Coordenadas 1317

Fecha de subida 30 de septiembre de 2017

Fecha de realización septiembre 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
657 m
362 m
0
4,0
8,1
16,13 km

Vista 447 veces, descargada 22 veces

cerca de Corral de Bru, Valencia (España)

Ruta circular, que recorre un tramo del río Grande, una parte con agua y otra parte sin agua porque se filtra para aparecer más abajo. En esta segunda parte es donde están las huellas de dinosaurios. Luego visitamos el abrigo de Voro y el abrigo del Garrofer, con pinturas rupestres. Esta ruta recorre los términos municipales de Quesa, Bolbaite y Navarrés.
El recorrido por dentro del río Grande es el más irregular, pero está limpio de vegetación y se camina bien. Hay un tramo de senda que coincide con el GR-237 y el resto por caminos que están en muy buenas condiciones.
Para llegar al punto de inicio de la ruta, viniendo desde Valencia por la autovía A-7, coger la salida 396 y seguir por la CV-590. Después de 7 km, llegamos a una rotonda, donde hay que coger la CV-580, dirección Anna. Sin dejar esta carretera, pasamos varias rotondas y los pueblos de Chella, Bolbaite y antes de llegar a Navarrés, en una rotonda hay que coger dirección Playamonte. Esta carretera está asfaltada hasta llegar al área recreativa del río Grande, donde dejamos el coche (N39° 03' 37.1" W0° 46' 35.8").
El área recreativa Ceja del río Grande tiene una gran extensión de pinada, acondicionada con paelleros, agua y mesas de madera para hacer picnic. Salimos del área, cruzamos el camino de la Sierra y emprendemos la bajada hasta llegar al cauce del río Grande. Esta bajada tiene un km, que con coche todoterreno se puede pasar y evitar bajada y subida.
Al llegar al cauce vemos un azud con agua, es aproximadamente donde empieza nacer el agua que se ha filtrado unos km más arriba. Vamos caminando por dentro del mismo cauce rodeados de gran vegetación, pero siempre hay una senda limpia para pasar sin problemas.
Llegamos a un lugar donde el 17 de junio vimos unas huellas en unas grandes piedras del suelo, que nos parecieron de dinosaurios. Esta información se ha puesto en conocimiento del departamento de prehistoria de la universidad y han confirmado que las huellas encontradas son dinosaurios y que van a seguir con la investigación.
Después de visitadas las huellas vamos caminando por dentro del cauce durante 3,5 km, al principio con el cauce seco vamos admirando la grandiosidad de los cañones que se forman, en especial en los grandes meandros y al final un gran circo, porque aquí es todo grande.
Luego nos encontramos el cauce con gran cantidad de agua, que siempre aumenta la belleza del lugar y más esta agua limpia, cristalina, con un ligero color verdoso, transparente, donde se refleja la vegetación del entorno como si fuera un espejo, es el lugar donde llega el agua nacida más arriba y se filtra para aparecer unos kilómetros más abajo.
Seguimos caminando por una bonita senda, ahora junto al cauce del río con agua, que va formado pequeñas lagunas donde apetece bañarse, es un tramo del GR-237.
Cuando llegamos donde desemboca el barranco de la Peña del Rayo cruzamos el río y subimos por este barranco hasta llegar a la casa de Almenara. El barranco de la Peña del Rayo tiene mucha vegetación y se oye el ruido del agua que lleva. Más arriba vemos la Peña.
Después de pasar la casa de Almenara llegamos a empalmar con el camino del Planill, que viene de la casa del Alambín. Es una pista ancha y muy bien arreglada por la que caminamos 2,5 km hasta llegar al collado del Lobo, es un cruce de caminos, donde dejamos el camino del Planill y seguimos por la loma del Lobo, donde hay un cartel indicador donde dice que tenemos el abrigo del Voro a 2,5 km.
Al final de este camino se continúa por una senda, que pasa por el abrigo, donde hay pinturas rupestres, protegidas por una verja que impide el acceso directo para evitar vandalismos. Seguimos bajando por la senda hasta llegar al cauce del río Grande, donde nuevamente entramos en contacto con el agua y donde se pueden sacar unas buenas fotos del entorno.
Luego seguimos río arriba hasta llegar cerca del azud e iniciamos la subida al área recreativa, pero a los 200 metros nos juntamos con el camino por donde habíamos bajado al río. En este punto sale una senda, muy bien arreglada, con un cartel indicador que dice abrigo del Garrofer.
La senda es de 400 metros de longitud para llegar al abrigo. También está muy protegido por una gran Verja y dentro tiene dos algarrobos, creemos que por este motivo le dicen del Garrofer.
A la vuelta del abrigo cogemos el camino, que ahora es de subida hasta el área recreativa.
Hoy henos disfrutado de una bonita ruta de senderismo con una buena compañía. Es una ruta muy variada, con subidas y bajadas, algo de barranquismo suave, sendas rodeadas de gran vegetación junto al río, con grandes balsitas para poder bañarse, buenos caminos amplios y sobre todo es una zona con mucha tranquilidad.

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta