Tiempo  4 horas 6 minutos

Coordenadas 710

Fecha de subida 28 de abril de 2019

Fecha de realización abril 2019

-
-
1.007 m
807 m
0
2,0
4,1
8,17 km

Vista 42 veces, descargada 0 veces

cerca de Arbuniel, Andalucía (España)

Volvemos a recorrer los antiguos caminos que comunicaban Arbuniel con sus alrededores. Esta vez le ha tocado al tramo de sendero-camino de primer nivel que, partiendo de Arbuniel y de forma unificada con el que iba a Huelma, giraba al sureste buscando el puente antiguo-romano- que ayudaba a vadear el arroyo del Muerto. Este pequeño tramo, muestra de la increible dejadez a que están sometidos las antiguas vias de comunicación, también es una bello ejemplo de la morfología de muchas de estas antiguas "carreteras", ya que conserva la mayor parte de las hileras de roca que la delimitaba, muy parecida a la existente en las proximidades de Carchel https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/via-de-ascenso-al-moroche-vereda-camino-real-de-granada-a-jaen-y-ubeda-accesibilidad-actual-a-la-zo-17434093. En el punto donde esta antigua vía, desgraciadamente abandonada e inundada de vetegación de todo tipo, hoy día se convierte en asfalto -carretera de Montejicar Ja 3205-, se encuentra el cortijo del Banco, existiendo a escasos metros una necrópolis con varias tumbas excavadas en la roca, de marcado carácter altomedieval por su forma rectangular. Al menos se pueden distinguir tres de ellas, ya bastante deterioradas. El lugar está próximo al camino de Montejícar, en un tramo por el que es muy probable coincidiese con la antigua vía romana, según leemos en el artículo http://www.cismamagina.es/app_sumuntan/pdf/20/20-185.pdf.
Tras tomar el archiconocido -y siempre sorprendente, especialmente en época de lluvias- sendero Real de Torcal, hacemos una visita a la cueva de la Virgen, reciente santuario que un arbunielense ha querido dedicar a esta imagen aprovechando una coqueta cuevecita.
Una vez alcanzado el derruido cortijo de la Tiná giramos al oeste, siguiendo una vereda que aún se mantiene visible, es la senda de la Solana, vía de tránsito que permitia a los habitantes del cortijo comunicarse con el pueblo, sin tener que descender hasta la senda del Torcal, o incluso, a las gentes provenientes de la zona noroeste de Arbuniel poder enlazar con el camino de Huelma a través de esta vía.
Al final de este sendero nos dejamos caer a la zona de los Barrancos donde, según se indica en la publicación antes mencionada, existía "el molino de los Batanes, también llamado de los Barrancos. Parece ser de los más antiguos de Arbuniel. Carece de pozo, que es sustituido por dos acequias con fuerte desnivel excavadas en la roca, que movían dos piedras. Junto a él existía una cantera de piedra de molino. En la actualidad quedan pocos restos". Junto al camino encontramos, en su margen derecho, un pequeño tramo de lo que se cree la calzada romana que enlazaba Castulo y Guadix. A escasos metros de esta se encuentra la cueva Chaves, lugar donde a mediados del siglo pasado habitó un hojalatero y su familia, y que en esta ocasión no hemos visitado pero que merece la pena. https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/por-los-barrancos-y-la-cueva-de-chaves-9523968
En toda la zona del Torcal y sus aledaños no es extraño encontrar a ras de suelo rocas de tonalidades muy llamativas, entre las cuales parece estar el cinabrio -sulfato de mercurio-; relacionado con este tema, hace algo mas de una década, tras un estudio minero, se intentó implantar una cantera de mármol que no fructificó por la oposición de los vecinos. https://www.foro-ciudad.com/jaen/cambil/mensaje-1303590.html
Todo esto no hace mas que reafirmar la gran riqueza que este pueblo atesora en sus entrañas, tanto natural como arqueológica.
Como muestra de esto último, aquí dejo un enlace de un estudio prospectivo que se realizó con motivo de un proyecto de movimientos de tierras cerca del nacimiento: https://www.academia.edu/30152038/Prospecci%C3%B3n_Arqueol%C3%B3gica_Superficial_en_el_Sector_PP1_de_Arbuniel._Laguna_de_Toscares._TM_Cambil_Ja%C3%A9n_
Desde aquí aprovecho para hacer un llamamiento a las autoridades competentes para que pongan todos los medios a su alcance para la recuperación y/o mantenimiento y señalización de estas ancestrales vias de comunicación ya que, amén de ser verdaderos tesoros etnológicos, suponen un magnífico atractivo para atraer turistas-senderistas a conocer la riqueza de esta generosa tierra.
Aprovecho para dar las gracias a mi amigo Manolo Ortega por su labor incansable de desvelarme todos estos secretos que esconde esta hermosa tierra; haciéndolo a veces, en circunstancias, que solo aquellos poseedores de una inmensa generosidad, son capaces de obviar, priorizando el bien ajeno.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta