Tiempo en movimiento  una hora 49 minutos

Tiempo  2 horas 6 minutos

Coordenadas 1083

Fecha de subida 8 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
1.292 m
1.234 m
0
1,7
3,4
6,77 km

Vista 668 veces, descargada 4 veces

cerca de Navalperal de Pinares, Castilla y León (España)

Navalperal de Pinares es un pueblo situado en el extremo oriental de Ávila, junto al límite que separa esta de la provincia de Segovia y de la Comunidad de Madrid.

Como muchos de los pueblos que hoy existen en la zona, la villa de Navalperal de Pinares se funda en torno a los siglos XI y XII, fecha en la que tras la conquista de Toledo (1085) por parte de Alfonso VI se inicia la repoblación de varias zonas de la mano de señores y monasterios. El régimen señorial de Navalperal cambia de dueños en el siglo XVI, cuando se realiza el traslado de su jurisdicción al marquesado de las Navas.

Navalperal es un municipio rico en variedad paisajística. Los bosques de pino, los de rebollo, los de encina, los extensos pastos y las amplias vistas que permiten ver la Sierra de Gredos son de una belleza incomparable.

PIEDRA DE LOS TRECE ROELES

Sobre esta enorme roca granítica Pedro Dávila y Zúñiga mandó grabar una inscripción en honor a su esposa María de Córdoba, quién falleció en 1560.

La inscripción reza así “SERVATORI MARIAE A CORDVEA NAVAR, UM MARCHIOMASSAE PRIMAE ET MVLIERUM VITAMA E PETRUS: AVILA MARTUS LAMPATO, FUMCTAE MVMVS, SVRS, MVM, POSVIT AN MDLXVI” (“Dios Salvador. A María de Córdoba de Las Navas, primera marquesa de las mujeres de Pedro de Ávila, su marido escribió esto estando difunta en el año 1566”).

Junto a la inscripción figura el escudo de armas de los primeros marqueses: en el lado izquierdo los trece roeles de los Dávila y en el derecho las franjas horizontales de los Córdoba. El escudo esta coronado con la corona marquesal.

LA RUTA:

Dejamos el coche en el Km 31 CL-505, justo a la altura de Navalperal de Pinares, en la pista asfaltada que atraviesa la línea de ferrocarril Madrid-Irún.

Pronto desaparece el asfalto para dar paso a un camino de tierra que atraviesa el prado de Naval-Villar y que nos conduce al cartel informativo que da inicio a la ruta.

El camino se encuentra perfectamente balizado (las balizas de madera tienen esculpidas un escudo con trece roeles) y no presenta dificultad alguna en todo el recorrido.

A medida que la ruta asciende, el paisaje va cambiando y comienzan aparecen las primeras encinas, robles y enebros, junto a enormes rocas de granito, dejando atrás el frondoso pinar.

El punto más alto de la ruta es La Cancha (1.315 m.), donde hay un mirador sobre una enorme piedra, y desde donde tenemos unas vistas espectaculares, entre otras la Ciudad Ducal escondida entre un mar de pinos.

Continuamos caminando, y en este último tramo caminamos entre enormes piedras de granito (también llamados berrocales o barruecos) con una magníficas vistas de la Sierra de Gredos.

Nos encontramos la Piedra de Los Trece Roeles, la enorme mole de granito donde se esculpió, hace más de cuatro siglos, el escudo de armas de los Dávila y una inscripción dedicada a su esposa.

Una vez llegado a este punto, tenemos dos posibilidades: tomar el camino de regreso hasta el inicio de la ruta o alargarla hasta las ruinas de Casa Grande donde hay un antiguo pabellón de caza del Duque de Denia.


OTRAS RUTAS EN LA ZONA:

Powered by Wikiloc


Powered by Wikiloc


Powered by Wikiloc
Dejamos el coche en el Km 31 CL-505, en la pista asfaltada que atraviesa la línea de ferrocarril Madrid-Irún.
Panel informativo del sendero
El camino se encuentra perfectamente balizado y no presenta dificultad alguna en todo el recorrido. A medida que la ruta asciende, el paisaje va cambiando y comienzan aparecen las primeras encinas, robles y enebros, junto a enormes rocas de granito, dejando atrás el frondoso pinar.
El camino se encuentra perfectamente balizado (las balizas de madera tienen esculpidas un escudo con trece roeles) y no presenta dificultad alguna en todo el recorrido.
En la Cancha (1.315 m.), hay un mirador sobre una enorme piedra
Desde este mirador hay unas vistas espectaculares, entre otras la Ciudad Ducal escondida entre un mar de pinos.
Sobre esta enorme roca granítica Pedro Dávila y Zúñiga mandó grabar una inscripción en honor a su esposa María de Córdoba, quién falleció en 1560. La inscripción reza así “SERVATORI MARIAE A CORDVEA NAVAR, UM MARCHIOMASSAE PRIMAE ET MVLIERUM VITAMA E PETRUS: AVILA MARTUS LAMPATO, FUMCTAE MVMVS, SVRS, MVM, POSVIT AN MDLXVI” (“Dios Salvador. A María de Córdoba de Las Navas, primera marquesa de las mujeres de Pedro de Ávila, su marido escribió esto estando difunta en el año 1566”). Junto a la inscripción figura el escudo de armas de los primeros marqueses: en el lado izquierdo los trece roeles de los Dávila y en el derecho las franjas horizontales de los Córdoba. El escudo esta coronado con la corona marquesal.
Agua no potable

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta