Tiempo  3 horas 54 minutos

Coordenadas 1434

Fecha de subida 28 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
560 m
448 m
0
2,9
5,9
11,78 km

Vista 56 veces, descargada 1 veces

cerca de Arteta, Navarra (España)

ITINERARIO:
Arteta - Fuente del centro - NA 7030 - PR NA 170/Vuelta a Val de Ollo - Cruzar la NA 7033 - Ermita en ruinas de Donamaria - Puente sobre el regacho de Irazu y Fuente - Ollo - Iglesia de Santo Tomás - Plaza con fuente y hotel - Fuente - Ayuntamiento y escultura - NA 7032 - NA 7030 - Puente sobre el río Udarbe - Molino en ruinas - Ulzurrun - Iglesia de San Martín - Fuente - Sendero al Manantial de Arteta - El Pontarrón y panel informativo/Barranco de Sario - Puente sobre el regacho de Berroa - Centro de Interpretación del Manantial de Arteta - Mirador del Manantial de Arteta - Barranco de Artazul - Cascada de Artazul - Mirador del Manantial de Arteta y compuertas - Aparcamiento - Puente sobre el río Udarbe - Saleras de Arteta - Ermita de Santiago y cementerio - Arteta - Lavadero - Frontón - Iglesia de San Salvador - Fuente - Museo etnográfico del Reino de Pamplona(de José Ulibarrena).

Hemos ido a conocer el Nacedero de Arteta. Hace muchos años nos acercamos hasta este enclave pero la verja estaba cerrada.
Partiendo de Arteta, situado en el valle navarro de Ollo, vamos a recorrer varios pueblos, Ollo y Ulzurrun, para hacer tiempo y que nos abran el manantial (sábados y domingos). Tiene varios tramos con carretera, pero como hay poco tráfico es todo un placer descubrir sus casas de piedra con escudos, sus fuentes, sus iglesias... Desde Ulzurrun afrontamos la última parte más "montañera" para llegar al Manantial de Arteta y cual es nuestra sorpresa al descubrir que no se puede acceder a él, unos desprendimientos de rocas impiden verlo con seguridad....desde hace unos 4 años y sin plazo fijo de apertura.
Nos resignamos a ver el vídeo sobre este paraje, unas fotos y maquetas y seguimos ruta hasta los paredones desde los que se despeña la cascada de Artazul, hoy sin agua.
Desandamos el camino por el barranco de Artazul, otra parada en el mirador del nacedero de Arteta, de lejos, y continuamos el recorrido pasando por un precioso puente sobre el río Udarbe y descubrimos las sorprendentes Saleras de Arteta. El sendero nos lleva de regreso al pueblo de Arteta, en el que disfrutamos de cada rincón y descubrimos un excelente Museo Etnográfico, con innumerables aperos de labranza, pastoreo, ganadería, utensilios de cocina, monedas, juegos infantiles, instrumentos musicales, de fotografía.. todo nos habla de nuestros antepasados y su arte para construir piezas únicas. Muy recomendable.
El Museo Etnográfico de Arteta ocupa las dependencias de la casa Fanticorena, vivienda levantada en del siglo XVII (tiene una antigüedad comprobada en 1668) siguiendo el estilo tradicional de la arquitectura popular del valle, y que constituye uno de los atractivos de la visita. Contiene piezas etnográficas correspondientes al territorio histórico de Navarra desde la época medieval hasta la aparición del maquinismo automatizado (décadas 1930-1940), que ayudan al visitante a ahondar en el saber popular del pasado de la Comunidad, con fondos representativos de los modos de vida tradicionales (forja en particular), artesanía (en madera y barro principalmente), juegos e indumentaria. El Museo alberga algunas piezas de su fundador y actual director, el escultor José Ulibarrena Arellano. En la primera planta destaca la cocina, con un horno para cocer pan y un armario de roble de cuatro puertas. Sorprenden los más de quinientos volúmenes conservados en la biblioteca de tema etnográfico e histórico. Arcones, trillos, útiles de pesca, pastoreo y agricultura forman parte de la colección. En la segunda planta, una muestra de las diferentes monedas del Reyno de Navarra desde el siglo XII al XIX, exvotos, amuletos y joyas, máquinas y utensilios de coser, así como la moda de siglos pasados y una alcoba completa del siglo XVI. La tercera, en cambio, se acerca más al siglo pasado exhibiendo cine, fotografía, relojes, esculturas y pinturas. Pero también cuenta con una interesante colección de azulejos desde el siglo XI al XX y un curioso conjunto de accesorios de baño del siglo XVIII. La última planta está dedicada a Teodosio de Goñi. Grabados, libros, útiles de forja y armas completan la sala.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta