Tiempo  8 horas 58 minutos

Coordenadas 882

Fecha de subida 17 de junio de 2018

Fecha de realización junio 2018

-
-
1.342 m
929 m
0
4,5
9,0
18,1 km

Vista 23 veces, descargada 0 veces

cerca de Charán, Murcia (España)

Ruta bastante espectacular en la que se visitan dos enclaves naturales de características muy marcadas como son la cabecera del arroyo de Hondares y el chaparral de Bajil.
La mayor parte del trayecto es por camino y senda, aunque más abajo advierto de tres puntos en los que hay tener en cuenta cierta dificultad.

La ruta hace tres bucles y cada uno de ellos es un terreno y una minirruta en sí misma.

Los primeros cinco kilómetros son el acceso por los farallones siguiendo los caminos del Poyato y el Toril hasta el rincón de donde arranca el arroyo de Hondares, pasando por el cortijo del mismo nombre. Este tramo es espectacular por estos dos pedregosos caminos de herradura que zigzaguean pegados a las paredes para salvar el desnivel de los cortados rocosos.



Y también porque abajo, en la zona del arroyo, se visitan varios parajes preciosos, con pozas de agua y rincones de exuberante verdor.



El segundo bucle es, por así decir, de transición, para unir la parte de Hondares con el chaparral de Bajil y el Rincón de los Huertos por caminos entre los campos y algún corto tramo de carretera.

El tercero, por último, es el que circula en torno al chaparral por caminos en los que se va disfrutando de bonitas estampas del ambiente tan especial que forma la espesura del encinar, visitando también las dos estupendas cuevas que se encuentran en la parte central del mismo.



Por último se pasa por el Rincón de los Huertos, otro recodo muy agradable lleno de frescor y vegetación.

Los tres puntos de los que advierto por poder plantear algún problema en el avance son estos:
- el paso por el Toril (km 4,3) implica un fuerte desnivel con la senda bastante desdibujada durante algunas decenas de metros;
- antes de llegar al Rincón de los Huertos el camino pasa por un campo privado (km 14) acotado por valla con puerta de entrada y de salida, que en el momento de la ruta estaban cerradas pero sin candado, para que el caminante pueda abrir y volver a dejarla cerrada;
- y por último, pero muy importante, la senda que se toma en el último acceso al chaparral (km 15) acaba desapareciendo entre la frondosa y enmarañada vegetación, de modo que no tuve más remedio que salir a la carretera campo a través, y por ello RECOMIENDO NO TOMARLA y salvar este tramo tranquilamente por la carretera.
En este punto es donde se unen las bajadas por el Poyato y por el Toril.
Este es el tramo que RECOMIENDO EVITAR, porque si bien es muy buen acceso a un camino que atraviesa el chaparral de norte a sur, el desvío que tomo pronto en dirección Este con intención de enlazar con el del primer acceso al altiplano se cierra por la vegetación y al final hay que salir fuera de senda y penosamente hasta la carretera.
Este es el giro que toma senda que más adelante acaba desapareciendo entre la espesura de la vegetación.
Este paso está mucho más derruido que el Poyato, cuesta encontrar el sendero y solo en la parte alta se conserva ya con claridad algún trecho de empedrado.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta