Tiempo en movimiento  una hora 13 minutos

Tiempo  una hora 36 minutos

Coordenadas 826

Fecha de subida 17 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
1.417 m
1.375 m
0
1,3
2,7
5,36 km

Vista 567 veces, descargada 7 veces

cerca de Las Navas del Marqués, Castilla y León (España)

Las Navas del Marqués. Municipio perteneciente a la provincia de Ávila. Su origen puede encontrarse en las necrópolis de época altomedieval, en el siglo XIII se produce la repoblación de esta zona y ya en el XIV comienza a asentarse el núcleo urbano gracias a la cesión de tierras.

Los Dávila o de Ávila, son los primeros Señores y marqueses de las Navas con su heráldica de los 13 roeles.

La evolución socioeconómica de la villa va desarrollándose junto al devenir histórico de los siglos, y en el siglo XIX comienza a configurarse como el lugar turístico y de veraneo que hoy es.

LA RUTA:

Comenzamos en el ‘Sector 10’, barrio de la zona norte de Las Navas del Marqués.
El Sendero de la Dehesa Boyal es una ruta circular perfectamente señalizada. La ruta ofrece dos alternativas con diferentes dificultades y duración, la ‘Senda Corta’ de dificultad baja y la ‘Senda Larga’ que es algo más exigente. Ambas rutas discurren por una zona de gran interés paisajístico y ecológico.

En nuestro caso hicimos la senda corta para enlazarla con el camino de las esculturas, una senda circular que se recorre en apenas 1 hora y 30 minutos. Un museo al aire que cuenta con una exposición permanente de 9 obras de arte.

ESCULTURAS:

- Mira quién mira de José Luis Menéndez
Como el título indica, esta escultura está creada para estimular en el observador un pensamiento reflexivo al tiempo que, él mismo, se siente observado, mientras que lo más habitual es que el paseante sea quien realice una acción de observación y disfrute de lo que encuentra a su paso. Además, en este caso concreto, el goce es doble porque al tratarse de un paseo por un parque escultórico, se unen naturaleza y escultura en una armónica coexistencia.
Pero al contrario de lo que cabría esperar (que la escultura tuviese un papel pasivo, dejándose observar), ésta nos mira desde lo alto, mitad humana mitad árbol, como si pensase algo sobre el observador. Pensamientos que nos hacen pensar en "qué pensaría si pensase" y en "qué pensaríamos nosotros si pensásemos que piensa".

- Escultura elevada sobre el suelo de Jacinto Moros
Escultura elevada sobre el suelo, obligando al espectador a percibir la obra de una manera aérea y volátil en el espacio, un cuerpo que va a la deriva del aire, con una gran fluidez e ingravidez en sus formas. Esta pieza está realizada en aluminio pintado y elevada sobre entronco de cono de acero inoxidable. La obra de Jacinto Moros destaca por su carácter aéreo, al consistir en una estructura ligera de materiales que crecen en el espacio, consiguiendo una poderosa ingravidez, así como fragilidad y transparencia visual, alternando ritmos convulsivos con otros de suaves cadencias o de gran complejidad representados a través de la fuerza expresiva de la línea.

- Efímera Dorada de José Antonio Juárez Seoane
Realizada en chapa de hierro de tres milímetros, con refuerzos internos de pletinas de sección cuadrangular y con un acabado final a base de pintura del tipo "directo metal", de dos componentes, de color amarillo. La elección final del color amarillo en lugar del tono dorado previsto inicialmente, está provocada por esa característica que relaciona la pieza con la escultura pop americana, con referencia a la obra de Claes Oldemburg. La escultura se desarrolla a partir de un tornillo y dos palomillas dispuestas de tal forma que recuerdan un insecto con alas, pero aumentando su escala al 6.000 % aproximadamente.
Esta obra reflexiona a partir de elementos de manufactura humana, fabricados, seriados, de utilidad genérica, en la reinvención de un nuevo contexto, a la búsqueda de lo orgánico. Lo orgánico representado por una EFÍMERA, un insecto de la familia de las Ephemerópteras, que tiene la particularidad de morir el mismo día de su nacimiento.

- Más cerca de Leandro Alonso
Surge de la preocupación que al artista le provoca la sociedad actual, una sociedad con exceso de información, difícil de procesar, en la que los medios de comunicación, las inquietantes "redes sociales", la facilidad de traslado,... nos ponen en contacto con personas de otros lugares y culturas lejanas y nos hacen construir obstáculos con quienes tenemos próximos. Es por esto que "Más cerca" no hace referencia, como se pudiera pensar, a la proximidad, sino a todo lo que nos impide comunicarnos con los demás.
La obra, concebida como instalación para el Convento de Santo Domingo y San Pablo de Las Navas del Marqués, donde estuvo expuesta en ARTENAVAS 2009, ha sido adaptada para su ubicación definitiva en el robledal, pasando a formar parte del Camino de las Esculturas de la Dehesa Boyal.

- Tetramorfo Victoria de Diego Canogar
Nombrada así en homenaje a la Victoria de Samotracia que tanto le impresionó de joven. Esta pieza realizada en acero cortén representa un puente entre la escultura formalista y la geométrica. Creada a base de repetir un esquema básico que parte de tetraedros truncados que se van extendiendo y buscando su proporción perfecta. Es una escultura realizada a base de amplias y esféricas superficies de materia que se intersectan. El metal de la obra está definido por el espacio vacío que la rodea y al moverse uno en derredor, sus sombras y siluetas cambiantes asemejan una caligrafía oriental.

- Rulos de Jorge García
En todo el trabajo de este autor existen parámetros comunes: por un lado, la geometría, utilizada siempre para la no concreción y la iniciación en principio hacia cierta ambigüedad; por otro lado, podemos hablar de lo "representado" en ellas. En este caso, debemos decir que está interesado en todo aquello que pasa por delante de nuestros ojos y parece no tener importancia, se trata, en definitiva, de un ejercicio de cotidianidad, y de aquello que la constituye y construye. De este modo, todas sus obras nos conducen hacia la realidad más cercana, y esa familiaridad produce inquietud.

- El archivo del bosque de Jesús Palmero
En torno a la idea de la naturaleza como modelo de realidad con poder de autoproducción y autodesarrollo. Al mismo tiempo es un proyecto que persigue una participación social en su definición y su fisicidad, generando una catalogación democrática de los objetos encontrados en el territorio. Además de su inherente función escultórica, "El archivo del bosque" pretende encontrar una conexión práctica con el caminante al servir también como depósito o escaparate de objetos encontrados en la naturaleza.
Por ejemplo, en muchas ocasiones, cuando paseamos por el campo encontramos piedras, ramas o raíces que por sus formas caprichosas suscitan nuestra curiosidad. "El archivo del bosque" será un punto de encuentro para depositar, observar o intercambiar este tipo de hallazgos entre las personas que habitualmente pasean por el lugar de ubicación de la obra.

- La nave del pirata de Pep Fajardo
Realizada con hierro, madera y cemento. Ejercicio escultórico de corte constructivista que nos remite al objeto mecánico soñado e imposible, haciendo hincapié en la zúrrela ironía a menudo mostrada en sus trabajos.

OTRAS RUTAS POR LA ZONA

Powered by Wikiloc


Powered by Wikiloc


Powered by Wikiloc
Comenzamos y terminamos en el ‘Sector 10’, barrio de la zona norte de Las Navas del Marqués.
Una zona de gran interés paisajístico y ecológico.
Un museo al aire que cuenta con una exposición permanente de 9 obras de arte.
Surge de la preocupación que al artista le provoca la sociedad actual, una sociedad con exceso de información, difícil de procesar, en la que los medios de comunicación, las inquietantes "redes sociales", la facilidad de traslado,... nos ponen en contacto con personas de otros lugares y culturas lejanas y nos hacen construir obstáculos con quienes tenemos próximos. Es por esto que "Más cerca" no hace referencia, como se pudiera pensar, a la proximidad, sino a todo lo que nos impide comunicarnos con los demás. La obra, concebida como instalación para el Convento de Santo Domingo y San Pablo de Las Navas del Marqués, donde estuvo expuesta en ARTENAVAS 2009, ha sido adaptada para su ubicación definitiva en el robledal, pasando a formar parte del Camino de las Esculturas de la Dehesa Boyal.
En torno a la idea de la naturaleza como modelo de realidad con poder de autoproducción y autodesarrollo. Al mismo tiempo es un proyecto que persigue una participación social en su definición y su fisicidad, generando una catalogación democrática de los objetos encontrados en el territorio. Además de su inherente función escultórica, "El archivo del bosque" pretende encontrar una conexión práctica con el caminante al servir también como depósito o escaparate de objetos encontrados en la naturaleza. Por ejemplo, en muchas ocasiones, cuando paseamos por el campo encontramos piedras, ramas o raíces que por sus formas caprichosas suscitan nuestra curiosidad. "El archivo del bosque" será un punto de encuentro para depositar, observar o intercambiar este tipo de hallazgos entre las personas que habitualmente pasean por el lugar de ubicación de la obra.
Realizada con hierro, madera y cemento. Ejercicio escultórico de corte constructivista que nos remite al objeto mecánico soñado e imposible, haciendo hincapié en la zúrrela ironía a menudo mostrada en sus trabajos.
Como el título indica, esta escultura está creada para estimular en el observador un pensamiento reflexivo al tiempo que, él mismo, se siente observado, mientras que lo más habitual es que el paseante sea quien realice una acción de observación y disfrute de lo que encuentra a su paso. Además, en este caso concreto, el goce es doble porque al tratarse de un paseo por un parque escultórico, se unen naturaleza y escultura en una armónica coexistencia. Pero al contrario de lo que cabría esperar (que la escultura tuviese un papel pasivo, dejándose observar), ésta nos mira desde lo alto, mitad humana mitad árbol, como si pensase algo sobre el observador. Pensamientos que nos hacen pensar en "qué pensaría si pensase" y en "qué pensaríamos nosotros si pensásemos que piensa".
Escultura elevada sobre el suelo, obligando al espectador a percibir la obra de una manera aérea y volátil en el espacio, un cuerpo que va a la deriva del aire, con una gran fluidez e ingravidez en sus formas. Esta pieza está realizada en aluminio pintado y elevada sobre entronco de cono de acero inoxidable. La obra de Jacinto Moros destaca por su carácter aéreo, al consistir en una estructura ligera de materiales que crecen en el espacio, consiguiendo una poderosa ingravidez, así como fragilidad y transparencia visual, alternando ritmos convulsivos con otros de suaves cadencias o de gran complejidad representados a través de la fuerza expresiva de la línea.
Realizada en chapa de hierro de tres milímetros, con refuerzos internos de pletinas de sección cuadrangular y con un acabado final a base de pintura del tipo "directo metal", de dos componentes, de color amarillo. La elección final del color amarillo en lugar del tono dorado previsto inicialmente, está provocada por esa característica que relaciona la pieza con la escultura pop americana, con referencia a la obra de Claes Oldemburg. La escultura se desarrolla a partir de un tornillo y dos palomillas dispuestas de tal forma que recuerdan un insecto con alas, pero aumentando su escala al 6.000 % aproximadamente. Esta obra reflexiona a partir de elementos de manufactura humana, fabricados, seriados, de utilidad genérica, en la reinvención de un nuevo contexto, a la búsqueda de lo orgánico. Lo orgánico representado por una EFÍMERA, un insecto de la familia de las Ephemerópteras, que tiene la particularidad de morir el mismo día de su nacimiento.
Comenzamos y terminamos en el ‘Sector 10’, barrio de la zona norte de Las Navas del Marqués.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta