Tiempo  4 horas 36 minutos

Coordenadas 332

Fecha de subida 30 de enero de 2015

Fecha de realización septiembre 2014

-
-
557 m
-13 m
0
1,7
3,4
6,73 km

Vista 2827 veces, descargada 88 veces

cerca de Casas deTirma, Canarias (España)

La ruta fue la siguiente: Andén Verde - Casa de Job - Las Arenas - Playa de la Virgen - Punta de las Arenas.

Aunque el camino comienza en el Andén Verde, ahora mismo no hay hueco para dejar los coches ahí, partimos de la cercana pista de tierra que sube a la Finca de Tirma. Un bonito empedrado nos acompañará prácticamente hasta las ruinas de la Casa de Job. Justo enfrente tendremos unas espectaculares vistas del majestuoso Roque Faneque. Este primer tramo es bastante cómodo ya que hay varios zig zags evitando así que haya un gran desnivel.

Al llegar a la casa nos desviamos unos metros a la derecha para contemplar el paisaje. El Teide se divisaba a lo lejos empañado por la calima y las nubes, lo que no permitía grandes fotos en general. La costa y nuestro destino final, la Punta de las Arenas, se ven relativamente cerca desde este punto.

El descenso continua por la izquierda de la susodicha casa, el sendero serpentea nuevamente antes de meterse en un tramo largo por un andén. El trazado está bastante bien, aunque hay que tener mucha precaución en un paso, ya que la erosión ha hecho que se haya destrozado un poco el camino. En un hueco podemos ver unos bonitos Saladillos de Risco (Camptoloma canariense) un endemismo de Gran Canaria.

Después de un rato caminando sin perder altura, se reanuda la bajada, se pasa un barranquillo con el firme en no muy buen estado pero transitable. El sendero original tiene tramos que han desaparecido o están desapareciendo, siendo muy peligroso bajar por los atajos producidos bien por el hombre o el agua. En la medida de lo posible hay que evitarlos ya que con la tierra y piedras sueltas es fácil caerse. Fijándose un poco se puede ver la trazada más larga y más suave que la de los atajos, haciendo más llevadero el paseo y ayudando a conservar el sendero primitivo.

La pendiente se vuelve más suave y se comienza a llanear, caminamos entre un "bosque" de Toldas (Euphorbia aphylla), otro endemismo de Gran Canaria, Tenerife y La Gomera. A decir verdad, no recuerdo haber visto este tipo de Tabaibas en otro lugar de la isla. Me recuerda mucho a una que se usa en jardines, aunque no creo que sea la misma.
Se pasa por una casa en ruinas, se cruza el barranquillo y se pasa por otra casa en ruinas. En pocos minutos estaremos caminando sobre la arena.

Ahora caminamos por la arena, se baja por un camino desdibujado pero muy cómodo y blando. Se ve como la erosión ha dado formas caprichosas a la arena solidificada, el barranco y la desembocadura de este te hacen imaginar que estás en otro lado totalmente diferente. El sitio me recordó a las dunas fósiles de Ajuy. Dejo una gran variedad de fotos para que cada uno juzgue por si mismo la belleza el lugar. La flora al cambiar el piso también es diferente, podemos ver muchos ejemplares de Lengua de Pájaro (Polycarpaea Nivea).

Hicimos una pequeña circular por la costa aprovechando la marea baja. Hay alguna pequeña charca donde darse un baño al abrigo de las fuertes corrientes que reinan en la zona. Tras un descanso seguimos en dirección Suroeste como hacia La Aldea, hasta otra pequeña playa de piedras.
Desde aquí se sube una pequeña loma y se asciende barranquillo arriba. Después de unos minutos andando por el cauce hay que abandonarlo por la izquierda. El camino existe aunque no lo parezca, como referencia podemos buscar un muro de piedras que se ve bastante arriba.
Evitar coger las horas de calor fuerte ya que a la vuelta hay que salvar un desnivel positivo importante.
Una vez en la explanada de arena seguimos el camino, que en algunas zonas desaparece por el movimiento continuo de la arena que está suelta. Como referencia tendremos las dos casas de piedra seca por las que pasa el camino y que ya vimos anteriormente. Una vez allí sólo queda deshacer lo andado en la bajada.

El lugar es increíble, un pequeño paraíso de Gran Canaria. Para no variar mucho, la nota negativa era la cantidad de basura arrastrada por el mar hasta la costa y la que deja la gente por el camino, sobre todo en la Casa de Job. No sé como pueden hacer este tipo de cosas las personas que aman la naturaleza . El peso de una botella llena es 1500 gramos más o menos, vacía 30 gramos como mucho, al escacharla no ocupa nada. En la bajada íbamos haciendo montoncitos de basura para recogerla a la subida, más de una bolsa y lo que nos cabía en las manos fue lo que recogimos. Muy triste la verdad, respetemos el entorno para disfrute de todos.
No es excusa para no llevarse la basura, pero seguro que un contenedor en el mirador del Andén Verde y otro en la parada de guaguas de la Finca de Tirma, que también tenía basura en el barranquillo, ayudaría a minimizar la gran cantidad de desperdicios que se arrojan en el lugar.

Ver más external

Antigua casa abandonada llamada Casa de Job

1 comentario

  • Foto de Toni Vera

    Toni Vera 06-feb-2015

    Este trozo es malísimo. Es muy peligroso, hay que extremar la precaución. Abstenerse gente con vértigo. https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/anden-verde-punta-de-las-arenas-8769299/photo-5166045

Si quieres, puedes o esta ruta