Tiempo  8 horas 33 minutos

Coordenadas 1883

Fecha de subida 21 de julio de 2016

Fecha de realización julio 2016

-
-
2.242 m
1.738 m
0
4,1
8,2
16,42 km

Vista 631 veces, descargada 41 veces

cerca de Vaqueira-Beret, Catalunya (España)



Marcha realizada el sábado 16 de julio de 2016
Hoy nos hemos acercado hasta el valle de Arán, para realizar una de las rutas más conocidas e interesantes de la zona. El calor ha ido aumentando, pero con la garantía de buen tiempo, hemos dejado el coche en el aparcamiento de los Baños de Tredós, en el que enlaza una pista de tierra con la asfaltada que hemos traído hasta aquí desde Salardú, pero que con el acceso restringido, sólo permite pasar taxis o servicios de acceso a lo largo del valle fluvial, para dejar a la gente a poco más de un kilómetro de la presa del lago mayor de Colomers y a casi dos kilómetros del refugio del mismo nombre.

Nosotros desde el aparcamiento de los Baños de Tredós hemos tomado el sendero que marcha a través del bosque por la margen izquierda de subida del Arriu d´Aiguamòg. Ojo, que aquí los topónimos ya no son en catalán, sino en aranés y de ahí el cambio de riu por arriu. Este bonito sendero, asciende muy suavemente paralelo en todo momento al cauce del Aiguamòg, hasta que se llega a una cascada, que tras dejar a nuestra derecha y ascender un pequeño tramo se vadea el río a través de un puente colgante, que según se apreciaba y nos pudimos enterar era de reciente construcción, puesto que el anterior y más antiguo había sido destrozado por la última riada. Desde aquí el sendero, muy evidente, se va alejando de la pista de tierra, para introducirse en un denso bosque que con suave ascenso nos va acercando hacia el circo Colomers. Al kilómetro desde el puente colgante nos volvemos a acercar al Aiguamog, que ahora transcurre todo el tiempo por nuestra izquierda. Medio kilómetro después cruzamos por primera vez la pista de tierra, que aún habrá de cruzar otra vez más, antes de llegar hasta la pequeña explanada en la que dejan los vehículos autorizados a los que se quieren evitar estos tres kilómetros y pico, que por otro lado merecen la pena recorrerse. Nos queda poco más de un kilómetro, en el que la pendiente cada vez se hace más pronunciada, hasta llegar a un circo lacustre de Colomèrs, en el que un macizo de montañas dispuestas circularmente dan cabida a unos cincuenta lagos, y en el que la lenta pero eficaz erosión del hielo ha ido esculpiendo y configurando un paisaje espectacular. Aunque el acceso al refugio ya premia el esfuerzo en un entorno de alta montaña, con escarpadas cimas que rondan los tres mil metros de altitud, como el Tuc de la Ratera y de Colomèrs y la Creu de Colomèrs, y merece la pena el recorrido por el camino de los siete lagos, nosotros al menos queremos hacer otra variante circular, que pasará por seis de los lagos, incluyendo al lago mayor de Colomèrs, en el que se encuentra la presa en su vertiente norte y el refugio en la parte oeste de dicho lago. Ahora, con rumbo sur, nos dirigimos hacia el lago Mòrt que se encuentra a poco más de medio kilómetro del refugio. Cuatrocientos metros más con rumbo sur hasta llegar al cruce que, continuando con el mismo rumbo sur nos habría permitido completar la circular entera, pero que nosotros cogemos por un sendero hacia la izquierda para llegar en otros cuatrocientos metros hasta el siguiente lago “Garghilhs de Jos”, del que nos vamos alejando tras cruzar un puente de madera. Casi un kilómetro desde dicho puente, y desde el cruce anterior con rumbo este, para llegar hasta el lago Plan, tras superar un pequeño repecho y un colladito desde el que se accede a dicho lago. Bordeando el lado oeste del mismo, para seguir con el mismo rumbo este, llegamos primero al lac Long y menos de medio kilómetro después al lac Redond. Ni que decir tiene, que en estos últimos lagos el criterio que se ha seguido para nombrarlos es su aspecto o forma. Regresamos sobre nuestros pasos hasta llegar al cruce con el lago Long, para continuar un kilómetro y medio más con rumbo primero sur hasta un colladito, y después oeste con fuerte bajada, hasta llegar al cruce de por la mañana con la presa del Colomèrs. Desde aquí, retomamos el mismo recorrido de cuatro kilómetros y pico, que por la mañana hicimos, casi todo el tiempo con rumbo sur, y que ahora lógicamente conlleva el sentido contrario.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta