el caso de querer ir al San Miguel, esta subida previa puede cambiarse por otra más sencilla.

Toda la zona que recorrimos está bastante despejada de vegetación, y el único escollo que tuvimos, fue al enlazar desde Collado Bellido con la GR 90.1, ya que nos fiamos del mapa topográfico, que de forma errónea, marca un sendero desde la parte más baja del Collado hacia la pista. Dicho sendero no existe, por lo que no estaría de más que alguien se encargara de borrar dicho detalle del mapa oficial. El enlace sí que es factible, pero desde un punto más alto del Collado que encontramos nada más descender desde Lobera y al que tuvimos que volver para rectificar la ruta.

La descripción detallada la vamos exponiendo en los distintos puntos de interés que hemos incluido en el itinerario.
Al ser ruta circular, como siempre, recomendamos llevar Gps, brújula y mapa topográfico memorizado en móvil (aplicación IGN para Android por ejemplo).

Los tiempos pueden acortarse, pero recomendamos hacer la marcha con tranquilidad y disfrutar de todos los tramos que vamos recorriendo, por lo que se debe prever a priori, una duración de siete horas de marcha, dando el margen suficiente para que nunca nos sorprenda el anochecer.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta, es el acceso al punto de partida propuesto, en el sentido de que la pista que va de Beratón al aparcamiento de El Rebollar, está en muy malas condiciones para los turismos corrientes, por lo que se habrán de tomar las precauciones que cada uno considere más oportunas, sin descartar recorrer a pie los tres kilómetros de distancia tanto a la ida como a la vuelta, lo cual supondría prolongar la marcha una hora y media adicional.

Otro tipo de precauciones se refieren a la meteorología, por cuanto hemos de barajar la posibilidad de cambios repentinos en la zona alta cuando el tiempo previsto incluya nubosidad y viento, ya que arriba, estos componentes se suelen incrementar bastante en relación a la zona basal.
Parquing

Aparcamiento de El Rebollar.

Llegamos desde Beratón, por una pista en muy mal estado, por lo que resulta recomendable no acceder con vehículos corrientes, y tal como hemos indicado antes, podría ser factible hacer los tres kilómetros de pista a pie añadiendo hora y media más al recorrido. La zona del aparcamiento tiene un gran atractivo visual y es altamente recomendable para quienes quieran pasar un rato yendo desde Beratón hasta aquí. En particular, mencionar que cerca del aparcamiento se encuentra el Alto de Los Almudejos (1697 mts), de ascensión factible para los que simplemente quieran dar un paseo por estos contornos. El otro objetivo posible para los que no quieran ir muy lejos, sería el Cabezo del Cahiz (1835 mts), que aunque cuesta un poco más de subir que el anterior, nos proporciona unas panorámicas estupendas.
Cima

Cabezo del Cahiz

Esta primera etapa siempre puede ser opcional, ya que supone añadir doscientos treinta y cinco metros más de ascensión. La subida la comenzamos subiendo en primer lugar hasta una pequeña planicie situada a 1683 metros, por pendientes relativamente cómodas. Desde la planicie, ya disfrutamos de bellas panorámicas de los montes que hay en dirección Sureste: Cerro Morrón, Atalaya y Muela de Beratón, con un hermoso trasfondo de sierras y montes del Sistema Ibérico. A partir de aquí, vamos siguiendo una rodada hasta superar los ciento cincuenta metros de desnivel que nos separan de la cumbre. El terreno está totalmente despejado y la vegetación arbustiva no nos plantea ninguna dificultad añadida, por lo que simplemente nos dedicaremos a ir subiendo tranquilamente, realizando todas las pausas que cada uno considere necesarias para descansar. Una vez en la cumbre, aparte de contemplar los montes anteriormente citados, tenemos a la vista las ladera del Alto del Moncayo (Lobera), y el Valle del Rio Araviana. También divisaremos el Collado del Muerto, que será próximo objetivo de nuestra marcha.
Collado de montaña

Collado del Muerto.

Foto 1: Proseguimos la ruta descendiendo desde el Cabezo hasta el Collado del Muerto, con un desnivel de ciento cinco metros. La bajada la hacemos despacio, dada la abundancia de derrubios de piedra, por terreno completamente despejado de vegetación. Foto 2: En el Collado, ya tenemos nieve en las zonas menos expuestas al sol. Foto 3: Vista retrospectiva de El Cabezo del Cahiz, desde los primeros metros de subida partiendo del Collado del Muerto. Vemos perfectamente la ladera por la que hemos bajado anteriormente hacia el Collado.
Cima

Alto de la Majada Alta.

Foto 1: Desde el Collado del Muerto, comenzamos una ascensión hasta Lobera, hacia la cual nos restan por superar, quinientos metros de desnivel. Llegaremos en primer lugar al Alto de la Majada Baja (las majadas son zonas llanas intercaladas en las crestas donde se solía concentrar el ganado). Foto 2: En este primer tramo, no hay apenas nieve, pero sí bastante vegetación arbustiva de bajo porte que no nos dificulta en absoluto la marcha. Obsérvese que las repoblaciones de pinos siempre se han venido haciendo en las zonas menos expuestas al sol. Foto 3: A 1900 metros, podemos contemplar el Cabezo del Cahiz retrospectivamente, con su zona de umbría repleta de pinos de repoblación, en contraste con las caras Oeste y Sur, que están completamente peladas. También podemos distinguir perfectamente el Alto de la Majada Baja y el Collado del Muerto que hemos ido dejando atrás. Foto 4: Un poco más arriba, volvemos a tomar una instantánea de Cerro Morrón, el pico Atalaya y la Muela de Beratón. Foto 5: Por fin, llegamos al Alto de la Majada Alta, a 2003 metros. Al fondo, tenemos el pico Lobera con sus 2227 metros. En la foto, un servidor celebrando su primer dos mil del año. Foto 6: El pequeño llano nos sirve para relajarnos un poco antes de proseguir la ascensión. Nos queremos imaginar ya el pequeño periplo que pasaremos al atravesar la zona nevada que llega hasta mitad de la ladera.
Cima

Alto del Moncayo - Lobera.

Foto 1: Enseguida hace aparición la nieve espesa y algo blanda, que en algunos tramos no tendremos más remedio que atravesar con esfuerzo y perseverancia, sobre todo los que íbamos sin raquetas. Foto 2: En otras zonas en cambio, ha desaparecido la nieve y el suelo está cubierto de cascotes de tonalidad rojiza fragmentados por el hielo que se forma en las grietas de la roca madre. En toda esta zona del Sur del Moncayo, es frecuente encontrar este tipo de rocas areniscas. En segundo plano, vemos la mole del Cabezo del Cahiz. Foto 3: En los tramos con nieve, las raquetas nos facilitan el tránsito. Se puede observar el detalle del canchal de cascotes de arenisca roja. Foto 4: Poco a poco vamos viendo la cumbre más cercana, y afortunadamente, la nieve menos espesa. Foto 5: Y sin demasiadas dificultades, llegamos a la cima coronada por el típico mojón. Lobera es quizás la cumbre del Moncayo menos difícil de superar, ya que la pendiente del terreno es más suave que en otras zonas. Foto 6: Arriba, podemos divisar perfectamente el resto de cumbres del Moncayo: Alto del Corralejo (a la derecha), Cerro de San Juan (a la izquierda), y el más alto y en el centro, el pico de San Miguel (2314 mts, solo ochenta y siete metros más que Lobera). La abundancia de nieve nos hizo decidir no continuar por dicha zona ya que dos de los miembros de la expedición no llevábamos raquetas.
Collado de montaña

Collado Bellido.

Foto 1: Después de un merecido descanso, retomamos la ruta en dirección oeste hacia Collado Bellido, por otra cresta diferente que tiene dos kilómetros y medio de longitud. Como puede verse, la zona estaba bastante despejada de nieve. La abundante neblina nos impedía ver las excelentes panorámicas del valle. Foto 2: Durante el descenso, divisamos la GR 90.1 por la que retornaremos al punto de salida (se reconoce por la línea blanca a media ladera en el monte de la derecha). A la izquierda, otra vez Cerro Morrón. Foto 3: Por fin, llegamos a la zona de Collado Bellido y encontramos buen acomodo en unas rocas mirando al sol. Al fondo y a la derecha, observamos la cumbre de Lobera, y a la izquierda, la cresta por la que hicimos la subida. Foto 4: Uno de los elementos más interesantes de este paraje, son los refugios y construcciones rurales de piedra, a modo de corrales para el ganado. Como en otros lugares, se utiliza como material de construcción aquel que hay más cerca y con mayor disponibilidad. Foto 5: Continuamos en dirección oeste para llegar a la zona más baja del collado, a 1807 mts, con la esperanza de encontrar algún sendero que nos conduzca hacia la GR 90.1. Aunque en el mapa está marcado, la senda es inexistente, por lo que tuvimos que volver atrás hasta encontrar un indicador que nos redirigiera hacia dicha GR. Foto 6: Por lo menos, aprovechamos para seguir tomando fotos de Lobera y el Alto del Corralejo (a la derecha).
Waypoint

Regreso por la GR 90.1.

Foto 1: Tras volver sobre nuestros propios pasos, encontramos un indicador y alguna piedra a modo de mojón para no desviarnos. Foto 2: Aun así, era fácil equivocarse por la presencia de nieve. De todos modos, la pista estaba a pocos metros, si hubiéramos bajado por fuera del sendero, no habríamos tenido mayor problema. Foto 3: Por fin, alcanzamos la pista y la vemos repleta de nieve, lo que nos obliga a caminar por la orilla. Foto 4: Entre los pinos, vemos el otro extremo de la pista, al que llegaremos tras una hora de caminata. Foto 5: En los tramos soleados, la nieve va fundiendose a marchas forzadas. Foto 6: En cambio en otras zonas, se resiste a desaparecer.
Refugio libre

Refugio

Foto 1: En gran parte del trazado, observamos como la nieve ha llegado a ocupar y enmascarar toda la pista. Foto 2: No teníamos prisa, así que tuvimos tiempo hasta de practicar técnicas de montañismo (con poco éxito dado el estado blando de la nieve). Foto 3: Así que nos dedicamos a hacer de maquinas quitanieves. Foto 4: Desde el extremo que contemplábamos antes, ahora distinguimos bien Collado Bellido (casi en el extremo derecho). Foto 5: Llegamos a un refugio de montaña de reciente construcción. Por dentro más bien parecía un merendero o almuercero de guarrindongos. Foto 6: Cerro Morrón no nos dejaba de acompañar ni a sol ni a sombra.
Waypoint

Vaguada del Collado del Muerto y tramo final de la marcha.

Foto 1: Salimos del refugio y enseguida, divisamos la cara Norte del Cabezo del Cahiz con su extenso pinar. Foto 2: Y al otro lado de la pista, vemos perfectamente la cara Norte del Alto de los Almudejos (al lado del lugar en que iniciamos la ruta). Foto 3 : Pasamos al lado de un pequeño barranco o vaguada por la que se podría enlazar al Collado del Muerto. De hecho, es la mejor solución para aquellos que quieran ahorrarse la subida previa al Cabezo del Cahiz durante la ida. Foto 4: Seguimos por la pista y observamos al otro lado, todo el camino que hemos ido dejando atrás después de una hora de camino. Foto 5: Enseguida, llegamos a una zona más llana que puede resultar ideal para excursiones cortas desde Beratón. Se puede observar al fondo del camino, la barrera que impide el paso de tráfico rodado. Foto 6: Y en la recta final, vemos a la izquierda el Alto de los Almudejos, de propiedad compartida entre castellanos y aragoneses. Lo que no sé, quien se quedará con la madera de las talas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta