Tiempo  7 horas 23 minutos

Coordenadas 631

Fecha de subida 3 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.220 m
611 m
0
3,3
6,5
13,08 km

Vista 481 veces, descargada 26 veces

cerca de Arnedillo, La Rioja (España)

Ruta circular que discurre por los términos de Arnedillo (Subida a La Encineta y tres cotas más) y Préjano (Peñalmonte).
El itinerario tiene un trazado en parte similar a otros que ya se han publicado en wikiloc como es el grabado por fermin_y_ana, pero en éste que exponemos, se añade la particularidad de subir a varias cotas menores como son la 1094 y 1088 en la transición hacia Peñalmonte y la cota 905 en la bajada hacia el barranco de Zorrubio. También se modifican varios aspectos que cada cual juzgará si le resultan mejor o peor. Uno de ellos es la parte final de acceso a La Encineta, ya que casi todo el mundo lo hace por el Este de la cota 1095, mientras que en nuestro caso lo hicimos por el lado contrario atravesando el pinar que hay debajo de dicha cota, que ya estamos un poco mayores para tanta cuesta. Desde mi punto de vista resulta algo más cómodo y en el tramo final de la subida a La Encineta, nos brinda excelentes panoramicas de Peroblasco y los montes de Munilla.

Otra de las modificaciones consiste en que la bajada en vez de hacerla desde el colladito que hay entre las cotas 1104 y 1094 para seguir por la cresta descendente como propone fermin_y_ana (y que además considero como mucho mas acertado para hacer el retorno más comodamente), lo que hicimos nosotros fue iniciar el descenso ochocientos metros antes desde una planicie que nos encontramos nada más bajar de Peñalmonte y atravesar el pinar de su ladera Noroeste. El inconveniente de iniciar antes el descenso es que la bajada es muy empinada e irregular y además hay que cruzar varios barrancos, por lo que solo aconsejamos esta bajada a los más intrépidos por cuanto a cambio, brinda otras satisfacciones como son la de subir a la picota de la cota 905 que proporciona una excelente vista del barranco de Zorrubio y La Tejera. Además permite atravesar una ladera pelada arcillo-yesosa muy particular.

Como se puede comprobar por las fotografías, las panorámicas de las que podemos disfrutar son magníficas y para quien no tenga prisa en realizarla, resulta altamente recomendable.

Avisar de antemano que existe algún tramo algo sufrido como es la ascensión a La Encineta, pero el remedio es bien sencillo, subir sin ninguna prisa y parar cuantas veces sea necesario. Yo para disimular digo que me paro a hacer una foto. Cada cual que utilice su propia excusa.

El equipamiento necesario es el habitual, sin olvidarse de utilizar el GPS y brújula tan útiles cuando hacemos rutas circulares como la que proponemos. El calzado y los bastones se hacen particularmente necesarios en la bajada hacia la cota 905 y el barranco de Zorrubio.

En las etapas en que hemos dividido la marcha, vamos describiendo los pormenores de la misma esperando no resultar demasiado pesado en los comentarios que voy poniendo. Incluyo en las mismas, algún comentario que no hay que tomarse muy en serio.
La zona mas comoda para dejar el coche es el aparcamiento que hay a la entrada de Arnedillo, que por otro lado es un punto de partida perfecto para la ruta que queremos realizar. Muy proximo al aparcamiento, tenemos un magnifico puente de arco de medio punto cuya foto hemos añadido para que se compruebe que no es mentira. Atravasaremos dicho puente, y enseguida nos encaminaremos por un paseo acondicionado para todo viandante y que ofrece preciosas vistas de Arnedillo y del Rio Cidacos, como también se puede comprobar en las fotos que he puesto. Y si alguno le da apuro subir que se quede por aquí esperando paseando por lo llano. Además desde el principio tendremos a la vista la mole montañosa que nos va tocar ascender en las primeras etapas. La llamada Cruz de la Encineta sería el punto mas alto del macizo. La punta geodésica (ahí es nada) se encuentra detrás de la cota 1095 en que se asientan varias antenas de telecomunicaciones. Vamos que si uno se queda sin cobertura, se puede subir hasta allí a contestar los wasaps que hay antenas de todas clases.
El primer objetivo de nuestra ruta será llegar a la Ermita del Sagrado Corazón, que representa un paso intermedio en la subida a La Encineta. No está mal para ir cogiendo fuelle. Siguiendo el camino de viandantes que tomamos al iniciar la ruta, llegamos hasta un poste indicador que nos señala la dirección a seguir para llegar a la ermita, teniendo la precaución de que nada más rebasar el poste, hemos de virar a la derecha para rodear un poco la falda del monte y situarnos en el comienzo real de la subida que se sitúa en llano frente al pueblo pero dándole la espalda.. La ascension resulta relativamente comoda por cuanto existe un sendero perfectamente acondicionado para que vecinos y turistas puedan transitarlo. Dicho sendero asciende en zig zag hasta superar los 100 metros de desnivel existentes. Una vez en la ermita, aprovechamos para visitar su excelente mirador desde el que contemplamos todo el pueblo de Arnedillo y sus montes más próximos tomando alguna instantanea como las que aquí mostramos.
Desde la ermita continuamos subiendo por la misma cresta en que ésta se encuentra, de modo que hemos de superar un primer tramo de 70 metros de desnivel (unos 600 metros andando) que sin demasiado esfuerzo iremos rebasando hasta llegar a una pequeña planicie situada a 858 metros de altura en el paraje de El Congosto desde el que continuamos contemplando buenas panorámicas de Arnedillo y su entorno. Seguimos ascendiendo por dicho paraje sin abandonar la cresta que venimos siguiendo, transitando al lado de un pinar por un tramo de 300 metros con pendientes de incluso más del 50 por ciento (cuidado con las pájaras repentinas), constituyendo en sí, el tramo más esforzado de la jornada, que al no ser muy largo nos permite reponer fuerzas en una nueva planicie que encontraremos a la izquierda de la cresta por la que venimos. Desde esta planicie, parte una senda que se desvía a la derecha con muy poca pendiente, lo cual es de agradecer y además así, dejaremos de soltar exabruptos que de vez en cuando vienen bien para soltar lastre. Precisamente aquí radica la diferencia con otras rutas que plantean seguir remontando pendientes sufridas (no queríais taza, pues toma, taza y media). En nuestro caso tomamos la senda mencionada para enseguida abandonarla y dirigirnos hacia el amplio pinar situado bajo la cota 1095 (en la que están las antenas) con la intención de ascender en oblicuo hacia la derecha y rodear dicha cota para abordarla por el Noroeste. Aunque hay algun pequeño tramo en el que hay que rebasar escalones incómodos, no resulta muy complicado de transitar, de forma que llegamos a la zona mas alta del pinar y encontramos un hueco para salir de aquel y abordar la cumbrera de la cota 1095 preludio de La Encineta. Durante toda la ascensión seguiremos disfrutando de excelentes panoramicas de Arnedillo y tendremos una buena perspectiva de todos los tramos que hemos ido superando, sobre todo el que discurría paralelo al pinar al inicio de El Congosto (ver foto 3).
Tras conseguir superar los casi 400 metros de desnivel desde el aparcamiento de Arnedillo, el resto de las etapas restantes van a ser mucho mas cómodas y nos han de proporcionar bastantes satisfacciones. El tramo final de subida a la cumbrera de la cota 1095 (antenas), nos permite contemplar excelentes panorámicas de Peroblasco, los montes que hay encima de Munilla y a lo lejos Nido Cuervo y el pico Atalaya (Hornillos de Cameros) que tuvimos la oportunidad de recorrer hace poco. Más a la izquierda tenemos a la vista otro pico que alcanzamos este invierno, el Nocedillo en las proximidades de Enciso. Entre preciosas sabinas (no son faciles de encontrar en otros lugares) llegamos a las inmediaciones de La Encineta situada detrás de la cota 1095 y planificar los proximos objetivos que serán de forma sucesiva la pequeñas cotas 1104,1094 y 1088 antes de abordar el objetivo principal, la cumbre de Peñalmonte que se alza imponente delante de nosotros.
Antes de abordar la subida a Peñalmonte se nos antoja subir a tres cotas menores que se pueden coronar con poco esfuerzo y que proporcionan excelentes vistas de todo el entorno que nos rodea con todo su colorido. Cualquier cota se convierte en excelente observatorio que podemos aprovechar mejor si incluimos unos prismaticos normales en nuestro equipamiento. Aprovechamos para empezar a realizar tomas fotograficas de Peñalmonte, La Encineta (que vamos dejando atrás) Sierra La Hez y las vistas el ancho cauce del Cidacos que ya nos va dejando anonadados. Esto parece el de cota a cota y sigo.....
Desde la Cota 1088, ya tenemos a la vista la zona por la que acometeremos la escensión a Peñalmonte. La referencia es el extremo derecho del pinar que se extiende por toda la cara Norte de la peña, de forma que hemos de alcanzar la parte inferior de dicho pinar, pero antes hemos de llegar a una planicie relativamente amplia a la que se llega perfectamente desde la cara norte de la ultima cota que ascendimos, la 1088 cruzando la pista forestal que discurre perpendicularmente. Para mejor comprensión, téngase a la vista el mapa topográfico (poniendo "iberpix" en el Google). Dicha planicie sirve de zona de transición entre Peñalmonte y el colladito que lo separa de la cota 1094 que ya subimos anteriormente. Será paso obligado también en el descenso, ya que desde aquí planificaremos la bajada por la umbría en dirección a la cota 905 y el barranco de Zorrubio.
El ascenso se inicia desde la planicie mencionada anteriormente 30 metros por encima de la pista forestal. En primer lugar nos dirigiremos al extremo derecho del pinar que hay bajo Peñalmonte, y nos internaremos en el mismo para localizar un sendero ascendente que enseguida nos llevará a un claro y una cresta pelada que tendremos que ir remontando en dirección a la primera cota, la 1221 que alcanzaremos tras superar unos 80 metros de desnivel. Desde esta primera cota ya empezamos a deleitarnos con los erosionados salientes calizos que veremos por todas las cimas y que nos recuerdan otras cumbres de la zona como la de Peña Isasa. Desde esta primera cota simplemente hemos de ir recorriendo todos lo resaltes mayores que vamos distinguiedo con el objetivo de llegar a la más alta, la 1263 situada a menos de un kilometro de la primera. La progresión no tiene ninguna complicación y en cada saliente no nos resistiremos a contemplar la perfecta vision del Valle del Cidacos con todas las localidades que lo flanquean: Santa Eulalia, Herce, Arnedo, Quel y Autol con el trasfondo de los Montes Agudos y el monte de Yerga, sin olvidarnos en un plano más próximo de Préjano y sus antiguas minas así como la impresionante cima de Peña Isasa. Otro de los espectaculos al que asistimos es la contemplación de las bandadas de buitres que suelen estar sobrevolando siempre la zona, asistiendo de vez en cuando al planeo de alguno de ellos en vuelo de reconocimiento cerca de nuestra posición. Para los que padezcan de vertigo no resulta aconsejable acercarse mas de la cuenta a los extremos de los salientes calizos ya que muchas veces debajo de los mismos no tenemos nada más que aire. Y ni acordarse del tema de Mecano.
Iniciamos el camino de retorno sin entretenernos ya en visitar los salientes calizos, de modo que retomando nuestros propios pasos de la ida, nos situaremos en la planicie que encontramos después de rebasar el pinar de la falda del monte, el mismo en el que nos situamos antes de iniciar la ascensión. Llegados a este punto, nosotros cometimos el error de iniciar desde aquí la bajada por un pinar situado en la zona de umbría, cuando lo mas indicado hubiera sido continuar por arriba hasta alcanzar la cota 1094 y desde su extremo noroeste situarnos en la cabecera de una cresta que por la misma umbría llega a la cota 905. Cosas de las prisas. En nuestro caso al iniciar con antelación la bajada, nos vimos obligados a realizar bajadas por laderas muy empinadas del pinar mencionado (ver foto 2), aparte de tener que cruzar varios barrancos, previo paso por una pista forestal. Por tanto, para quién se anime a realizar este itinerario, recomendamos encarecidamente empezar a bajar desde el extremo noroeste de la cota 1094 y no meter la pata como hicimos nosotros. De un modo u otro, el primer objetivo de la bajada, es la cota 905 que describimos en el siguiente punto.
A pesar de su aparente simplicidad, esta cota resulta un lugar privilegiado para divisar toda la zona de Zorrubio y La Tejera, por lo que recomendamos subirla, aunque estemos un poco hasta el gorro de tanta cota. Aunque sus laderas son algo empinadas, no se tarda mucho en llegar a su afilada cima desde la que nos deleitamos con espectaculares vistas tanto de Peñalmonte como de los barrancos que descienden a ambos lados de la cota. Nos fijaremos en especial y en dirección Norte, en un monte de color marrón muy claro que en su extremo inferior tiene un colmenar que desde aquí apenas identificamos como tal. La importancia de dicho colmenar es que será la referencia para encontrar la pista que luego nos ha de conducir a las dos ermitas de Peñalba y San Miguel y poco después al punto de partida.
Una vez tomada la referencia del colmenar desde la cota 905, nos dirigimos hacia la ladera pelada de color marrón claro. El color se lo debe a la abundancia de material yesoso mezclado con arcillas terciarias. Tomaremos la precaución de mantenernos siempre a distancia del barranco de la zona de Zorrubio (transitando por arriba y sin subir a ninguna cota, que ya está bien por hoy) ya que resulta completamente imposible discurrir en medio de dicho barranco (ver fotos 2 y 3). Con paciencia iremos atravesando la irregular ladera surcada por numerosas cárcavas que aunque incomodas, tampoco plantéan una especial dificultad. Una vez situados a la altura del colmenar ya vemos la pista que llega hasta el mismo y sin pasar por el mismo, realizamos la bajada final culminando directamente en la pista que nos ha de llevar a las dos ermitas antes mencionadas.
Una vez alcanzada la pista que lleva al colmenar, la etapas finales son un camino de rosas, o mas bien "de amarillas", en referencia al impresionante y amplio tapiz de vegetación arbustiva de dicho color que nos rodea durante el tránsito por la pista. Enseguida y tras rebasar una curva cerrada ya tendremos a la vista los muros de la Ermita de la Virgen de Peñalba que alcanzamos enseguida y de la cual no podemos dar detalles porque no nos acercamos a la misma, que a esas horas, seguro que ya se habría marchado el párroco. Resulta espectacular, contemplar las pequeñas moles calizas que se observan en las inmediaciones del itinerario que vamos siguiendo y que casi constituyen un icono de Arnedillo.
Continuando por la misma pista y a solo 400 metros de la Ermita de Peñalba, nos encontramos con la Ermita de San Miguel, con la particularidad de que en las inmediaciones existe una antigua nevera que trás una posible restauración, se mantiene como antaño. Tomamos nota para fabricarnos una nosotros cerca de casa, que igual sale más barata que la que tenemos. La Ermita de San Miguel también tiene buen aspecto, como si se hubiese restaurado no hace mucho. Al Santo tampoco lo visitamos para que no tuviera envidia la Virgen de Peñalba. En este punto termina la pista que venimos siguiendo desde el colmenar y pasamos a una senda que, un poco mas adelante, discurrirá paralela al barranco que viene de El Congosto.
Trás dejar la Ermita de San Miguel, enseguida volvemos a tener a la vista la mole de la Cruz de La Encineta y que si nos dicen de volver a ascender en ese momento, contestaríamos que la suba su tía la del pueblo. Como se ha comentado anteriormente, simplemente hay que dejarse llevar por la senda que discurrirá paralela al barranco que viene de El Congosto. La senda culmina en el mismo cruce con poste indicador a partir del cual iniciamos al principio, la subida a la Ermita del Sagrado Corazon. Llegados a este punto, el grupo expedicionario que se completó en los primeros tramos del descenso, se divide en dos para alcanzar cada uno su destino final no sin antes inmortalizar con una bonita instantanea el recuerdo de una agradable jornada primaveral y la promesa de volver a repetir la experiencia siempre que podamos.

2 comentarios

  • Foto de Txolanda

    Txolanda 05-may-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Bastante mala para mi gusto. Da muchos rodeos para nada , y te baja por el pinar que está bastante mal y muy empinado, ni sendas ni nada, campo a través y en más de una ocasión improvisando. Se puede hacer bastante más sencilla

  • Foto de dionisio62

    dionisio62 01-jun-2018

    No sé si será tan mala como comenta Txolanda, pero puedo asegurar que ninguna de las cinco personas que participaron en la ruta salió decepcionada. Es preciso leerse los textos antes de emitir una opinión, en concreto, se puede comprobar que yo mismo avisaba de que el descenso por el pinar era más factible por otro itinerario.
    Si de antemano señalé un grado de dificultad moderado entre otras cosas se debe, a que no se trata de un recorrido que vayamos a encontrarnos perfectamente señalizado. Como ya dejé avisado en el relato de la ruta, es preciso el uso del Gps, a lo cual habría que añadir una mínima experiencia en su uso.

Si quieres, puedes o esta ruta