Tiempo  7 horas 14 minutos

Coordenadas 1445

Fecha de subida 10 de diciembre de 2016

Fecha de realización diciembre 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
117 m
17 m
0
3,9
7,9
15,79 km

Vista 2775 veces, descargada 128 veces

cerca de Bañugues, Asturias (España)

Comenzamos la ruta en el parking de la playa de Bañugues y como estaba subiendo la marea caminamos por la acera hasta desviarnos a la dcha. y cruzar un puente de madera.
Ya en senda bien delimitada y marcada ascendemos y ya nos encontramos con señalización de la ruta P.R AS-257.
La ruta tiene un montón de toboganes que dan acceso a playas como la de Llumeres que visitamos, con edificaciones y cargaderos en ruinas y una mina tapiada.
Ascendemos para pasar cerca del acantilado y ver buceadores pescando y continuamos por bosque de eucaliptos.
Ya llegando a Cabo de Peñas a 150 m. del faro, nos desviamos a la dcha. por un pista ancha, que después se transforma en un sendero estrecho y muy pendiente y resbaladizo (lloviendo tien que ser jodio) que nos lleva directo al acantilado, cruzamos un riachuelo y vemos una pintada con un nombre y flores (alguien que tuvo un accidente).
Las vistas son impresionantes, comenzamos a subir hasta llegar al Cabo de Peñas.
El tiempo no es real, no descontó el tiempos de la comida y sobremesa.
La vuelta buscamos otras alternativas para no repetir itinerario.
Comienzo
Ensenada
Intersección
Costa
Cabo Peñas

2 comentarios

  • Foto de Luis Inclán

    Luis Inclán 21-dic-2017

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Gracias al track, se sigue bien, porque la señalización es muy deficiente. Hay una bajada impresionante (con lluvia reciente, peligrosa). El paisaje, soberbio.

  • fernian 23-jul-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Gracias a que pudimos tirar de la app para orientarnos ya que la ruta no se ve bien la señalización y preguntando los lugareños despistan por la cantidad de variantes que hay.
    A mitad de la ruta tuvimos que volver por nuestros pasos y cruzar campo a través ya que uno de los tramos de carretera estaba anegado y nos pusimos de barro literalmente hasta la rodilla.
    Menos mal que el final lo compensó ya que el restaurante del cabo de peñas estaba abierto y las cervecitas fresquitas y las tapas ayudaron a subir el animo. A la vuelta no quisimos arriesgar y bajamos directamente por la carretera. No recomendable ya que no dispone de arcén.

Si quieres, puedes o esta ruta